Pacto busca erradicar violencia contra niños

En Azuay, el 80 por ciento de violencia contra infantes y adolescentes se produce en el entorno familiar. Esta estarategia intersectorial busca la eliminación de todo tipo de agresiones contra este grupo vulnerable.

Diez problemas que afectan a menores de edad se pretenden combatir con el Pacto con la niñez y adolescencia, que se presentó ayer en la ciudad. Representantes de los Ministerios de Inclusión Económica y Social, MIES, de  Salud y de Educación y del Municipio de Cuenca firmaron el compromiso. El acto se cumplió en la Unidad Educativa Garaicoa.
Algunas metas definidas son: luchar contra el trabajo infantil, garantizar el acceso a internet seguro, erradicar la pronografía infantil, entre otras.


Uno de los objetivos de este pacto, según Berenice Cordero, ministra del MIES, es reducir los índices de la violencia que se produce en los hogares.
El 80 por ciento de la violencia en contra de niños y adolescentes ocurre en los hogares, informó David Acurio, coordinador zonal del MIES.


Datos de la Encuesta de la Niñez y Adolescencia desde la intergeneracionalidad Ecuador 2016, realizada por UNICEF, revela que un 44 por ciento  de adolescentes de 12 a 17 años vio a sus padres maltratarse; estos, a su vez,  provenían de hogares en los que también había un ambiente hostil.


La Ministra sostuvo que los casos registrados de violencia en el país revelan que los agresores tienen lazos cercanos con las víctimas. “Tenemos que trabajar en más investigaciones sobre el abuso sexual y el maltrato en Ecuador, y tener una nueva encuesta de violencia en la infancia”.


Señaló que trabajarán con el Ministerio de Educación, debido a que las conductas violentas que se presentan en el hogar se replican en las instituciones educativas a través del acoso escolar.
Para el psicólogo educativo Mario Barros, el 90 por ciento de niños que son testigos de actos violentos de cualquier tipo o la sufren replica ese comportamiento en sus entornos escolares.

“Detrás  de un niño o de un adolescente violento existe un problema, no siempre está asociado con el abuso sexual o físico, sin embargo, el ser espectador de actos violentos, influye en su comportamiento”, dijo.
La Ministra indicó que recorrerán varias provincias para informar sobre el pacto, los alcances y avances para disminuir los índices de violencia. (I)

Pacto busca erradicar violencia contra niños

Diez problemas que afectan a menores de edad se pretenden combatir con el Pacto con la niñez y adolescencia, que se presentó ayer en la ciudad. Representantes de los Ministerios de Inclusión Económica y Social, MIES, de  Salud y de Educación y del Municipio de Cuenca firmaron el compromiso. El acto se cumplió en la Unidad Educativa Garaicoa.
Algunas metas definidas son: luchar contra el trabajo infantil, garantizar el acceso a internet seguro, erradicar la pronografía infantil, entre otras.


Uno de los objetivos de este pacto, según Berenice Cordero, ministra del MIES, es reducir los índices de la violencia que se produce en los hogares.
El 80 por ciento de la violencia en contra de niños y adolescentes ocurre en los hogares, informó David Acurio, coordinador zonal del MIES.


Datos de la Encuesta de la Niñez y Adolescencia desde la intergeneracionalidad Ecuador 2016, realizada por UNICEF, revela que un 44 por ciento  de adolescentes de 12 a 17 años vio a sus padres maltratarse; estos, a su vez,  provenían de hogares en los que también había un ambiente hostil.


La Ministra sostuvo que los casos registrados de violencia en el país revelan que los agresores tienen lazos cercanos con las víctimas. “Tenemos que trabajar en más investigaciones sobre el abuso sexual y el maltrato en Ecuador, y tener una nueva encuesta de violencia en la infancia”.


Señaló que trabajarán con el Ministerio de Educación, debido a que las conductas violentas que se presentan en el hogar se replican en las instituciones educativas a través del acoso escolar.
Para el psicólogo educativo Mario Barros, el 90 por ciento de niños que son testigos de actos violentos de cualquier tipo o la sufren replica ese comportamiento en sus entornos escolares.

“Detrás  de un niño o de un adolescente violento existe un problema, no siempre está asociado con el abuso sexual o físico, sin embargo, el ser espectador de actos violentos, influye en su comportamiento”, dijo.
La Ministra indicó que recorrerán varias provincias para informar sobre el pacto, los alcances y avances para disminuir los índices de violencia. (I)