Nuevas obras de estabilización en el barrio Los Pinos

FOTO: Archivo EL TIEMPO

Una nueva intervención de estabilización llevará a cabo el Municipio de Cuenca en el barrio Los Pinos Alto, así lo informó la Secretaría de Gestión de Riesgos.

Froilán Salinas, director de Gestión de Riesgos del Municipio de Cuenca, informó en una entrevista en Unsión TV que toda la zona de dicho barrio y de la ciudadela Jaime Roldos ha sido declarada en emergencia y que es urgente realizar la nueva intervención.

“Se debe ampliar la construcción del muro de contención. Realizaremos terrazas, debemos cambiar el suelo, entre otras acciones”, puntualizó.

Para la ejecución de esta nuevas obras un total de 10 viviendas deberán ser demolidas. En este caso el funcionario explicó que analizarán las condiciones de cada vivienda para proceder al proceso de indeminizaciones, lo que aseguró que no podrán entregar nuevas viviendas a las familias afectadas.

Analizaremos la factibilidad de establecer un sistema de apoyo para las familias, pero no podremos entregar nuevas viviendas”, señaló.

Recalcó que la intervención tienen un carácter urgente ya que corren el riesgo de vivir nuevamente una experiencia similar a la del año 2012, cuando más de 40 viviendas fueron afectadas por los deslizamientos de tierra.

Esta nueva intervención tienen un presupuesto de ejecución de $1’300.000. (I)

Nuevas obras de estabilización en el barrio Los Pinos

FOTO: Archivo EL TIEMPO

Una nueva intervención de estabilización llevará a cabo el Municipio de Cuenca en el barrio Los Pinos Alto, así lo informó la Secretaría de Gestión de Riesgos.

Froilán Salinas, director de Gestión de Riesgos del Municipio de Cuenca, informó en una entrevista en Unsión TV que toda la zona de dicho barrio y de la ciudadela Jaime Roldos ha sido declarada en emergencia y que es urgente realizar la nueva intervención.

“Se debe ampliar la construcción del muro de contención. Realizaremos terrazas, debemos cambiar el suelo, entre otras acciones”, puntualizó.

Para la ejecución de esta nuevas obras un total de 10 viviendas deberán ser demolidas. En este caso el funcionario explicó que analizarán las condiciones de cada vivienda para proceder al proceso de indeminizaciones, lo que aseguró que no podrán entregar nuevas viviendas a las familias afectadas.

Analizaremos la factibilidad de establecer un sistema de apoyo para las familias, pero no podremos entregar nuevas viviendas”, señaló.

Recalcó que la intervención tienen un carácter urgente ya que corren el riesgo de vivir nuevamente una experiencia similar a la del año 2012, cuando más de 40 viviendas fueron afectadas por los deslizamientos de tierra.

Esta nueva intervención tienen un presupuesto de ejecución de $1’300.000. (I)