Plan de uso de suelo, para el próximo Concejo

El uso de suelo para vivienda es uno de los temas que se reglamenta en el Plan de Uso y Gestión de Suelo de Cuenca.

El Plan de uso y Gestión de Suelo, PUGS, fue presentado ayer y debe aprobarse una ordenanza para su aplicación. Desde agosto del año pasado se trabajó en la construcción de este documento.

Alrededor de ocho meses tomó la elaboración del Plan de uso y Gestión de Suelo, PUGS, que fue elaborado en coordinación con ONU Hábitat y presentado ayer por el Municipio de Cuenca.


Este documento es una herramienta para planificar el crecimiento de la ciudad y debe ser aprobado pro el Concejo Cantonal para su aplicación.
El Plan define las reglas para usar, ocupar o transformar los predios dentro del cantón. Se desarrolló en el área urbana de Cuenca y en sus 21 parroquias rurales, explicó el alcalde Marcelo Cabrera.


La autoridad aseguró que este plan  responde a las necesidades  de la población: “Será una herramienta que permitirá afrontar, orientar y controlar el crecimiento de la ciudad y planear de manera estratégica”.


El documento tendrá una vigencia de 12 años y contiene las condiciones de regulación para el uso y ocupación del suelo urbano y rural  que mejore las condiciones de conectividad urbano-rural para el acceso a los bienes y servicios públicos.


Cuenca es la primera ciudad del país en contar con esta herramienta y, según Roberto Lippi, coordinador de ONU Hábitat para los países andinos, se convierte en un referente para que otros municipios repliquen esta actividad.


Durante cuatro años se desarrollaron iniciativas para entender cómo se debía estructurar el uso y gestión del suelo.
“El proyecto establece un balance entre el aprovechamiento del suelo, así como el distribuir los costos y los beneficios para consolidar una mejor ciudad que garantice la calidad de vida”, puntualizó Lippi.


La próxima administración debe poner en marcha el plan. (I)
El documento tendrá una vigencia de 12 años y contiene las condiciones de regulación para el uso y ocupación del suelo urbano y rural.  

Plan de uso de suelo, para el próximo Concejo

El uso de suelo para vivienda es uno de los temas que se reglamenta en el Plan de Uso y Gestión de Suelo de Cuenca.

El Plan de uso y Gestión de Suelo, PUGS, fue presentado ayer y debe aprobarse una ordenanza para su aplicación. Desde agosto del año pasado se trabajó en la construcción de este documento.

Alrededor de ocho meses tomó la elaboración del Plan de uso y Gestión de Suelo, PUGS, que fue elaborado en coordinación con ONU Hábitat y presentado ayer por el Municipio de Cuenca.


Este documento es una herramienta para planificar el crecimiento de la ciudad y debe ser aprobado pro el Concejo Cantonal para su aplicación.
El Plan define las reglas para usar, ocupar o transformar los predios dentro del cantón. Se desarrolló en el área urbana de Cuenca y en sus 21 parroquias rurales, explicó el alcalde Marcelo Cabrera.


La autoridad aseguró que este plan  responde a las necesidades  de la población: “Será una herramienta que permitirá afrontar, orientar y controlar el crecimiento de la ciudad y planear de manera estratégica”.


El documento tendrá una vigencia de 12 años y contiene las condiciones de regulación para el uso y ocupación del suelo urbano y rural  que mejore las condiciones de conectividad urbano-rural para el acceso a los bienes y servicios públicos.


Cuenca es la primera ciudad del país en contar con esta herramienta y, según Roberto Lippi, coordinador de ONU Hábitat para los países andinos, se convierte en un referente para que otros municipios repliquen esta actividad.


Durante cuatro años se desarrollaron iniciativas para entender cómo se debía estructurar el uso y gestión del suelo.
“El proyecto establece un balance entre el aprovechamiento del suelo, así como el distribuir los costos y los beneficios para consolidar una mejor ciudad que garantice la calidad de vida”, puntualizó Lippi.


La próxima administración debe poner en marcha el plan. (I)
El documento tendrá una vigencia de 12 años y contiene las condiciones de regulación para el uso y ocupación del suelo urbano y rural.