Negocios se adaptan a la modernidad y persisten

Una oferta que se acopla a las nuevas tendencias hace que estos cinco locales de la ciudad sobrevivan al paso del tiempo. Este diario recorrió sus espacios para saber de qué se tratan sus propuestas innovadoras y creativas.

La modernidad no fue un impedimento para que estos negocios pierdan la popularidad que alcanzaron en Cuenca.
Algunos arrancaron como los pioneros dentro del comercio de la ciudad. Hoy su propuesta innovadora, creativa y que se ha adaptado a las exigencias de los nuevos públicos, les permite seguir vigentes como los más recordados y visitados en la actualidad.


Botica Olmedo
El nombre de Flor María Salazar es un ícono cuencano. Se trata de una de las primeras bioquímicas farmacéuticas que ha sabido mantener a la emblemática botica y droguería ‘Olmedo’, fundada el 8 de marzo de 1932.


 Los hermanos Tenorio Lasso: Gabriel, Julio Alberto y Rafael se encargaron de inaugurarla. Más adelante, Rafael muere y hereda su parte a sus hermanas Filomena y Rosario.


Luego, Gabriel Tenorio Lasso compra a sus hermanas esos derechos y pasa a ser el dueño exclusivo.
Cuando Tenorio falleció, su esposa Flor María y su hija Cayetana se encargaron de conservarla.


La también farmacéutica Cayetana Tenorio, cuenta que lo que ha destacado desde sus inicios en la botica es crear “productos exclusivos para Cuenca”. Con esto se refiere a que las fórmulas conocidas en el campo de la bioquímica como ‘magistrales’ que aquí se producen, toman en cuenta el clima y la biología de los habitantes.
Explica que se han especializado en la cosmetología logrando fórmulas “con un plus propio y de gran demanda” como el aceite de coco, cremas para el acné, para la pañalitis de los bebés, entre otras.


“Hay medicamentos o productos que de repente están en boga y nosotros decidimos mejorarlos para que los primeros clientes y los nuevos, no dejen de reconocer la calidad en nuestras preparaciones”, asegura Tenorio.


Charly Bazar
Carlos Quinde le da el nombre a ‘Charly Bazar’, un local que se abrió hace tres décadas en Cuenca con la finalidad de dar crédito y facilidades de pago a sus clientes.
El propietario se ha enfrentado a cambios tecnológicos y dificultades como la invisibilización debido a su ubicación en la zona tranviaria. Sin embargo, dice, ha ampliado su oferta para los niños, jóvenes y adultos “con productos de primera calidad como ropa, relojes, artículos para el hogar y todo lo que el público pueda imaginar”.
Los moradores y comerciantes de la Mariscal Lamar reconocen a Quinde como uno de los primeros vendedores de “productos que no se vendían con frecuencia en la ciudad”.


Círculo Musical
Si existe un local que tiene la bandera del rock en Cuenca es el ‘Círculo Musical’ de los hermanos Fabián y John Jara, dos aficionados a la música.
Fabián cuenta que su pasión por este género los llevó a abrir su local en 1978 con una oferta amplia  de cassettes y discos de vinilo traídos del exterior, “pero hoy nos ha tocado innovarlo todo para mantenernos en el tiempo”.  


Bandas como Pink Floyd, Queen, Metallica y más son parte importante de la decoración del ‘Círculo’, como lo conocen los cuencanos. Pero además, una cantidad incalculable de escarapelas, jarros, camisetas, llaveros, vitelas y otros artículos se llevan la atención desde la entrada.
“Empezamos con los vinilos y luego vino la novedad del disco compacto. Ahora el CD ha quedado en el recuerdo y regresaron los elepés”, comenta Jara.


El Viejo Almacén
Un lugar que se asemeja a una casa lujosa y decorada con una elegancia inusual, hacen de ‘El Viejo Almacén’ uno de los locales de ventas de muebles más reconocidos en la ciudad, con 25 años de historia.
El negocio inició con Genoveva Espinoza, quien lo heredó a su hija Patricia Rodas y a su nieta Gabriela Acosta, quienes “sienten un amor especial por la decoración en madera confortable y cálida”.


Artes Machado
Esta es una galería especializada en objetos de plata y cobre, donde David y Pedro Machado han puesto su impronta innovadora, luego de que Marco Machado iniciara con el negocio. Son una familia de artistas que crean joyas y artículos decorativos que los han destacado en el medio cultural cuencano. (I)
Los moradores de los distintos barrios los reconocen como los pioneros en las ventas de los diversos artículos ofertados.
20
años de creación o más, tienen estos negocios en Cuenca.
familias. El legado de la familia Machado es popular en el imaginario cuencano, pues han destacado en algunas actividades del arte y la cultura.
costos. Los precios en los cinco locales son variados, según la oferta e incluso la antigüedad de los productos exhibidos.
generaciones. Dicen los propietarios que han visto pasar generaciones por sus locales fundados hace varias décadas.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Negocios se adaptan a la modernidad y persisten

Una oferta que se acopla a las nuevas tendencias hace que estos cinco locales de la ciudad sobrevivan al paso del tiempo. Este diario recorrió sus espacios para saber de qué se tratan sus propuestas innovadoras y creativas.

