USD 6’487.464 se debe recuperar del tranvía

Patio taller del Proyecto Tranvía en la avenida México y Unidad Nacional, donde permanecen las unidades del sistema de movilidad.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

El monto corresponde al cobro de multas por retrasos en las obras civiles y a pagos que, según la Contraloría, se calcularon de manera errónea para resolver un conflicto de mediación en la Procuraduría. 

Los retrasos en las obras civiles del tranvía a cargo del consorcio ACTN, generaron multas por 4’800.000 dólares. Esto sumado a los pedidos de Contraloría sobre la recuperación de valores pagados en más al consorcio CITA, y las multas acumuladas entre el 2017 y 2018, completan una suma de 6’487.464 dólares que el Municipio debe recuperar.

La directora del tranvía, Carolina Ormaza, indicó que las multas notificadas al consorcio ACTN fueron motivo de un proceso de mediación que finalmente no llegó a un acuerdo.

El Municipio determinó que ese dinero debe ser cobrado, pero la contratista aún puede impugnar el pago mediante un arbitraje en la Cámara de Comercio de Quito y luego ante un tribunal contencioso administrativo si lo requiere.

Sobre la misma contratista recaen multas por 44.000 dólares, aplicadas en las primeras nueve facturas pagadas a ACTN. Los motivos incluyen no presentar información solicitada por la gerencia y fiscalización del proyecto, incumplimientos de los aspectos laborales y ambientales, y falencias en obras menores como recubrimiento de cables.

Por otra parte, el Municipio mantiene una controversia con el consorcio CITA por un informe de Contraloría donde se señala que durante el acuerdo de mediación ante la Procuraduría por la permanencia de la empresa en Cuenca, se calcularon rubros de manera errónea por un total de 1’687.420 dólares.

CITA no pudo efectuar sus trabajos en el plazo requerido ante el retraso en las obras encargadas al consorcio CCRC, que debía entregar las parte civil para la implementación tecnológica. Esto derivó en un reclamo por el que el Municipio pago 8’773.216 dólares en octubre del 2017, cuando debía cancelar 7’085.769 dólares.

Ormaza indicó que se ha elevado una consulta a la Contraloría General del Estado sobre la forma en la que se deben cobrar dichos valores, que también pueden ser impugnados por CITA a través de un proceso judicial.

Contrato
La empresa Alstom es parte de los dos consorcios a los que el Municipio debe cobrar valores, y también es la principal opción de contratista para el mantenimiento del tranvía.

El alcalde Pedro Palacios informó que el gobierno local resolverá la nueva contratación con Alstom hasta finales de mes. “Se está analizando las propuestas técnicas, que pueden ser una asistencia por siete meses o un contrato para cuatro años”, dijo Palacios. En caso de darse la segunda opción, el nuevo contrato para el tranvía tendrá un valor de 15’000.000 de dólares por cuatro años de servicios. (I)

USD 6’487.464 se debe recuperar del tranvía

Patio taller del Proyecto Tranvía en la avenida México y Unidad Nacional, donde permanecen las unidades del sistema de movilidad.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

El monto corresponde al cobro de multas por retrasos en las obras civiles y a pagos que, según la Contraloría, se calcularon de manera errónea para resolver un conflicto de mediación en la Procuraduría. 

Los retrasos en las obras civiles del tranvía a cargo del consorcio ACTN, generaron multas por 4’800.000 dólares. Esto sumado a los pedidos de Contraloría sobre la recuperación de valores pagados en más al consorcio CITA, y las multas acumuladas entre el 2017 y 2018, completan una suma de 6’487.464 dólares que el Municipio debe recuperar.

La directora del tranvía, Carolina Ormaza, indicó que las multas notificadas al consorcio ACTN fueron motivo de un proceso de mediación que finalmente no llegó a un acuerdo.

El Municipio determinó que ese dinero debe ser cobrado, pero la contratista aún puede impugnar el pago mediante un arbitraje en la Cámara de Comercio de Quito y luego ante un tribunal contencioso administrativo si lo requiere.

Sobre la misma contratista recaen multas por 44.000 dólares, aplicadas en las primeras nueve facturas pagadas a ACTN. Los motivos incluyen no presentar información solicitada por la gerencia y fiscalización del proyecto, incumplimientos de los aspectos laborales y ambientales, y falencias en obras menores como recubrimiento de cables.

Por otra parte, el Municipio mantiene una controversia con el consorcio CITA por un informe de Contraloría donde se señala que durante el acuerdo de mediación ante la Procuraduría por la permanencia de la empresa en Cuenca, se calcularon rubros de manera errónea por un total de 1’687.420 dólares.

CITA no pudo efectuar sus trabajos en el plazo requerido ante el retraso en las obras encargadas al consorcio CCRC, que debía entregar las parte civil para la implementación tecnológica. Esto derivó en un reclamo por el que el Municipio pago 8’773.216 dólares en octubre del 2017, cuando debía cancelar 7’085.769 dólares.

Ormaza indicó que se ha elevado una consulta a la Contraloría General del Estado sobre la forma en la que se deben cobrar dichos valores, que también pueden ser impugnados por CITA a través de un proceso judicial.

Contrato
La empresa Alstom es parte de los dos consorcios a los que el Municipio debe cobrar valores, y también es la principal opción de contratista para el mantenimiento del tranvía.

El alcalde Pedro Palacios informó que el gobierno local resolverá la nueva contratación con Alstom hasta finales de mes. “Se está analizando las propuestas técnicas, que pueden ser una asistencia por siete meses o un contrato para cuatro años”, dijo Palacios. En caso de darse la segunda opción, el nuevo contrato para el tranvía tendrá un valor de 15’000.000 de dólares por cuatro años de servicios. (I)