Preseas a excelencia y a labor social en Cuenca

El viernes, día de la celebración de los 462 años de Fundación española de la ciudad, se entregó reconocimientos a protagonistas de servicios sociales, educativos y culturales que aportan a la urbe. 


El servicio educativo, social, cultural, deportivo y proyectos arquitectónicos, que embellecen a la ciudad, serán reconocidos en la Sesión Solemne por los 462 años de Fundación española.


Nueve preseas y tres reconocimientos se entregaron el viernes en la Sesión Solemne por los 462 años de fundación española de Cuenca. La presea Santa Ana de los Ríos de Cuenca, la primera de las dos de mayor importancia, se la entregaron al colegio Herlinda Toral, que el próximo mes cumplirá 95 años de fundación.


La presea Virrey Hurtado de Mendoza, segunda en importancia que se entrega a la persona o institución que haya prestado servicio social a la ciudad de forma excepcional, fue entregada a la Posada San Francisco, local que brinda comida y refugio temporal a unos 70 adultos mayores y personas en condición de mendicidad, además que en el último año se ha convertido en un refugio para cientos de migrantes que huyen de la crisis en Venezuela.


La insignia Hermano Miguel, al mérito docente, fue otorgada al profesor Enrique Gavilanes, quien ha dedicado su vida a la enseñanza en la parroquia Paccha, y a Clarita Vinueza, docente que imparte clases en las periferias. (I)

Preseas a excelencia y a labor social en Cuenca

El viernes, día de la celebración de los 462 años de Fundación española de la ciudad, se entregó reconocimientos a protagonistas de servicios sociales, educativos y culturales que aportan a la urbe. 


El servicio educativo, social, cultural, deportivo y proyectos arquitectónicos, que embellecen a la ciudad, serán reconocidos en la Sesión Solemne por los 462 años de Fundación española.


Nueve preseas y tres reconocimientos se entregaron el viernes en la Sesión Solemne por los 462 años de fundación española de Cuenca. La presea Santa Ana de los Ríos de Cuenca, la primera de las dos de mayor importancia, se la entregaron al colegio Herlinda Toral, que el próximo mes cumplirá 95 años de fundación.


La presea Virrey Hurtado de Mendoza, segunda en importancia que se entrega a la persona o institución que haya prestado servicio social a la ciudad de forma excepcional, fue entregada a la Posada San Francisco, local que brinda comida y refugio temporal a unos 70 adultos mayores y personas en condición de mendicidad, además que en el último año se ha convertido en un refugio para cientos de migrantes que huyen de la crisis en Venezuela.


La insignia Hermano Miguel, al mérito docente, fue otorgada al profesor Enrique Gavilanes, quien ha dedicado su vida a la enseñanza en la parroquia Paccha, y a Clarita Vinueza, docente que imparte clases en las periferias. (I)