El tranvía, un medio amigable con el ambiente

FOTO: EL TIEMPO

El pasado jueves 1 de noviembre el alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera realizó un recorrido en el tranvía que llegó hasta la estación Parque Industrial, última parada ubicada al este de la ciudad.

Esta jornada fue parte de la verificación de la culminación de las obras civiles ejecutadas por el Consorcio ACTN, lo cual da los primeros indicios de cómo será la transportación en Cuenca.

Investigadores cuencanos hablan sobre el impacto social y cultural que tendrá el tranvía para la concepción de una movilidad pública dignificada y amigable con el medio ambiente, en nuestro especial Un tranvía y el cambio de Cuenca.

Pablo Osorio, investigador de la Universidad de Cuenca, explicó que la transformación de la circulación interna de las personas siempre debe tener como eje transversal la humanización de la transportación. “Es importante que la forma de movilizarse masivamente pretenda facilitar el encuentro entre diferentes, ese encuentro que le da vida a una ciudad”.

Señaló que para apuntar al cambio se debe partir de dos ejes: el consumo energético y crear ciudades más humanas.

“En la actualidad varias ciudades pretenden o apuntan hacia la reducción del consumo energético y la reducción de emisión de gases contaminantes. Las ciudades invierten en grandes proyectos de transportación pública, en autos eléctricos, en el uso de la bicicleta y en incentivar a los ciudadanos a desplazarse caminando”, dijo el investigador.

Además, Osorio destacó que las grandes inversiones que se realizan la ciudades permiten cumplir el segundo eje. En el caso de Cuenca es más fácil, porque aún conservamos características que fortalecerán la interacción social.

“Estoy seguro de que el tranvía también será una forma de que se fortalezca esta interacción”, recalcó.

Conoce más en nuestro especial Un tranvía y el cambio de Cuenca. (I)

El tranvía, un medio amigable con el ambiente

FOTO: EL TIEMPO

El pasado jueves 1 de noviembre el alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera realizó un recorrido en el tranvía que llegó hasta la estación Parque Industrial, última parada ubicada al este de la ciudad.

Esta jornada fue parte de la verificación de la culminación de las obras civiles ejecutadas por el Consorcio ACTN, lo cual da los primeros indicios de cómo será la transportación en Cuenca.

Investigadores cuencanos hablan sobre el impacto social y cultural que tendrá el tranvía para la concepción de una movilidad pública dignificada y amigable con el medio ambiente, en nuestro especial Un tranvía y el cambio de Cuenca.

Pablo Osorio, investigador de la Universidad de Cuenca, explicó que la transformación de la circulación interna de las personas siempre debe tener como eje transversal la humanización de la transportación. “Es importante que la forma de movilizarse masivamente pretenda facilitar el encuentro entre diferentes, ese encuentro que le da vida a una ciudad”.

Señaló que para apuntar al cambio se debe partir de dos ejes: el consumo energético y crear ciudades más humanas.

“En la actualidad varias ciudades pretenden o apuntan hacia la reducción del consumo energético y la reducción de emisión de gases contaminantes. Las ciudades invierten en grandes proyectos de transportación pública, en autos eléctricos, en el uso de la bicicleta y en incentivar a los ciudadanos a desplazarse caminando”, dijo el investigador.

Además, Osorio destacó que las grandes inversiones que se realizan la ciudades permiten cumplir el segundo eje. En el caso de Cuenca es más fácil, porque aún conservamos características que fortalecerán la interacción social.

“Estoy seguro de que el tranvía también será una forma de que se fortalezca esta interacción”, recalcó.

Conoce más en nuestro especial Un tranvía y el cambio de Cuenca. (I)