Se contrató pavimentación para las principales vías de la provincia

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Jorge Marún, firmó ayer el contrato con Manuel Fontana, representante de la compañía cuencana, Fopeca, para la pavimentación rígida en todo el trayecto hasta, cuya longitud es de 11.92 kilómetros

Cuenca. El acto se cumplió en el salón de Próceres de la Gobernación del Azuay, a las 11:30, asistió también el ministro coordinador de Áreas Estratégicas, Derlys Palacios, el gobernador Oswaldo Larriva y demás autoridades de Cuenca y la provincia.

Es una obra con características que permitirán ir de Cuenca a Guayaquil y viceversa, en un lapso de dos horas, dijo el ministro Jorge Marún, quien pidió disculpas por el retraso en la contratación. “El contrato pudo firmarse hace dos meses pero yo lo retrasé debido a los problemas de derrumbes y deslizamientos, situación que requería una profundización en los estudios para lograr la estabilización necesaria”, expresó el secretario de Estado.

En la obra se emplearán 200 personas entre técnicos y obreros; se colocará una capa de hormigón de 20 centímetros de espesor; se intervendrá con tres frentes, para ello se instalarán tres campamentos, en Tamarindo, Molleturo y Sayausí. Desde hace dos meses se está colaborando con la subsecretaría del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP, en la limpieza de derrumbes y desde este viernes se movilizará la maquinaria, informó el director técnico de la constructora, Medardo Ríos.

Se contrató pavimentación para las principales vías de la provincia

Cuenca. El acto se cumplió en el salón de Próceres de la Gobernación del Azuay, a las 11:30, asistió también el ministro coordinador de Áreas Estratégicas, Derlys Palacios, el gobernador Oswaldo Larriva y demás autoridades de Cuenca y la provincia.

Es una obra con características que permitirán ir de Cuenca a Guayaquil y viceversa, en un lapso de dos horas, dijo el ministro Jorge Marún, quien pidió disculpas por el retraso en la contratación. “El contrato pudo firmarse hace dos meses pero yo lo retrasé debido a los problemas de derrumbes y deslizamientos, situación que requería una profundización en los estudios para lograr la estabilización necesaria”, expresó el secretario de Estado.

En la obra se emplearán 200 personas entre técnicos y obreros; se colocará una capa de hormigón de 20 centímetros de espesor; se intervendrá con tres frentes, para ello se instalarán tres campamentos, en Tamarindo, Molleturo y Sayausí. Desde hace dos meses se está colaborando con la subsecretaría del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP, en la limpieza de derrumbes y desde este viernes se movilizará la maquinaria, informó el director técnico de la constructora, Medardo Ríos.