Productores apuestan a la asociatividad EPS

Organizaciones de la Economía Popular y Solidaria celebran la asociatividad, una forma de producción, redistribución de la riqueza y generación de fuentes de empleo, a través de la provisión de herramientas a los actores de este sector económico.
Prograserviv otorga productos directamente desde los campos de los socios productores a los clientes de las diversas cadenas de comercialización. Cortesía

En este sentido, el Instituto de Economía Popular y Solidaria, IEPS, en la búsqueda de innovar su modelo de gestión se ha orientado a la especialización de servicios, el fortalecimiento de las organizaciones y el posicionamiento de la EPS, ajustándose de manera efectiva a las demandas actuales de sus usuarios y garantizando su acceso a servicios de calidad.
Javier Vélez, presidente de la Cooperativa de Producción Agrícola, Ganadera y Servicios de Alimentación para Vivir Mejor, Prograserviv, informó que este emprendimiento nació de la necesidad de que pequeños productores cuenten con un espacio para expender y comercializar sus productos y tener ingresos estables.

Comercialización
Eulalia Álvarez, socia de Prograserviv, posee una granja pequeña en la que produce un total de 25 variedades de vegetales como lechugas, brócoli, zanahorias, nabo, coliflor, col, entre otros.
“A través de la cooperativa, tengo mis clientes, por lo que producimos en variedad más que en cantidad, y con la Cooperativa tenemos una venta segura”.
Como ella, existen otros 79 granjeros que proveen a la Cooperativa de frutas para la elaboración de pulpa y la comercialización directa de los cárnicos y hortalizas.
Es así que, en las grandes cadenas, sus productos son comercializados por medio de los ecomercados 'Gran Sol', marca que nace de la cooperativa y que están situadas en lugares estratégicos en Cuenca, donde se ofrecen productos agroecológicos y cárnicos provenientes de animales criados sin químicos, aseguró Alfredo Robles, gerente de la organización Prograserviv.
Hugo Ochoa, representante del IEPS, sostuvo que el número de productores que le apuestan a la asociatividad, “en lo que corresponde a las compras públicas, es importante la articulación que se ha generado, por lo que actualmente existen 15.000 organizaciones, lo cual demuestra que la contratación pública es la principal fuente de empleo para este grupo de productores”.
Además, indicó que se ha articulado productos y servicios de la EPS a los mercados público y privado, que, en lo que va del año, alcanza un monto aproximado de 76´897.573,59, lo que ha beneficiado a 627 organizaciones y 1.438 unidades económicas, de todo el país, generando 6.196 plazas de empleo.

Acciones
Un nuevo proyecto se perfila en las líneas estratégicas de la EPS, por lo que, para el 2018, según informó Ochoa, será implementado el programa Incuba EPS, que tiene como objetivo brindar un acompañamiento integral a los emprendimientos, “a fin de que alcancen las condiciones necesarias que les permitan satisfacer la demanda del mercado local con miras a su internacionalización”.
En el momento existen 63 postulaciones de organizaciones, de estas, 23 son del sector artesanal: alimentos procesados, metalmecánica, turismo y reciclaje, entre otros, que fueron preseleccionadas y se encuentran en la fase de preincubación, donde reciben acompañamiento para la elaboración de su proyecto.
Otro proyecto para celebrar el mes de la EPS es la firma de un convenio entre el Gobierno de Ecuador y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA, para la ejecución por parte del IEPS, del proyecto ‘Fortalecimiento de los Actores Rurales de la Economía Popular y Solidaria’, FAREPS.
Según Ochoa, el proyecto está previsto iniciar en enero de 2018 y beneficiará a 20.000 familias en condiciones de pobreza y vulnerabilidad, localizadas en 34 cantones de las provincias de Guayas, Los Ríos, Azuay, Morona Santiago y Zamora Chinchipe, según lo informó el funcionario del IEPS. (SAM) (I)

Cuenca. 

Productores apuestan a la asociatividad EPS

Prograserviv otorga productos directamente desde los campos de los socios productores a los clientes de las diversas cadenas de comercialización. Cortesía

En este sentido, el Instituto de Economía Popular y Solidaria, IEPS, en la búsqueda de innovar su modelo de gestión se ha orientado a la especialización de servicios, el fortalecimiento de las organizaciones y el posicionamiento de la EPS, ajustándose de manera efectiva a las demandas actuales de sus usuarios y garantizando su acceso a servicios de calidad.
Javier Vélez, presidente de la Cooperativa de Producción Agrícola, Ganadera y Servicios de Alimentación para Vivir Mejor, Prograserviv, informó que este emprendimiento nació de la necesidad de que pequeños productores cuenten con un espacio para expender y comercializar sus productos y tener ingresos estables.

Comercialización
Eulalia Álvarez, socia de Prograserviv, posee una granja pequeña en la que produce un total de 25 variedades de vegetales como lechugas, brócoli, zanahorias, nabo, coliflor, col, entre otros.
“A través de la cooperativa, tengo mis clientes, por lo que producimos en variedad más que en cantidad, y con la Cooperativa tenemos una venta segura”.
Como ella, existen otros 79 granjeros que proveen a la Cooperativa de frutas para la elaboración de pulpa y la comercialización directa de los cárnicos y hortalizas.
Es así que, en las grandes cadenas, sus productos son comercializados por medio de los ecomercados 'Gran Sol', marca que nace de la cooperativa y que están situadas en lugares estratégicos en Cuenca, donde se ofrecen productos agroecológicos y cárnicos provenientes de animales criados sin químicos, aseguró Alfredo Robles, gerente de la organización Prograserviv.
Hugo Ochoa, representante del IEPS, sostuvo que el número de productores que le apuestan a la asociatividad, “en lo que corresponde a las compras públicas, es importante la articulación que se ha generado, por lo que actualmente existen 15.000 organizaciones, lo cual demuestra que la contratación pública es la principal fuente de empleo para este grupo de productores”.
Además, indicó que se ha articulado productos y servicios de la EPS a los mercados público y privado, que, en lo que va del año, alcanza un monto aproximado de 76´897.573,59, lo que ha beneficiado a 627 organizaciones y 1.438 unidades económicas, de todo el país, generando 6.196 plazas de empleo.

Acciones
Un nuevo proyecto se perfila en las líneas estratégicas de la EPS, por lo que, para el 2018, según informó Ochoa, será implementado el programa Incuba EPS, que tiene como objetivo brindar un acompañamiento integral a los emprendimientos, “a fin de que alcancen las condiciones necesarias que les permitan satisfacer la demanda del mercado local con miras a su internacionalización”.
En el momento existen 63 postulaciones de organizaciones, de estas, 23 son del sector artesanal: alimentos procesados, metalmecánica, turismo y reciclaje, entre otros, que fueron preseleccionadas y se encuentran en la fase de preincubación, donde reciben acompañamiento para la elaboración de su proyecto.
Otro proyecto para celebrar el mes de la EPS es la firma de un convenio entre el Gobierno de Ecuador y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA, para la ejecución por parte del IEPS, del proyecto ‘Fortalecimiento de los Actores Rurales de la Economía Popular y Solidaria’, FAREPS.
Según Ochoa, el proyecto está previsto iniciar en enero de 2018 y beneficiará a 20.000 familias en condiciones de pobreza y vulnerabilidad, localizadas en 34 cantones de las provincias de Guayas, Los Ríos, Azuay, Morona Santiago y Zamora Chinchipe, según lo informó el funcionario del IEPS. (SAM) (I)

Cuenca.