Mercados promueven actividades para niños

Varios niños permanecen en los mercados para ayudar a sus padres; estos señalan que no tienen con quién dejarlos en sus hogares en las vacaciones.
FOTO: EL TIEMPO

Los administradores han planificado para un mes y medio visitas y recorridos a espacios culturales con el fin de evitar que los niños que acompañan a sus padres realicen trabajo infantil en las vacaciones.

Entre el rutinario ajetreo del mercado Diez de Agosto se mezclan los juegos y risas de niños entre cuatro y 12 años. Ellos son hijos de las comerciantes del sitio que por la época vacacional llegan a acompañar a sus madres, les ayudan y hasta hacen nuevos amigos.

Son cerca de 200 niños los que permanecen durante la jornada laboral en este centro de abastos. Por esta razón la administración tuvo la iniciativa de crear el proyecto “Cero Trabajo Infantil” que consiste en promover una serie de actividades como visitas a museos, parques y otros espacios públicos, así como entregar material didáctico para que los niños disfruten el tiempo libre.

Las comerciantes del mercado coinciden en que la falta de tiempo y de recursos impide dejar a sus hijos en colonias o al cuidado de otras personas por lo que deciden llevarlos al lugar. Este es el caso de Mariana Ortiz quien vende comida en el mercado y lleva a sus cinco nietos para no dejarlos solos en casa.

“Mami, ¿en qué le ayudo?”, le dice Dylan de 10 años, mientras deja a un lado el monopatín con el que juega con sus hermanos y otros niños del mercado. Él se apresura a recoger los platos de una de las mesas y continúa jugando con los demás niños.

Ortiz es consciente de que ese no es el mejor lugar par un niño, por eso los inscribió para que participen en las actividades diarias preparadas por la administración. “Es la primera vez que se hace algo así en el mercado y nos ayuda mucho. Nosotras pasamos ocupadas y a veces no podemos estar atrás de los niños”, cuenta.

Norma Zumba , otra comerciante, dice que su hija de nueve años le ayuda en las vacaciones en su puesto de verduras, sin embargo, no quiere que la niña pierda tiempo para jugar y hacer cosas que le diviertan. “Es su infancia y no puedo quitársela. Le gusta jugar con los otros niños y no se lo puedo prohibir, por eso la inscribí para que vaya a los paseos y actividades que están haciendo los administradores”, aseguró.

Trabajo
Cristian Nivelo, administrador de este mercado, indica que este proyecto se aplicó por primera vez hace un año y medio en el mercado El Arenal y nació de la necesidad de proteger a los niños de explotación y otros riesgos que corren al estar en este espacio.

Algunas de las madres reconocen que llevan a sus hijos para que ayuden en algunas actividades, pero recalcan que no es una obligación para ellos.

Nivelo indica que sí hay casos en el que los niños deambulan por el mercado vendiendo productos y es esto lo que quieren evitar durante estas vacaciones.

En Azuay 662 menores de edad están en un proceso de desinserción laboral que lleva a cabo el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES. De esta cifra, 302 pertenecen a Cuenca, 240 a Gualaceo y 120 a Azogues.

La psicóloga María Fernanda Reinoso indica que si bien ayudar en algunas tareas no se considera trabajo infantil, “hay que tener ciudadano con actividades que coartan las actividades propias de un niño. Si un padre le dice a su niño que después de terminar una determinada tarea puede ir a jugar, está bien, pero si este vulnera el derecho del niño a crecer en un ambiente sano para traer dinero a la casa, es un problema”.

Nivelo informa que dentro de las actividades planificadas para que los niños disfruten el tiempo libre hoy saldrán a una visita al parque arqueológico Pumapungo. “Queremos que los niños se diviertan, que sus padres estén tranquilos mientras trabajan, pues muchos de ellos están intranquilos porque los niños están en diferentes lugares jugando o corriendo”.

