El mercado Doce de Abril tiene obras que no funcionan

El parqueadero, el ascensor y las tuberías de agua son las preocupaciones de los comerciantes de este centro de abastos inaugurado hace un mes y medio por el exalcalde Marcelo Cabrera. Aunque gran parte de la infraestructura luce nueva y remodelada, aún quedan pendientes para la actual administración.
Los puestos de los comerciantes lucen ordenados y limpios. El espacio es más amplio y los compradores se ven cómodos. Pero quedan algunos pendientes.

El mercado Doce de Abril luce un cambio integral desde su fachada, puestos de venta y casi toda su infraestructura. Pero hay obras que todavía no funcionan y son una preocupación para los comerciantes.


Una de ellas y la que más molestias les causa, según Danny Gallego, coordinador de la directiva del mercado, es el parqueadero que no ha sido usado desde el 12 de abril pasado, fecha en la que el exalcalde Marcelo Cabrera realizó la entrega oficial de la obra remodelada.


Gallego asegura que las ventas no han presentado un incremento pero que “este es un mal general de todos los mercados de la ciudad”. Sin embargo, cree que podrían mejorar si se inaugura el parqueadero: “Está pendiente la autorización del Cuerpo de Bomberos para que esto ocurra pero ha pasado un mes y medio. Es demasiado”.


Agua
En la entrada y al interior hay placas de agradecimiento y entrega que se colocaron el mismo día de la inauguración.
Pero en el segundo piso, una de las vendedoras de granos que prefiere mantener su nombre en el anonimato indica que en ese sector que comparte con otras comerciantes, no hay una tubería de agua. “Al final del día debemos pedir a nuestras vecinas de las frutas o de los otros sectores, que nos regalen agua para dejar lavando nuestras cosas”, cuenta.


Orden
Desde el segundo piso se aprecia el orden de la mercadería, la limpieza de los productos y los espacios; y la tranquilidad de los clientes al transitar por un lugar amplio y de buen aspecto.


Pero también hay puestos que no se usan y un ascensor que no funciona. Esther Moscoso, la presidenta de los comerciantes del mercado, dice que son seis puestos y que desconocen el porqué de la ausencia de los comerciantes, pues no hay una socialización por parte de las autoridades municipales.
Gallego por su parte, sostiene que el Doce de Abril se encuentra funcionando en un 70 por ciento y que esperan que la nueva administración se encargue de estos pendientes.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El mercado Doce de Abril tiene obras que no funcionan

Los puestos de los comerciantes lucen ordenados y limpios. El espacio es más amplio y los compradores se ven cómodos. Pero quedan algunos pendientes.

El mercado Doce de Abril luce un cambio integral desde su fachada, puestos de venta y casi toda su infraestructura. Pero hay obras que todavía no funcionan y son una preocupación para los comerciantes.


Una de ellas y la que más molestias les causa, según Danny Gallego, coordinador de la directiva del mercado, es el parqueadero que no ha sido usado desde el 12 de abril pasado, fecha en la que el exalcalde Marcelo Cabrera realizó la entrega oficial de la obra remodelada.


Gallego asegura que las ventas no han presentado un incremento pero que “este es un mal general de todos los mercados de la ciudad”. Sin embargo, cree que podrían mejorar si se inaugura el parqueadero: “Está pendiente la autorización del Cuerpo de Bomberos para que esto ocurra pero ha pasado un mes y medio. Es demasiado”.


Agua
En la entrada y al interior hay placas de agradecimiento y entrega que se colocaron el mismo día de la inauguración.
Pero en el segundo piso, una de las vendedoras de granos que prefiere mantener su nombre en el anonimato indica que en ese sector que comparte con otras comerciantes, no hay una tubería de agua. “Al final del día debemos pedir a nuestras vecinas de las frutas o de los otros sectores, que nos regalen agua para dejar lavando nuestras cosas”, cuenta.


Orden
Desde el segundo piso se aprecia el orden de la mercadería, la limpieza de los productos y los espacios; y la tranquilidad de los clientes al transitar por un lugar amplio y de buen aspecto.


Pero también hay puestos que no se usan y un ascensor que no funciona. Esther Moscoso, la presidenta de los comerciantes del mercado, dice que son seis puestos y que desconocen el porqué de la ausencia de los comerciantes, pues no hay una socialización por parte de las autoridades municipales.
Gallego por su parte, sostiene que el Doce de Abril se encuentra funcionando en un 70 por ciento y que esperan que la nueva administración se encargue de estos pendientes.

Isabel Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.