Migración se incrementa por pedido de visa de Perú

En la última semana el paso de migrantes desde la frontera norte hacia la frontera sur del país subió de 1.500 a 5.000 por día, según un reporte de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR. En la ciudad se alista una cruzada humanitaria para evitar que los servicios de asistencia social se desborden.


Una mochila, una botella de agua y un teléfono celular es todo lo que carga Elvia Araque en su viaje por tierra desde Caracas hacia Perú. Necesitaba llegar hasta la medianoche de ayer a la frontera para cruzar al país del sur antes de que entre en vigencia la solicitud de visa humanitaria.


Desde hoy, los ciudadanos venezolanos que deseen entrar a Perú deben obtener la visa, esto luego de que el Gobierno del vecino país resolvió la obligatoriedad del documento, algo que ha generado un incremento en el número de viajeros que han pasado de 1.500 a 5.000 por día en la última semana, según un reporte de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR.


Esto, sumado a la apertura de la frontera entre Venezuela y Colombia, decretada por el Gobierno venezolano hace ocho días, ha puesto al Austro del país en medio de una puerta abierta y otra cerrada, explica el director de la Casa del Migrante, Edgar Orellana.


Detalla que los requisitos solicitados a los venezolanos para entregarles la visa humanitaria incluyen un pasaporte y el registro de antecedentes penales, documentos que son “prácticamente imposibles de conseguir” en Venezuela.


Las Organización Internacional para las Migraciones, OIM, advierte que dentro de un plazo estimado de ocho días los migrantes que no logren cruzar a Perú se establecerán itinerantemente entre Huaquillas, Machala, Loja y Cuenca, lo que derivará en la necesidad de un plan de ayuda humanitaria que supere a los contingentes actuales.  


Situación
Actualmente la Posada San Francisco, el sitio que acogió a Elvia durante su paso por Cuenca en el viaje que la lleva a Perú, recibe a unos 100 adultos y sus niños para darles un techo provisional y comida, pero la capacidad del centro no abastecerá las necesidades de ayuda si se registra un incremento de migrantes.
Orellana indica que se prepara una especie de cruzada humanitaria, y pidió que a esta se sumen instituciones y fundaciones que cuenten con espacios que puedan servir de albergue a aquellos viajeros que, al no poder cruzar hacia Perú, se queden en el sur del país.


El “ posible efecto rebote en la frontera”, ya ha puesto a trabajar a organizaciones no gubernamentales, Municipio y Gobierno Nacional. Tal es así que para la próxima semana se planifican reuniones con autoridades del Ejecutivo y el Consulado de Perú en Cuenca para generar acciones de ayuda.
Entre las soluciones se prevé que el consulado de Perú en Cuenca pueda entregar visas humanitarias y se analiza un corredor humanitario inverso para el retorno de quienes desistan de su viaje  y regresen a la frontera norte.


Elvia no empezó el viaje sola, pero su familia no pudo atravesar la frontera norte a tiempo y como ellos hay “miles de personas que vienen detrás”, y que requerirán ayuda. (I)


impedimento. Desde hoy los migrantes venezolanos necesitarán una visa humanitaria para ingresar al Perú de manera regular.
Requisitos. Para obtener una visa necesitan su historial de antecedentes penales y el pasaporte, documentos difíciles de conseguir en su país natal.
Efecto. Las autoridades locales prevén un incremento de migrantes en el Austro del país ante las dificultades para acceder al Perú.

Migración se incrementa por pedido de visa de Perú

En la última semana el paso de migrantes desde la frontera norte hacia la frontera sur del país subió de 1.500 a 5.000 por día, según un reporte de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR. En la ciudad se alista una cruzada humanitaria para evitar que los servicios de asistencia social se desborden.


Una mochila, una botella de agua y un teléfono celular es todo lo que carga Elvia Araque en su viaje por tierra desde Caracas hacia Perú. Necesitaba llegar hasta la medianoche de ayer a la frontera para cruzar al país del sur antes de que entre en vigencia la solicitud de visa humanitaria.


Desde hoy, los ciudadanos venezolanos que deseen entrar a Perú deben obtener la visa, esto luego de que el Gobierno del vecino país resolvió la obligatoriedad del documento, algo que ha generado un incremento en el número de viajeros que han pasado de 1.500 a 5.000 por día en la última semana, según un reporte de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR.


Esto, sumado a la apertura de la frontera entre Venezuela y Colombia, decretada por el Gobierno venezolano hace ocho días, ha puesto al Austro del país en medio de una puerta abierta y otra cerrada, explica el director de la Casa del Migrante, Edgar Orellana.


Detalla que los requisitos solicitados a los venezolanos para entregarles la visa humanitaria incluyen un pasaporte y el registro de antecedentes penales, documentos que son “prácticamente imposibles de conseguir” en Venezuela.


Las Organización Internacional para las Migraciones, OIM, advierte que dentro de un plazo estimado de ocho días los migrantes que no logren cruzar a Perú se establecerán itinerantemente entre Huaquillas, Machala, Loja y Cuenca, lo que derivará en la necesidad de un plan de ayuda humanitaria que supere a los contingentes actuales.  


Situación
Actualmente la Posada San Francisco, el sitio que acogió a Elvia durante su paso por Cuenca en el viaje que la lleva a Perú, recibe a unos 100 adultos y sus niños para darles un techo provisional y comida, pero la capacidad del centro no abastecerá las necesidades de ayuda si se registra un incremento de migrantes.
Orellana indica que se prepara una especie de cruzada humanitaria, y pidió que a esta se sumen instituciones y fundaciones que cuenten con espacios que puedan servir de albergue a aquellos viajeros que, al no poder cruzar hacia Perú, se queden en el sur del país.


El “ posible efecto rebote en la frontera”, ya ha puesto a trabajar a organizaciones no gubernamentales, Municipio y Gobierno Nacional. Tal es así que para la próxima semana se planifican reuniones con autoridades del Ejecutivo y el Consulado de Perú en Cuenca para generar acciones de ayuda.
Entre las soluciones se prevé que el consulado de Perú en Cuenca pueda entregar visas humanitarias y se analiza un corredor humanitario inverso para el retorno de quienes desistan de su viaje  y regresen a la frontera norte.


Elvia no empezó el viaje sola, pero su familia no pudo atravesar la frontera norte a tiempo y como ellos hay “miles de personas que vienen detrás”, y que requerirán ayuda. (I)


impedimento. Desde hoy los migrantes venezolanos necesitarán una visa humanitaria para ingresar al Perú de manera regular.
Requisitos. Para obtener una visa necesitan su historial de antecedentes penales y el pasaporte, documentos difíciles de conseguir en su país natal.
Efecto. Las autoridades locales prevén un incremento de migrantes en el Austro del país ante las dificultades para acceder al Perú.