La flota de buses está renovada en un 90%

En marzo concluye el plazo para reemplazar las 425 unidades de transporte urbano y completar la exigencia para subir el pasaje a 34 centavos; el otro centavo será de compensación.

Solo faltan adquirir 40 buses para completar la renovación de las 425 unidades de transporte que el Municipio y la Cámara de Transporte pactaron hasta marzo.

A la fecha, la Cámara de Transporte ha logrado renovar el 90 por ciento de la flota y en el transcurso de dos meses deberán completar lo restante.

El cambio total de la flota es uno de los 30 puntos que constan en la ‘Ordenanza que regula las condiciones para el mejoramiento de la calidad del servicio de transporte público en la ciudad’.

El cumplimiento de los acuerdos permitirá que el precio del pasaje sea de 35 centavos de dólar, de los cuales 34 pagarán los usuarios y uno el Municipio a través de la Empresa de Movilidad Tránsito y Transporte, EMOV, como compensación.

Para que el subsidio sea efectivo la Empresa de Movilidad, EMOV, hace informes técnicos para evaluar si se cumplen los 30 puntos de la ordenanza que, según explica el gerente Juan Carlos Aguirre, la renovación de la flota es de los más importantes.

“Nos hemos planteado un cronograma y a partir del lunes (hoy) se evaluará cuál es el número real en pasajes y con la información también se entregarán los títulos habilitantes a la líneas de transporte”, comentó Aguirre.

El presidente de la Cámara de Transporte, Manolo Solís, aseguró también que ya se abrió el proceso de contratación de choferes para que trabajen dos por unidad y evitar que uno maneje durante más de 12 horas. Este tema también es parte de los puntos que exige la ordenanza.

Aguirre dice que otra de las exigencias que también se vuelven más visibles, es que en algunos buses ya cuentan con el sistema de seguridad como cámaras de vigilancia y las pantallas informativas.

Detalles
Solís detalla que las unidades nuevas están garantizando un límite de opacidad del cinco por ciento en los primeros 18 años de vida útil y un máximo del 25 por ciento en los siguientes 20 años, lo que está acorde a la normativa del cantón Cuenca.

En este punto, Aguirre y Solís coinciden en que hace 19 meses, cuando iniciaron el cambio de buses en 2018, alrededor del 77 por ciento de las unidades emitían un porcentaje de contaminación superior al de la norma local.

A esto Solís agrega que la puesta en funcionamiento del tranvía y la salida de la línea 100 de la ruta actual, afectaría directamente los ingresos de los miembros de la Cámara y que podría afectar el pago de los buses que fueron sacados gracias a créditos bancarios. Cada unidad tiene un costo de 125.000 dólares y lograron renovar al mes 19 buses. (I)

Edy Pérez Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La flota de buses está renovada en un 90%

En marzo concluye el plazo para reemplazar las 425 unidades de transporte urbano y completar la exigencia para subir el pasaje a 34 centavos; el otro centavo será de compensación.

Solo faltan adquirir 40 buses para completar la renovación de las 425 unidades de transporte que el Municipio y la Cámara de Transporte pactaron hasta marzo.

A la fecha, la Cámara de Transporte ha logrado renovar el 90 por ciento de la flota y en el transcurso de dos meses deberán completar lo restante.

El cambio total de la flota es uno de los 30 puntos que constan en la ‘Ordenanza que regula las condiciones para el mejoramiento de la calidad del servicio de transporte público en la ciudad’.

El cumplimiento de los acuerdos permitirá que el precio del pasaje sea de 35 centavos de dólar, de los cuales 34 pagarán los usuarios y uno el Municipio a través de la Empresa de Movilidad Tránsito y Transporte, EMOV, como compensación.

Para que el subsidio sea efectivo la Empresa de Movilidad, EMOV, hace informes técnicos para evaluar si se cumplen los 30 puntos de la ordenanza que, según explica el gerente Juan Carlos Aguirre, la renovación de la flota es de los más importantes.

“Nos hemos planteado un cronograma y a partir del lunes (hoy) se evaluará cuál es el número real en pasajes y con la información también se entregarán los títulos habilitantes a la líneas de transporte”, comentó Aguirre.

El presidente de la Cámara de Transporte, Manolo Solís, aseguró también que ya se abrió el proceso de contratación de choferes para que trabajen dos por unidad y evitar que uno maneje durante más de 12 horas. Este tema también es parte de los puntos que exige la ordenanza.

Aguirre dice que otra de las exigencias que también se vuelven más visibles, es que en algunos buses ya cuentan con el sistema de seguridad como cámaras de vigilancia y las pantallas informativas.

Detalles
Solís detalla que las unidades nuevas están garantizando un límite de opacidad del cinco por ciento en los primeros 18 años de vida útil y un máximo del 25 por ciento en los siguientes 20 años, lo que está acorde a la normativa del cantón Cuenca.

En este punto, Aguirre y Solís coinciden en que hace 19 meses, cuando iniciaron el cambio de buses en 2018, alrededor del 77 por ciento de las unidades emitían un porcentaje de contaminación superior al de la norma local.

A esto Solís agrega que la puesta en funcionamiento del tranvía y la salida de la línea 100 de la ruta actual, afectaría directamente los ingresos de los miembros de la Cámara y que podría afectar el pago de los buses que fueron sacados gracias a créditos bancarios. Cada unidad tiene un costo de 125.000 dólares y lograron renovar al mes 19 buses. (I)

Edy Pérez Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.