Transportistas con dos condiciones pendientes

Bus de transporte urbano que debe ser renovado debido a que supera los límites de opacidad permitidos en el cantón, según la ordenanza vigente.

La contratación de dos conductores por unidad es uno de los temas que debe resolver la Cámara de Transporte de Cuenca, que trabaja con el Ministerio de Trabajo para cumplir con esta exigencia.  

Menos de un año tiene la Cámara de Transporte de Cuenca para concluir la renovación de la flota vehicular, una de las condiciones establecidas en la ordenanza que norma el transporte público en Cuenca; otro pendiente de este gremio es la implementación de dos conductores por unidad.


De los 475 buses que están en circulación, 120 están renovados, eso representa aproximadamente un 30 por ciento de los buses obsoletos que deben cambiarse. Leonardo Albarracín, presidente del gremio, señaló que está pendiente la entrega de alrededor de 60 buses que no están en circulación debido a que la Empresa Municipal de Movilidad, EMOV, no ha renovado los permisos de operación de cuatro operadoras: Lancomtri, Ricaurte S.A., Uncometro y Cuencana.


Albarracín mencionó  que desde la EMOV se comunicó que por “ética no se emitirán estos permisos” y será la próxima administración la que asuma la responsabilidad de otorgarlos o no.


Adrián Castro, gerente de la EMOV, señaló que no emitirán permisos de más de 10 años en el cantón, puesto que la Ley de Eficiencia Energética, aprobada en enero, impulsa el uso de vehículos eléctricos para el transporte público urbano e interprovincial.


La ley establece que a partir del año 2025 todo vehículo que se incorpore al servicio de transporte público urbano e interparroquial deberá ser eléctrico y gozará de tarifas energéticas diferenciadas preferenciales.


La actual administración no exigió un tipo de vehículo específico, pues la ordenanza solo establece que se debe garantizar un límite de opacidad del cinco por ciento en los primeros 18 años de vida útil y un máximo del 25 por ciento en los siguientes 20 años.


Conductores
La ordenanza también plantea capacitación constante para los conductores, punto que ha sido acatado por la Cámara de Transporte, la última capacitación se desarrolló el fin de semana anterior y mañana tendrán otra.


Lo que más tiempo les ha tomado es la implementación de dos conductores en todas las unidades de transporte, reconoce Albarracín, quien señala que trabajan de la mano del Ministerio de Trabajo.


Los choferes siguen trabajando más de las ocho horas establecidas. La Cámara no ha logrado un consenso en los salarios y la carga horario.


Integración
Los transportistas esperan que la próxima administración resuelva lo que concierne a la integración con el tranvía, puesto que las negociaciones con la actual no prosperaron, debido a que la Cámara no está de acuerdo con el planteamiento del Municipio. (I)


RENOVACIÓN. Hay cuatro empresas que no pueden poner en circulación nuevos buses porque deben renovar permisos.
PERMISOS. La EMOV no emitirá permisos y estará a cargo de la próxima administración otorgarlos.
INTEGRACIÓN. Otro tema que deja pendiente la actual administración es la integración con el tranvía.
Los transportistas esperan que la próxima administración resuelva la integración con el tranvía.
120
buses nuevos están en circulación, hasta el 2020 deben cambiarse todos.

Transportistas con dos condiciones pendientes

Bus de transporte urbano que debe ser renovado debido a que supera los límites de opacidad permitidos en el cantón, según la ordenanza vigente.

La contratación de dos conductores por unidad es uno de los temas que debe resolver la Cámara de Transporte de Cuenca, que trabaja con el Ministerio de Trabajo para cumplir con esta exigencia.  

Menos de un año tiene la Cámara de Transporte de Cuenca para concluir la renovación de la flota vehicular, una de las condiciones establecidas en la ordenanza que norma el transporte público en Cuenca; otro pendiente de este gremio es la implementación de dos conductores por unidad.


De los 475 buses que están en circulación, 120 están renovados, eso representa aproximadamente un 30 por ciento de los buses obsoletos que deben cambiarse. Leonardo Albarracín, presidente del gremio, señaló que está pendiente la entrega de alrededor de 60 buses que no están en circulación debido a que la Empresa Municipal de Movilidad, EMOV, no ha renovado los permisos de operación de cuatro operadoras: Lancomtri, Ricaurte S.A., Uncometro y Cuencana.


Albarracín mencionó  que desde la EMOV se comunicó que por “ética no se emitirán estos permisos” y será la próxima administración la que asuma la responsabilidad de otorgarlos o no.


Adrián Castro, gerente de la EMOV, señaló que no emitirán permisos de más de 10 años en el cantón, puesto que la Ley de Eficiencia Energética, aprobada en enero, impulsa el uso de vehículos eléctricos para el transporte público urbano e interprovincial.


La ley establece que a partir del año 2025 todo vehículo que se incorpore al servicio de transporte público urbano e interparroquial deberá ser eléctrico y gozará de tarifas energéticas diferenciadas preferenciales.


La actual administración no exigió un tipo de vehículo específico, pues la ordenanza solo establece que se debe garantizar un límite de opacidad del cinco por ciento en los primeros 18 años de vida útil y un máximo del 25 por ciento en los siguientes 20 años.


Conductores
La ordenanza también plantea capacitación constante para los conductores, punto que ha sido acatado por la Cámara de Transporte, la última capacitación se desarrolló el fin de semana anterior y mañana tendrán otra.


Lo que más tiempo les ha tomado es la implementación de dos conductores en todas las unidades de transporte, reconoce Albarracín, quien señala que trabajan de la mano del Ministerio de Trabajo.


Los choferes siguen trabajando más de las ocho horas establecidas. La Cámara no ha logrado un consenso en los salarios y la carga horario.


Integración
Los transportistas esperan que la próxima administración resuelva lo que concierne a la integración con el tranvía, puesto que las negociaciones con la actual no prosperaron, debido a que la Cámara no está de acuerdo con el planteamiento del Municipio. (I)


RENOVACIÓN. Hay cuatro empresas que no pueden poner en circulación nuevos buses porque deben renovar permisos.
PERMISOS. La EMOV no emitirá permisos y estará a cargo de la próxima administración otorgarlos.
INTEGRACIÓN. Otro tema que deja pendiente la actual administración es la integración con el tranvía.
Los transportistas esperan que la próxima administración resuelva la integración con el tranvía.
120
buses nuevos están en circulación, hasta el 2020 deben cambiarse todos.