Sentencia de caso Mediveza va a apelación

Instalaciones de Mediveza que fueron allanadas como parte del proceso judicial que lleva a cabo la Fiscalía. Fernando Machado EL TIEMPO

El próximo jueves la Corte Provincial de Justicia analizará el pedido de apelación del único sentenciado por el caso Mediveza, en el que, de acuerdo con la Fiscalía, una empresa cuencana almacenaba y comercializaba medicinas falsas.


La defensa del caso señala que la empresa importaba medicamentos y productos naturales desde Perú con los permisos correspondientes, y los empaquetaba para su distribución. Asegura que los medicamentos caducados que se encontraron durante un allanamiento en San Miguel de Putushí no estaban en stock sino que se apilaban en un contenedor para su posterior destrucción, por lo que pide que se declare la inocencia del sentenciado en el caso.


La Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA, así como la Fiscalía, sostienen que el producto era falsificado y que las medicinas caducadas servían para redistribuirlas, algo que la defensa niega.


En caso de que la sentencia se ratifique, los acusados acudirán a instancias superiores para que se revea el proceso judicial. (I)
La audiencia de apelación de la sentencia se cumplirá el próximo 18 de julio en la Corte Provincial de Justicia del Azuay.

Sentencia de caso Mediveza va a apelación

Instalaciones de Mediveza que fueron allanadas como parte del proceso judicial que lleva a cabo la Fiscalía. Fernando Machado EL TIEMPO

El próximo jueves la Corte Provincial de Justicia analizará el pedido de apelación del único sentenciado por el caso Mediveza, en el que, de acuerdo con la Fiscalía, una empresa cuencana almacenaba y comercializaba medicinas falsas.


La defensa del caso señala que la empresa importaba medicamentos y productos naturales desde Perú con los permisos correspondientes, y los empaquetaba para su distribución. Asegura que los medicamentos caducados que se encontraron durante un allanamiento en San Miguel de Putushí no estaban en stock sino que se apilaban en un contenedor para su posterior destrucción, por lo que pide que se declare la inocencia del sentenciado en el caso.


La Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA, así como la Fiscalía, sostienen que el producto era falsificado y que las medicinas caducadas servían para redistribuirlas, algo que la defensa niega.


En caso de que la sentencia se ratifique, los acusados acudirán a instancias superiores para que se revea el proceso judicial. (I)
La audiencia de apelación de la sentencia se cumplirá el próximo 18 de julio en la Corte Provincial de Justicia del Azuay.