11 parroquias sensibles a extracción de especies

El Ministerio del Ambiente, junto a la CGA y la Policía Nacional realizarán controles para evitar la sustracción y comercialización de musgo, bromelias, orquídeas y otras variedades vegetales.
La extracción de musgo afecta el ecosistema, ya que se produce disminución de agua, desertificación y erosión.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Once parroquias de Cuenca son consideradas como zonas sensibles a la extracción de especies como musgos, bromelias, helechos, orquídeas y otras plantas que son comercializadas en época navideña.

El Ministerio del Ambiente, MAE, informó que entre las zonas de mayor afectación están: Tarqui, Molleturo, Sinincay, Sayausí, así como los cantones Sígsig, Gualaceo y Chordeleg.

Fernando Juela, técnico de Vida Silvestre del MAE, explicó que la extracción de musgo afecta el ecosistema, puesto que se produce disminución de agua, desertificación y erosión. La sustracción de especies silvestres está prohibida ya que reduce la biodiversidad y deteriora el paisaje.

Mencionó que para reducir la remoción de musgo y otras especies, hasta el 21 de diciembre estará activa la campaña ‘No arranques la piel de los bosques’, que tendrá el apoyo de la Policía Nacional y la Comisión de Gestión Ambiental, CGA.

Explicó que realizarán operativos en carreteras, mercados y locales comerciales de toda la provincia. Según los registros del MAE el 2013 fue el año de mayor decomisos con 19 sacos de musgo, 37 bromelias y 208 orquídeas. En 2016 se decomisó una bromelia y 60 orquídeas y en 2017, 67 orquídeas. En los dos últimos años no hubo decomiso de musgo.

Por su parte, Catalina Albán, directora de la CGA, informó que desde la dependencia se reportó el decomiso de dos sacos de musgos en el 2016 y otro en el 2017, por lo que este año se suman nuevamente a la campaña para intensificar los controles en diferentes puntos de la ciudad.

“La tendencia va a la baja, sin embargo, esperamos no encontrarnos con nada este año. Es importante decirle a la ciudadanía que no compre estas especies. Si deja de hacerlo, contribuye con el ambiente”, dijo Albán.

Alfredo Puga, delegado de la Subzona de Policía del Azuay, indicó que desplegarán personal de la institución para evitar la extracción y decomisar.
Paúl Vintimilla, subgerente de gestión ambiental de la Empresa de Telecomunicaciones, Alcantarillado y Agua Potable, ETAPA, informó que harán un control intensivo en el Parque Nacional Cajas con los guardaparques.

“Vigilaremos todo vehículo para comprobar que no trasladen material vegetal que pueda ser comercializado en Cuenca o en otros cantones. Esperamos que no se trafique con especies silvestres”, dijo.

La extracción de especies vegetales amenazadas y su comercio ilegal está penado con prisión de uno a tres años de acuerdo con el Código Orgánico Integral Penal, COIP, además, multas que van de 500 a 1.000 salarios básicos unificados. (I)

DATOS
-Controles. Se realizarán operativos en carreteras, mercados y locales comerciales de toda la provincia.
-Penalidad. De uno a tres años de prisión y multas de 500 a 1.000 salarios básicos unificados son las sanciones.
-Decomiso. La Policía Nacional realizará el decomiso de las especies que tienen prohibición de comercializarse.

DESTACADO
Hasta el 21 de diciembre se ejecutará la campaña ‘No arranques la piel de los bosques’ para evitar la venta de especies.

LA CIFRA
3
sacos de musgo decomisó la CGA en 2016 y 2017 en los operativos.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

11 parroquias sensibles a extracción de especies

La extracción de musgo afecta el ecosistema, ya que se produce disminución de agua, desertificación y erosión.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Once parroquias de Cuenca son consideradas como zonas sensibles a la extracción de especies como musgos, bromelias, helechos, orquídeas y otras plantas que son comercializadas en época navideña.

El Ministerio del Ambiente, MAE, informó que entre las zonas de mayor afectación están: Tarqui, Molleturo, Sinincay, Sayausí, así como los cantones Sígsig, Gualaceo y Chordeleg.

Fernando Juela, técnico de Vida Silvestre del MAE, explicó que la extracción de musgo afecta el ecosistema, puesto que se produce disminución de agua, desertificación y erosión. La sustracción de especies silvestres está prohibida ya que reduce la biodiversidad y deteriora el paisaje.

Mencionó que para reducir la remoción de musgo y otras especies, hasta el 21 de diciembre estará activa la campaña ‘No arranques la piel de los bosques’, que tendrá el apoyo de la Policía Nacional y la Comisión de Gestión Ambiental, CGA.

Explicó que realizarán operativos en carreteras, mercados y locales comerciales de toda la provincia. Según los registros del MAE el 2013 fue el año de mayor decomisos con 19 sacos de musgo, 37 bromelias y 208 orquídeas. En 2016 se decomisó una bromelia y 60 orquídeas y en 2017, 67 orquídeas. En los dos últimos años no hubo decomiso de musgo.

Por su parte, Catalina Albán, directora de la CGA, informó que desde la dependencia se reportó el decomiso de dos sacos de musgos en el 2016 y otro en el 2017, por lo que este año se suman nuevamente a la campaña para intensificar los controles en diferentes puntos de la ciudad.

“La tendencia va a la baja, sin embargo, esperamos no encontrarnos con nada este año. Es importante decirle a la ciudadanía que no compre estas especies. Si deja de hacerlo, contribuye con el ambiente”, dijo Albán.

Alfredo Puga, delegado de la Subzona de Policía del Azuay, indicó que desplegarán personal de la institución para evitar la extracción y decomisar.
Paúl Vintimilla, subgerente de gestión ambiental de la Empresa de Telecomunicaciones, Alcantarillado y Agua Potable, ETAPA, informó que harán un control intensivo en el Parque Nacional Cajas con los guardaparques.

“Vigilaremos todo vehículo para comprobar que no trasladen material vegetal que pueda ser comercializado en Cuenca o en otros cantones. Esperamos que no se trafique con especies silvestres”, dijo.

La extracción de especies vegetales amenazadas y su comercio ilegal está penado con prisión de uno a tres años de acuerdo con el Código Orgánico Integral Penal, COIP, además, multas que van de 500 a 1.000 salarios básicos unificados. (I)

DATOS
-Controles. Se realizarán operativos en carreteras, mercados y locales comerciales de toda la provincia.
-Penalidad. De uno a tres años de prisión y multas de 500 a 1.000 salarios básicos unificados son las sanciones.
-Decomiso. La Policía Nacional realizará el decomiso de las especies que tienen prohibición de comercializarse.

DESTACADO
Hasta el 21 de diciembre se ejecutará la campaña ‘No arranques la piel de los bosques’ para evitar la venta de especies.

LA CIFRA
3
sacos de musgo decomisó la CGA en 2016 y 2017 en los operativos.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.