El humor político brilla en las Mascaradas 2019

Las próximas elecciones seccionales, la explotación minera y el cuidado del planeta fueron las mayores inspiraciones para los participantes que mostraron en sus comparsas, mucha creatividad y picardía renovadas.  

Como salidos de una creación cinematográfica, los personajes del desfile de Mascaradas 2019 se concentraron en la avenida Huayna Cápac. En esta edición, los cuencanos se inspiraron en el humor político y los temas que les preocupan como las próximas elecciones seccionales, la explotación minera, el cuidado del planeta, entre otros temas que no escaparon de su creatividad y sobre todo, astucia en las representaciones.


Con 28 inscripciones entre institutos, familias y barrios, Amistad Club conjuntamente con la Unión de Periodistas del Azuay, UPA, han mantenido viva esta tradición cuencana desde hace 38 años consecutivos.


Reconocidos participantes como la Universidad del Azuay, la Universidad de Cuenca, el Instituto Tecnológico Sudamericano o la emblemática familia Vanegas, mostraron representaciones bastante elaboradas como ‘Ecuador Post Apocalíptico’, ‘Las máquinas Insaciables’, ‘Conciencia Extintiva’, ‘La Degollación de los Santos Delincuentes’, entre otros.


Pero también se sumaron al concurso nuevos grupos y personas interesadas como comunidades extranjeras, escuelas de baile y los siempre arriesgados participantes individuales. El jurado calificó en cada comparsa la puesta en escena, vestimenta, maquillaje, coreografía, aceptación del público, originalidad, entre otros aspectos clave, al momento de volver a una de las tradiciones  más coloridas y alegres de los cuencanos. (I)  

El humor político brilla en las Mascaradas 2019

Las próximas elecciones seccionales, la explotación minera y el cuidado del planeta fueron las mayores inspiraciones para los participantes que mostraron en sus comparsas, mucha creatividad y picardía renovadas.  

Como salidos de una creación cinematográfica, los personajes del desfile de Mascaradas 2019 se concentraron en la avenida Huayna Cápac. En esta edición, los cuencanos se inspiraron en el humor político y los temas que les preocupan como las próximas elecciones seccionales, la explotación minera, el cuidado del planeta, entre otros temas que no escaparon de su creatividad y sobre todo, astucia en las representaciones.


Con 28 inscripciones entre institutos, familias y barrios, Amistad Club conjuntamente con la Unión de Periodistas del Azuay, UPA, han mantenido viva esta tradición cuencana desde hace 38 años consecutivos.


Reconocidos participantes como la Universidad del Azuay, la Universidad de Cuenca, el Instituto Tecnológico Sudamericano o la emblemática familia Vanegas, mostraron representaciones bastante elaboradas como ‘Ecuador Post Apocalíptico’, ‘Las máquinas Insaciables’, ‘Conciencia Extintiva’, ‘La Degollación de los Santos Delincuentes’, entre otros.


Pero también se sumaron al concurso nuevos grupos y personas interesadas como comunidades extranjeras, escuelas de baile y los siempre arriesgados participantes individuales. El jurado calificó en cada comparsa la puesta en escena, vestimenta, maquillaje, coreografía, aceptación del público, originalidad, entre otros aspectos clave, al momento de volver a una de las tradiciones  más coloridas y alegres de los cuencanos. (I)