La modernidad no fue un impedimento para que estos negocios pierdan la popularidad que alcanzaron en Cuenca.
Algunos arrancaron como los pioneros dentro del comercio de la ciudad. Hoy su propuesta innovadora, creativa y que se ha adaptado a las exigencias de los nuevos públicos, les permite seguir vigentes como los más recordados y visitados en la actualidad.


Botica Olmedo
El nombre de Flor María Salazar es un ícono cuencano. Se trata de una de las primeras bioquímicas farmacéuticas que ha sabido mantener a la emblemática botica y droguería ‘Olmedo’, fundada el 8 de marzo de 1932.


 Los hermanos Tenorio Lasso: Gabriel, Julio Alberto y Rafael se encargaron de inaugurarla. Más adelante, Rafael muere y hereda su parte a sus hermanas Filomena y Rosario.


Luego, Gabriel Tenorio Lasso compra a sus hermanas esos derechos y pasa a ser el dueño exclusivo.
Cuando Tenorio falleció, su esposa Flor María y su hija Cayetana se encargaron de conservarla.


La también farmacéutica Cayetana Tenorio, cuenta que lo que ha destacado desde sus inicios en la botica es crear “productos exclusivos para Cuenca”. Con esto se refiere a que las fórmulas conocidas en el campo de la bioquímica como ‘magistrales’ que aquí se producen, toman en cuenta el clima y la biología de los habitantes.
Explica que se han especializado en la cosmetología logrando fórmulas “con un plus propio y de gran demanda” como el aceite de coco, cremas para el acné, para la pañalitis de los bebés, entre otras.


“Hay medicamentos o productos que de repente están en boga y nosotros decidimos mejorarlos para que los primeros clientes y los nuevos, no dejen de reconocer la calidad en nuestras preparaciones”, asegura Tenorio.


Charly Bazar
Carlos Quinde le da el nombre a ‘Charly Bazar’, un local que se abrió hace tres décadas en Cuenca con la finalidad de dar crédito y facilidades de pago a sus clientes.
El propietario se ha enfrentado a cambios tecnológicos y dificultades como la invisibilización debido a su ubicación en la zona tranviaria. Sin embargo, dice, ha ampliado su oferta para los niños, jóvenes y adultos “con productos de primera calidad como ropa, relojes, artículos para el hogar y todo lo que el público pueda imaginar”.
Los moradores y comerciantes de la Mariscal Lamar reconocen a Quinde como uno de los primeros vendedores de “productos que no se vendían con frecuencia en la ciudad”.


Círculo Musical
Si existe un local que tiene la bandera del rock en Cuenca es el ‘Círculo Musical’ de los hermanos Fabián y John Jara, dos aficionados a la música.
Fabián cuenta que su pasión por este género los llevó a abrir su local en 1978 con una oferta amplia  de cassettes y discos de vinilo traídos del exterior, “pero hoy nos ha tocado innovarlo todo para mantenernos en el tiempo”.  


Bandas como Pink Floyd, Queen, Metallica y más son parte importante de la decoración del ‘Círculo’, como lo conocen los cuencanos. Pero además, una cantidad incalculable de escarapelas, jarros, camisetas, llaveros, vitelas y otros artículos se llevan la atención desde la entrada.
“Empezamos con los vinilos y luego vino la novedad del disco compacto. Ahora el CD ha quedado en el recuerdo y regresaron los elepés”, comenta Jara.


El Viejo Almacén
Un lugar que se asemeja a una casa lujosa y decorada con una elegancia inusual, hacen de ‘El Viejo Almacén’ uno de los locales de ventas de muebles más reconocidos en la ciudad, con 25 años de historia.
El negocio inició con Genoveva Espinoza, quien lo heredó a su hija Patricia Rodas y a su nieta Gabriela Acosta, quienes “sienten un amor especial por la decoración en madera confortable y cálida”.


Artes Machado
Esta es una galería especializada en objetos de plata y cobre, donde David y Pedro Machado han puesto su impronta innovadora, luego de que Marco Machado iniciara con el negocio. Son una familia de artistas que crean joyas y artículos decorativos que los han destacado en el medio cultural cuencano. (I)
Los moradores de los distintos barrios los reconocen como los pioneros en las ventas de los diversos artículos ofertados.
20
años de creación o más, tienen estos negocios en Cuenca.
familias. El legado de la familia Machado es popular en el imaginario cuencano, pues han destacado en algunas actividades del arte y la cultura.
costos. Los precios en los cinco locales son variados, según la oferta e incluso la antigüedad de los productos exhibidos.
generaciones. Dicen los propietarios que han visto pasar generaciones por sus locales fundados hace varias décadas.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.