‘María Amor’, referente para casas de acogida

En la casa de acogida ‘María Amor’ permanecen mujeres víctimas de violencia con sus hijos, en el lugar reciben atención psicológica y se capacitan para lograr estabilidad emocional y económica.
FOTO: Fernando Machado EL TIEMPO

Este espacio abrió sus puertas en el año 2004, desde entonces acoge cerca de 90 mujeres al año. Ayer 17 representantes de municipios escucharon la experiencia del espacio para crearlas en más cantones.

El modelo de gestión de la casa de acogida ‘María Amor’ será referente para el apoyo a cantones que buscan implementar espacios de atención a mujeres víctimas de violencia.

Cecilia Chacón, secretaria de Derechos Humanos del Ecuador, explicó que habrá un taller de capacitación y socialización en acompañamiento a los Gobiernos Autónomos Descentralizados en la creación de Casas de Acogida, “un espacio de gran importancia para sensibilizar a los gobiernos locales y luchar”.

“Se desarrolla este taller en Cuenca con el objetivo de socializar la experiencia de la Casa de Acogida de la Fundación María Amor, en cuanto a la implementación del modelo de atención integral para mujeres víctimas de violencia”, dio la Secretaria.

Representantes de 17 municipios participaron en este taller donde se socializaron elementos para el abordaje de la violencia contra las mujeres, modelo de atención integral y la propuesta de empoderamiento para las mujeres sobrevivientes.

El alcalde de Riobamba, Napoleón Cadena, manifestó su voluntad para la creación de uno de estos espacios en su ciudad. “Esta mañana marca un punto muy importante en lo que significa el fomento y aplicación de la policía pública a favor de los derechos humanos” señaló.

‘María Amor’ abrió sus puertas en el año 2004, desde entonces acoge cerca de 90 mujeres al año. “No importa cuantas veces regresen, siempre les abriremos las puertas”, destaca su directora, Blanca Pacheco.

“En estos 15 años hemos descubierto que nada es posible si no escuchamos lo que ellas nos plantean. Esperamos que sea una experiencia importante de compartir, pero también hay la voluntad de erradicar la violencia”, sostuvo Pacheco.

La Secretaria de Derechos Humanos insistió, además, en la entrega de recursos para llevar adelante esta labor. (I)

‘María Amor’, referente para casas de acogida

En la casa de acogida ‘María Amor’ permanecen mujeres víctimas de violencia con sus hijos, en el lugar reciben atención psicológica y se capacitan para lograr estabilidad emocional y económica.
FOTO: Fernando Machado EL TIEMPO

Este espacio abrió sus puertas en el año 2004, desde entonces acoge cerca de 90 mujeres al año. Ayer 17 representantes de municipios escucharon la experiencia del espacio para crearlas en más cantones.

El modelo de gestión de la casa de acogida ‘María Amor’ será referente para el apoyo a cantones que buscan implementar espacios de atención a mujeres víctimas de violencia.

Cecilia Chacón, secretaria de Derechos Humanos del Ecuador, explicó que habrá un taller de capacitación y socialización en acompañamiento a los Gobiernos Autónomos Descentralizados en la creación de Casas de Acogida, “un espacio de gran importancia para sensibilizar a los gobiernos locales y luchar”.

“Se desarrolla este taller en Cuenca con el objetivo de socializar la experiencia de la Casa de Acogida de la Fundación María Amor, en cuanto a la implementación del modelo de atención integral para mujeres víctimas de violencia”, dio la Secretaria.

Representantes de 17 municipios participaron en este taller donde se socializaron elementos para el abordaje de la violencia contra las mujeres, modelo de atención integral y la propuesta de empoderamiento para las mujeres sobrevivientes.

El alcalde de Riobamba, Napoleón Cadena, manifestó su voluntad para la creación de uno de estos espacios en su ciudad. “Esta mañana marca un punto muy importante en lo que significa el fomento y aplicación de la policía pública a favor de los derechos humanos” señaló.

‘María Amor’ abrió sus puertas en el año 2004, desde entonces acoge cerca de 90 mujeres al año. “No importa cuantas veces regresen, siempre les abriremos las puertas”, destaca su directora, Blanca Pacheco.

“En estos 15 años hemos descubierto que nada es posible si no escuchamos lo que ellas nos plantean. Esperamos que sea una experiencia importante de compartir, pero también hay la voluntad de erradicar la violencia”, sostuvo Pacheco.

La Secretaria de Derechos Humanos insistió, además, en la entrega de recursos para llevar adelante esta labor. (I)