Esta inicia busca replicarse en otros mercados. La Guardia Ciudadana y la Dirección de Mercados apoyan las actividades de los niños. (I)

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mercados promueven actividades para niños

Varios niños permanecen en los mercados para ayudar a sus padres; estos señalan que no tienen con quién dejarlos en sus hogares en las vacaciones.
FOTO: EL TIEMPO

Los administradores han planificado para un mes y medio visitas y recorridos a espacios culturales con el fin de evitar que los niños que acompañan a sus padres realicen trabajo infantil en las vacaciones.

Entre el rutinario ajetreo del mercado Diez de Agosto se mezclan los juegos y risas de niños entre cuatro y 12 años. Ellos son hijos de las comerciantes del sitio que por la época vacacional llegan a acompañar a sus madres, les ayudan y hasta hacen nuevos amigos.

Son cerca de 200 niños los que permanecen durante la jornada laboral en este centro de abastos. Por esta razón la administración tuvo la iniciativa de crear el proyecto “Cero Trabajo Infantil” que consiste en promover una serie de actividades como visitas a museos, parques y otros espacios públicos, así como entregar material didáctico para que los niños disfruten el tiempo libre.

Las comerciantes del mercado coinciden en que la falta de tiempo y de recursos impide dejar a sus hijos en colonias o al cuidado de otras personas por lo que deciden llevarlos al lugar. Este es el caso de Mariana Ortiz quien vende comida en el mercado y lleva a sus cinco nietos para no dejarlos solos en casa.

“Mami, ¿en qué le ayudo?”, le dice Dylan de 10 años, mientras deja a un lado el monopatín con el que juega con sus hermanos y otros niños del mercado. Él se apresura a recoger los platos de una de las mesas y continúa jugando con los demás niños.

Ortiz es consciente de que ese no es el mejor lugar par un niño, por eso los inscribió para que participen en las actividades diarias preparadas por la administración. “Es la primera vez que se hace algo así en el mercado y nos ayuda mucho. Nosotras pasamos ocupadas y a veces no podemos estar atrás de los niños”, cuenta.

Norma Zumba , otra comerciante, dice que su hija de nueve años le ayuda en las vacaciones en su puesto de verduras, sin embargo, no quiere que la niña pierda tiempo para jugar y hacer cosas que le diviertan. “Es su infancia y no puedo quitársela. Le gusta jugar con los otros niños y no se lo puedo prohibir, por eso la inscribí para que vaya a los paseos y actividades que están haciendo los administradores”, aseguró.

Trabajo
Cristian Nivelo, administrador de este mercado, indica que este proyecto se aplicó por primera vez hace un año y medio en el mercado El Arenal y nació de la necesidad de proteger a los niños de explotación y otros riesgos que corren al estar en este espacio.

Algunas de las madres reconocen que llevan a sus hijos para que ayuden en algunas actividades, pero recalcan que no es una obligación para ellos.

Nivelo indica que sí hay casos en el que los niños deambulan por el mercado vendiendo productos y es esto lo que quieren evitar durante estas vacaciones.

En Azuay 662 menores de edad están en un proceso de desinserción laboral que lleva a cabo el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES. De esta cifra, 302 pertenecen a Cuenca, 240 a Gualaceo y 120 a Azogues.

La psicóloga María Fernanda Reinoso indica que si bien ayudar en algunas tareas no se considera trabajo infantil, “hay que tener ciudadano con actividades que coartan las actividades propias de un niño. Si un padre le dice a su niño que después de terminar una determinada tarea puede ir a jugar, está bien, pero si este vulnera el derecho del niño a crecer en un ambiente sano para traer dinero a la casa, es un problema”.

Nivelo informa que dentro de las actividades planificadas para que los niños disfruten el tiempo libre hoy saldrán a una visita al parque arqueológico Pumapungo. “Queremos que los niños se diviertan, que sus padres estén tranquilos mientras trabajan, pues muchos de ellos están intranquilos porque los niños están en diferentes lugares jugando o corriendo”.

Esta inicia busca replicarse en otros mercados. La Guardia Ciudadana y la Dirección de Mercados apoyan las actividades de los niños. (I)

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.