Reparación del puente Sixto Durán Ballén empezará el lunes

FOTO: Archivo EL TIEMPO

Desde el lunes 19 de agosto del 2019, el puente Sixto Durán Ballén permanecerá cerrado a la circulación vehicular, debido a las obras de reparación del tramo 2 de esta estructura.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP, informó que invertirá $ 169 mil más IVA en esta obra, que se ejecutará en un plazo de dos meses.

En abril del 2019, un informe de Riesgos alertó del peligro de esta infraestructura. La Dirección de Tránsito colocó señalización para evitar el paso de vehículos pesados.

De acuerdo con un informe técnico del MTOP, el diseño original del puente tiene una resistencia para vehículos de hasta 33 toneladas de peso, sin  embargo, circulan contenedores y tanqueros de tonelaje superior. Con estos trabajos se espera recuperar los niveles de servicio y resistencia para una carga de hasta 45 toneladas.

Los trabajos que se ejecutarán son:demolición de losa, veredas y pasamanos; retiro de vigas, hormigón y hierro; y, confección de vigas de acero en taller, lanzamiento de vigas, confección de encofrado, fundición de losa de hormigón y construcción de veredas y pasamanos.

El Ministerio definió un plan de contingencia para la intervención, con el fin de minimizar las molestias a los usuarios del puente y de la vía. José Jaramillo, subsecretario Zonal 6 del MTOP, explicó que los tres carriles del sentido Cuenca - Azogues se cerrarán en una longitud de 140 metros, en el área donde se ubica el puente; para ello, los carriles del sentido contrario serán provisionalmente bidireccionales para el flujo vehicular. Habrá señalización preventiva para anunciar los cruces y desvíos.

Para que la circulación de peatones sea segura, se instalarán, de manera temporal, semáforos en la zona de los desvíos de la vía, así como pasos cebras y habrá presencia de agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador, CTE, para controlar el paso.

En cuanto al transporte público que transita por esta estructura, la Dirección de Gestión de Movilidad del Municipio de Cuenca coordinó con la Cámara de Transporte las rutas que deberán tomar y la modificación del recorrido habitual de la línea número 28. Habrá trasbordos para que los pasajeros puedan completar sus trayectos.

Para los vehículos particulares, el punto de retorno hacia Cuenca o Azogues será el intercambiador de Guangarcucho y como rutas alternas estarán disponibles la Panamericana antigua y las calles internas de las parroquias Nulti y LLacao. (I)

Reparación del puente Sixto Durán Ballén empezará el lunes

FOTO: Archivo EL TIEMPO

Desde el lunes 19 de agosto del 2019, el puente Sixto Durán Ballén permanecerá cerrado a la circulación vehicular, debido a las obras de reparación del tramo 2 de esta estructura.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP, informó que invertirá $ 169 mil más IVA en esta obra, que se ejecutará en un plazo de dos meses.

En abril del 2019, un informe de Riesgos alertó del peligro de esta infraestructura. La Dirección de Tránsito colocó señalización para evitar el paso de vehículos pesados.

De acuerdo con un informe técnico del MTOP, el diseño original del puente tiene una resistencia para vehículos de hasta 33 toneladas de peso, sin  embargo, circulan contenedores y tanqueros de tonelaje superior. Con estos trabajos se espera recuperar los niveles de servicio y resistencia para una carga de hasta 45 toneladas.

Los trabajos que se ejecutarán son:demolición de losa, veredas y pasamanos; retiro de vigas, hormigón y hierro; y, confección de vigas de acero en taller, lanzamiento de vigas, confección de encofrado, fundición de losa de hormigón y construcción de veredas y pasamanos.

El Ministerio definió un plan de contingencia para la intervención, con el fin de minimizar las molestias a los usuarios del puente y de la vía. José Jaramillo, subsecretario Zonal 6 del MTOP, explicó que los tres carriles del sentido Cuenca - Azogues se cerrarán en una longitud de 140 metros, en el área donde se ubica el puente; para ello, los carriles del sentido contrario serán provisionalmente bidireccionales para el flujo vehicular. Habrá señalización preventiva para anunciar los cruces y desvíos.

Para que la circulación de peatones sea segura, se instalarán, de manera temporal, semáforos en la zona de los desvíos de la vía, así como pasos cebras y habrá presencia de agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador, CTE, para controlar el paso.

En cuanto al transporte público que transita por esta estructura, la Dirección de Gestión de Movilidad del Municipio de Cuenca coordinó con la Cámara de Transporte las rutas que deberán tomar y la modificación del recorrido habitual de la línea número 28. Habrá trasbordos para que los pasajeros puedan completar sus trayectos.

Para los vehículos particulares, el punto de retorno hacia Cuenca o Azogues será el intercambiador de Guangarcucho y como rutas alternas estarán disponibles la Panamericana antigua y las calles internas de las parroquias Nulti y LLacao. (I)