Un paseo por el hotel más lujoso y caro del mundo

El Burj Al Arab es considerado el hotel más lujoso del mundo. Ubicado en Dubai, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, en este lugar los exclusivos huéspedes entran en un mundo rodeado de oro, piedras preciosas y todo tipo de extravagancias dignas de Las mil y una noches. Una noche en este bellísimo hotel, cuyo nombre significa Torre de Arabia, puede llegar a costar 15,000 dólares, sin comidas.


Llama y pregunta. Con confianza. Lo máximo que podrás decir es un rotundo y contrariado "No gracias", cuando la recepcionista te diga el precio de la habitación. O un "sí" tímido, si estás dispuesto a cometer una locura monetaria o una aventura extravagante.

Llama al hotel Burj Al Arab, ubicado en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), pregunta por una habitación para dos, la más sencillita que tengan, y te dirán que -claro, que mucho gusto-, que vale apenas 4,000 dólares la noche, pero que si quieres un lujo extra, mirando a la playa, con una sala de juntas en tu propio cuarto, 'sólo' te costará de 8,000 en adelante dólares la noche.


En cualquiera de las 202 suites dúplex de este hotel cinco estrellas de lujo -miembro de los Hoteles Líderes del Mundo-, tendrás acceso a un área de comedor, sofá, escritorio completo con computador portátil, fax privado, fotocopiadora, tecnología de punta en las luces, en las cortinas y en el aire acondicionado que se activarán con el simple roce de un sensor.


La pantalla del televisor es de 42 pulgadas, pantalla plana de plasma, con opción de video y 65 canales de televisión mundial, sistema de DVD incluido en cada habitación, y otras comodidades como un Spa en el piso 18 -la cima del hotel-, con vista sobre el Golfo Pérsico, en donde se cuenta con hidroterapia, masajes orientales, dos piscinas, dos gimnasios y otros etcéteras inacabables.


Además, cada piso tiene una recepción propia, para evitar las filas, y el huésped podrá mirar en su televisor a los visitantes que lo preguntan en la recepción principal.


El servicio de recogida del aeropuerto es en limosina Rolls Royce y hay 6 restaurantes: unos en las alturas, otro entre los peces bajo el agua o unos con decoración árabe. Este hotel en forma de barco tiene una altura superior a la de la Torre Eiffel en París, con 321 metros, que lo convierte en el hotel más alto del mundo.


El Burj Al Arab fué construido sobre una isla hecha por la mano del hombre y conectada a tierra firme por una delgada vía de entrada. La obra de ingeniería comenzó en 1994. Sostenida por pilares ubicados a 40 metros bajo el nivel del mar, fue ejecutada con técnicas usadas por primera vez en la construcción de edificios en el mundo, revistiendo el vidrio con poliéster y doblándolo de un modo hasta el momento único.

Un paseo por el hotel más lujoso y caro del mundo

El Burj Al Arab es considerado el hotel más lujoso del mundo. Ubicado en Dubai, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, en este lugar los exclusivos huéspedes entran en un mundo rodeado de oro, piedras preciosas y todo tipo de extravagancias dignas de Las mil y una noches. Una noche en este bellísimo hotel, cuyo nombre significa Torre de Arabia, puede llegar a costar 15,000 dólares, sin comidas.


Llama y pregunta. Con confianza. Lo máximo que podrás decir es un rotundo y contrariado "No gracias", cuando la recepcionista te diga el precio de la habitación. O un "sí" tímido, si estás dispuesto a cometer una locura monetaria o una aventura extravagante.

Llama al hotel Burj Al Arab, ubicado en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), pregunta por una habitación para dos, la más sencillita que tengan, y te dirán que -claro, que mucho gusto-, que vale apenas 4,000 dólares la noche, pero que si quieres un lujo extra, mirando a la playa, con una sala de juntas en tu propio cuarto, 'sólo' te costará de 8,000 en adelante dólares la noche.


En cualquiera de las 202 suites dúplex de este hotel cinco estrellas de lujo -miembro de los Hoteles Líderes del Mundo-, tendrás acceso a un área de comedor, sofá, escritorio completo con computador portátil, fax privado, fotocopiadora, tecnología de punta en las luces, en las cortinas y en el aire acondicionado que se activarán con el simple roce de un sensor.


La pantalla del televisor es de 42 pulgadas, pantalla plana de plasma, con opción de video y 65 canales de televisión mundial, sistema de DVD incluido en cada habitación, y otras comodidades como un Spa en el piso 18 -la cima del hotel-, con vista sobre el Golfo Pérsico, en donde se cuenta con hidroterapia, masajes orientales, dos piscinas, dos gimnasios y otros etcéteras inacabables.


Además, cada piso tiene una recepción propia, para evitar las filas, y el huésped podrá mirar en su televisor a los visitantes que lo preguntan en la recepción principal.


El servicio de recogida del aeropuerto es en limosina Rolls Royce y hay 6 restaurantes: unos en las alturas, otro entre los peces bajo el agua o unos con decoración árabe. Este hotel en forma de barco tiene una altura superior a la de la Torre Eiffel en París, con 321 metros, que lo convierte en el hotel más alto del mundo.


El Burj Al Arab fué construido sobre una isla hecha por la mano del hombre y conectada a tierra firme por una delgada vía de entrada. La obra de ingeniería comenzó en 1994. Sostenida por pilares ubicados a 40 metros bajo el nivel del mar, fue ejecutada con técnicas usadas por primera vez en la construcción de edificios en el mundo, revistiendo el vidrio con poliéster y doblándolo de un modo hasta el momento único.