Pases del Niño caracterizan la temporada

El pase del Niño es una fiesta tradicional cuyo objetivo es celebrar el nacimiento del Niño Jesús. Esta manifestación religiosa tiene una riqueza de simbolismos sagrados y sociales en los que se conjugan tradiciones indígenas y mestizas.
Pase del Niño Rey celebrado ayer en el sector de Totoracocha.

En la ciudad se expresa el fervor religioso a través de varios pases del Niño. El pase del Divino Niño organizado por Cecilia Loja, Laura Crespo y Cecilia Arpi, se lo realiza desde hace 16 años por iniciativa del padre Stalin Enríquez, quien implantó esta tradición en los moradores de la iglesia Corazón de Jesús.

Los preparativos se realizan con un  mes de anticipación en el cual se consigue la colaboración de los moradores del sector, quienes por la fe que tienen en el Niño Jesús lo hacen desprendidamente.

Pase del Niño Rey

Según Juan Velásquez, hijo político de la precursora del pase del Niño Rey, América Moreno, desde hace 50 años, este es el más grande de Totoracocha, para lo cual se organizan durante todo un año mediante bingos o donativos familiares, que les permita recaudar fondos para realizar anualmente esta tradición.

Una de las novedades de esta pasada, también celebrada ayer, fue el observar personas adultas disfrazadas como pastores. "La iniciativa de disfrazarnos de esta manera fue para revivir el entusiasmo que sentíamos en la niñez cuando participábamos en la pasada que organizaba América Moreno, quien se encontró en la calle al Niño a quien le debemos muchos favores que han ocurrido en nuestras vidas", manifestó Vicente Parra, prioste de la pasada.

Manifestación

Las diferentes pasadas que se realizan hasta los días próximos a Carnaval, sirven para celebrar el nacimiento de Jesús y el hecho que se hizo hombre para salvar a la humanidad, por lo cual los católicos expresan esta alegría en los colores y música que acompañan al Niño en su recorrido, indicó fray César Quiñónez, de la iglesia de Santo Domingo.

Pases del Niño caracterizan la temporada

Pase del Niño Rey celebrado ayer en el sector de Totoracocha.

En la ciudad se expresa el fervor religioso a través de varios pases del Niño. El pase del Divino Niño organizado por Cecilia Loja, Laura Crespo y Cecilia Arpi, se lo realiza desde hace 16 años por iniciativa del padre Stalin Enríquez, quien implantó esta tradición en los moradores de la iglesia Corazón de Jesús.

Los preparativos se realizan con un  mes de anticipación en el cual se consigue la colaboración de los moradores del sector, quienes por la fe que tienen en el Niño Jesús lo hacen desprendidamente.

Pase del Niño Rey

Según Juan Velásquez, hijo político de la precursora del pase del Niño Rey, América Moreno, desde hace 50 años, este es el más grande de Totoracocha, para lo cual se organizan durante todo un año mediante bingos o donativos familiares, que les permita recaudar fondos para realizar anualmente esta tradición.

Una de las novedades de esta pasada, también celebrada ayer, fue el observar personas adultas disfrazadas como pastores. "La iniciativa de disfrazarnos de esta manera fue para revivir el entusiasmo que sentíamos en la niñez cuando participábamos en la pasada que organizaba América Moreno, quien se encontró en la calle al Niño a quien le debemos muchos favores que han ocurrido en nuestras vidas", manifestó Vicente Parra, prioste de la pasada.

Manifestación

Las diferentes pasadas que se realizan hasta los días próximos a Carnaval, sirven para celebrar el nacimiento de Jesús y el hecho que se hizo hombre para salvar a la humanidad, por lo cual los católicos expresan esta alegría en los colores y música que acompañan al Niño en su recorrido, indicó fray César Quiñónez, de la iglesia de Santo Domingo.