La maternidad después de los 35, un anhelo que es posible

Mariuxi Lituma logró concebir a sus 40 años. Ella es una de la mujeres que priorizó sus retos personales y profesionales antes de decidir por la maternidad.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Pese a que más mujeres priorizan sus metas personales y profesionales, el anhelo de embarazarse no se pierde para algunas. Las posibilidades de concebir después de los 35 años son del cinco por ciento según ginecólogos, quienes resaltan que la edad óptima para tener un hijo es a los 25 años.

Aunque ya cumplió varios propósitos personales y profesionales, Mariuxi Lituma mantiene la premisa de que haber postergado su maternidad tiene grandes frutos. Pese a que los riesgos se han presentado, está feliz de haber concebido a sus 40 años.

Después de los 35 años la probabilidad de embarazo baja bruscamente hasta los 40 y solo alrededor del cinco por ciento lo logra, según lo explica Laura Carpio, especialista en Medicina Reproductiva Humana.

Lituma, quien se desempeña como Comunicadora Social, está en este grupo de mujeres que logró embarazarse y ha cuidado de su salud porque es consciente de los posibles riesgos. Considera que no responde al modelo que asocia el ser mujer con ser madre. “Al principio, antes de casarme, mi prioridad era viajar, salir, estudiar y prepararme profesionalmente, dedicarme al trabajo. Tener un hijo no estaba en mis planes cuando tenía 25”.

Luego de casarse, asegura, “me llegó el instinto maternal”. Su esposo Fernando Vega “que es bien ‘guagüero’”, tuvo el anhelo de tener un hijo, pero ella estaba consciente de que embarazarse no sería una probabilidad.

La economía, viajar, dedicarse al trabajo, a uno mismo, cumplir con sueños profesionales, la concepción de que ser madre es una elección con lo que se trata de contrarrestar la idea de que una mujer nace para procrear, son algunos de los argumentos de quienes decidieron postergar la maternidad.

Así lo detalla la psicóloga familiar Lourdes Delgado, quien además argumentó que cada año aumenta el número de mujeres que se convierten en madres pasados los 35 años.

Con esto concuerda Óscar Chango, director del Hospital Vicente Corral Moscoso, HVCM, “y cuando se deciden ya están en los 40”.

En Ecuador, por ejemplo, aumentó el número de nacidos vivos en mujeres de entre 40 y 49 años en los últimos seis años. En el HVCM se registran 528 embarazos, de ellos el 10 por ciento corresponde a mujeres mayores a 35 años, según Chango. Los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC, indican que 7.159 embarazos en este rango de edad se registraron en el primer semestre de 2015, de acuerdo al último censo.

Carpio recomendó que cuando la mujer llega a los 45 años se debe hacer exámenes exhaustivos para valorar si el embarazo no tendrá algún efecto adverso. (I)

DATOS
-Sugerencia. Especialistas sugieren concebir en edades entre los 20-34 años o iniciar un tratamiento de fertilidad asistida antes de los 40 años.
-Riesgos. El bebé puede tener complicaciones y enfermedades como Síndrome de Down, difteria, o deformidades.
-Reproducción. La vida reproductiva de una mujer puede empezar tan temprano: 12 o 13 años y terminar a 47-48 años.

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La maternidad después de los 35, un anhelo que es posible

Mariuxi Lituma logró concebir a sus 40 años. Ella es una de la mujeres que priorizó sus retos personales y profesionales antes de decidir por la maternidad.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Pese a que más mujeres priorizan sus metas personales y profesionales, el anhelo de embarazarse no se pierde para algunas. Las posibilidades de concebir después de los 35 años son del cinco por ciento según ginecólogos, quienes resaltan que la edad óptima para tener un hijo es a los 25 años.

Aunque ya cumplió varios propósitos personales y profesionales, Mariuxi Lituma mantiene la premisa de que haber postergado su maternidad tiene grandes frutos. Pese a que los riesgos se han presentado, está feliz de haber concebido a sus 40 años.

Después de los 35 años la probabilidad de embarazo baja bruscamente hasta los 40 y solo alrededor del cinco por ciento lo logra, según lo explica Laura Carpio, especialista en Medicina Reproductiva Humana.

Lituma, quien se desempeña como Comunicadora Social, está en este grupo de mujeres que logró embarazarse y ha cuidado de su salud porque es consciente de los posibles riesgos. Considera que no responde al modelo que asocia el ser mujer con ser madre. “Al principio, antes de casarme, mi prioridad era viajar, salir, estudiar y prepararme profesionalmente, dedicarme al trabajo. Tener un hijo no estaba en mis planes cuando tenía 25”.

Luego de casarse, asegura, “me llegó el instinto maternal”. Su esposo Fernando Vega “que es bien ‘guagüero’”, tuvo el anhelo de tener un hijo, pero ella estaba consciente de que embarazarse no sería una probabilidad.

La economía, viajar, dedicarse al trabajo, a uno mismo, cumplir con sueños profesionales, la concepción de que ser madre es una elección con lo que se trata de contrarrestar la idea de que una mujer nace para procrear, son algunos de los argumentos de quienes decidieron postergar la maternidad.

Así lo detalla la psicóloga familiar Lourdes Delgado, quien además argumentó que cada año aumenta el número de mujeres que se convierten en madres pasados los 35 años.

Con esto concuerda Óscar Chango, director del Hospital Vicente Corral Moscoso, HVCM, “y cuando se deciden ya están en los 40”.

En Ecuador, por ejemplo, aumentó el número de nacidos vivos en mujeres de entre 40 y 49 años en los últimos seis años. En el HVCM se registran 528 embarazos, de ellos el 10 por ciento corresponde a mujeres mayores a 35 años, según Chango. Los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC, indican que 7.159 embarazos en este rango de edad se registraron en el primer semestre de 2015, de acuerdo al último censo.

Carpio recomendó que cuando la mujer llega a los 45 años se debe hacer exámenes exhaustivos para valorar si el embarazo no tendrá algún efecto adverso. (I)

DATOS
-Sugerencia. Especialistas sugieren concebir en edades entre los 20-34 años o iniciar un tratamiento de fertilidad asistida antes de los 40 años.
-Riesgos. El bebé puede tener complicaciones y enfermedades como Síndrome de Down, difteria, o deformidades.
-Reproducción. La vida reproductiva de una mujer puede empezar tan temprano: 12 o 13 años y terminar a 47-48 años.

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.