Recolección de basura se restablece en Cuenca

Personal de la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, ejecuta la recolección de basura en el mercado El Arenal para trasladarla al relleno sanitario.

El servicio de recolección de basura se normalizó ayer luego de que los carros recolectores pudieron acceder al relleno sanitario de Pichacay, en la parroquia Santa Ana para depositar la basura acumulada.


Así lo dio a conocer la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, y dispuso el recorrido de sus unidades para recolectar la basura, que llegaba aproximadamente a las 1.200 toneladas de desperdicios sin recolectar debido al paro.


Pedro Palacios, alcalde de la ciudad, señaló que mantuvieron un diálogo con los moradores de la parroquia Santa Ana, quienes accedieron a dar paso a los recolectores.


Los vehículos circularán por los diferentes sectores de la ciudad en los horarios y días establecidos para la recolección, la EMAC solicitó a los ciudadanos respetarlos y no sacar las bolsas fuera de elos horarios para evitar que se rompan. (I)

Recolección de basura se restablece en Cuenca

Personal de la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, ejecuta la recolección de basura en el mercado El Arenal para trasladarla al relleno sanitario.

El servicio de recolección de basura se normalizó ayer luego de que los carros recolectores pudieron acceder al relleno sanitario de Pichacay, en la parroquia Santa Ana para depositar la basura acumulada.


Así lo dio a conocer la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, y dispuso el recorrido de sus unidades para recolectar la basura, que llegaba aproximadamente a las 1.200 toneladas de desperdicios sin recolectar debido al paro.


Pedro Palacios, alcalde de la ciudad, señaló que mantuvieron un diálogo con los moradores de la parroquia Santa Ana, quienes accedieron a dar paso a los recolectores.


Los vehículos circularán por los diferentes sectores de la ciudad en los horarios y días establecidos para la recolección, la EMAC solicitó a los ciudadanos respetarlos y no sacar las bolsas fuera de elos horarios para evitar que se rompan. (I)