Los ángeles tienen su día de celebración

El próximo 29 de septiembre se celebrará la fiesta de los tres Arcángeles que se mencionan por su nombre en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael.

Cuenca. Los ángeles son seres etéreos presentes en muchas religiones, que actúan típicamente como mensajeros, según la creencia de las tres principales religiones monoteístas: Cristianismo, Judaísmo e Islamismo.



La palabra ángel procede del latín angelus, que a su vez deriva del griego (ággelos), que significa mensajero.



En el Antiguo Testamento aparecen alusiones a los ángeles. En el Génesis un ángel es encargado de guardar la entrada al Paraíso. Jacob en sueños ve una escalera altísima en la que suben y bajan ángeles. Tobías es curado por un ángel.



En el Nuevo Testamento son muchos los ángeles que intervienen, por ejemplo el Arcángel Gabriel que anuncia a María la encarnación y nacimiento del Hijo de Dios. Además, durante la oración en el huerto de los olivos dice que un “ángel vino del cielo y lo confortaba...”, según Lucas 22,43.

Gabriel



El ángel Gabriel es una figura reiterada en las religiones: en el judaísmo se cuenta su encuentro con Abraham, en el cristianismo con la Virgen María y en el islam con Mahoma.



En el Antiguo Testamento se emplea ángel para traducir la palabra hebrea mal’akh, que también significa mensajero. De acuerdo a los teólogos cristianos de la Edad Media, los ángeles están organizados en varias órdenes o Coros Angelicales.



La clasificación más influyente fue creada por Dionisio Areopagita, según la cual los ángeles se dividen en tres grupos: el primero compuesto de serafines, querubines y tronos, el segundo compuesto de dominaciones, virtudes y potestades, y el tercero compuesto de principados, arcángeles y ángeles.



La postura oficial de la Iglesia Católica se fija en el concilio del año 745 en Roma, y el de 789, en Aquisgrán, los cuales rechazaron el uso de nombres de ángeles, salvo aquellos citados en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael. La Iglesia ortodoxa griega y la Iglesia ortodoxa copta reverencian también a Uriel.



Según la interpretación de algunos rabinos, los ángeles nacieron al segundo día cuando Dios separó las aguas. Para otros fueron engendrados al quinto día junto con los pájaros. Otra hipótesis dice que los ángeles nacen constantemente de cada palabra de Dios.

Los ángeles tienen su día de celebración

Cuenca. Los ángeles son seres etéreos presentes en muchas religiones, que actúan típicamente como mensajeros, según la creencia de las tres principales religiones monoteístas: Cristianismo, Judaísmo e Islamismo.



La palabra ángel procede del latín angelus, que a su vez deriva del griego (ággelos), que significa mensajero.



En el Antiguo Testamento aparecen alusiones a los ángeles. En el Génesis un ángel es encargado de guardar la entrada al Paraíso. Jacob en sueños ve una escalera altísima en la que suben y bajan ángeles. Tobías es curado por un ángel.



En el Nuevo Testamento son muchos los ángeles que intervienen, por ejemplo el Arcángel Gabriel que anuncia a María la encarnación y nacimiento del Hijo de Dios. Además, durante la oración en el huerto de los olivos dice que un “ángel vino del cielo y lo confortaba...”, según Lucas 22,43.

Gabriel



El ángel Gabriel es una figura reiterada en las religiones: en el judaísmo se cuenta su encuentro con Abraham, en el cristianismo con la Virgen María y en el islam con Mahoma.



En el Antiguo Testamento se emplea ángel para traducir la palabra hebrea mal’akh, que también significa mensajero. De acuerdo a los teólogos cristianos de la Edad Media, los ángeles están organizados en varias órdenes o Coros Angelicales.



La clasificación más influyente fue creada por Dionisio Areopagita, según la cual los ángeles se dividen en tres grupos: el primero compuesto de serafines, querubines y tronos, el segundo compuesto de dominaciones, virtudes y potestades, y el tercero compuesto de principados, arcángeles y ángeles.



La postura oficial de la Iglesia Católica se fija en el concilio del año 745 en Roma, y el de 789, en Aquisgrán, los cuales rechazaron el uso de nombres de ángeles, salvo aquellos citados en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael. La Iglesia ortodoxa griega y la Iglesia ortodoxa copta reverencian también a Uriel.



Según la interpretación de algunos rabinos, los ángeles nacieron al segundo día cuando Dios separó las aguas. Para otros fueron engendrados al quinto día junto con los pájaros. Otra hipótesis dice que los ángeles nacen constantemente de cada palabra de Dios.