Jornada de cirugía reconstructiva para niños y jóvenes

FOTO: Cortesía

Un grupo de 12 personas, entre niños y jóvenes, serán los beneficiarios de las jornadas de cirugía reconstructiva auricular que se desarrolla en el Hospital Vicente Corral Moscoso. Esta jornada que inició este lunes 17 de febrero de 2020, se enfoca en pacientes con microtia y malformación congénita de oreja.

Las intervenciones son realizadas por los cirujanos plásticos de dicha casa de salud y cuenta con el apoyo de la Universidad de Stanford, a través de la Fundación Rostros Felices de Guayaquil.

Aracelly Dávila, madre de uno de los menores beneficiados, comentó que su hijo nació con un problema congénito y que al intentar acceder a una cirugía descubrió que el valor de la intervención bordea los $12.000. “Esta es una gran ayuda que recibo a favor de mi hijo, esa suma dinero no lo dispongo”, dijo.

Pablo Salamea, jefe del servicio decirugía plástica del Hospital Vicente Corral Moscoso, detalló que cada intervención tienen una duración de 3 horas y que los pacientes permanecerán 48 horas hospitalizados para observar su evolución.

“La microtia es un defecto congénito de la oreja que se presenta en alrededor de 1 de cada 5.000 o 7.000 nacimientos en Ecuador. Somos uno de los países con más alta incidencia a nivel de Latinoamérica”, puntualizó Fernando Quintana, cirujano de la Fundación Rostros Felices.

Los 12 pacientes, de entre 8 y 18 años, provienen de diferentes provincias Imbabura, Portoviejo, El Oro, Loja y Azuay, y podrán acceder a las 3 etapas de la cirugía reconstructiva completa de microtia, misma que se desarrollarán con un intervalo de entre 8 meses a 1 año, cada intervención quirúrgica. (I)

Jornada de cirugía reconstructiva para niños y jóvenes

FOTO: Cortesía

Un grupo de 12 personas, entre niños y jóvenes, serán los beneficiarios de las jornadas de cirugía reconstructiva auricular que se desarrolla en el Hospital Vicente Corral Moscoso. Esta jornada que inició este lunes 17 de febrero de 2020, se enfoca en pacientes con microtia y malformación congénita de oreja.

Las intervenciones son realizadas por los cirujanos plásticos de dicha casa de salud y cuenta con el apoyo de la Universidad de Stanford, a través de la Fundación Rostros Felices de Guayaquil.

Aracelly Dávila, madre de uno de los menores beneficiados, comentó que su hijo nació con un problema congénito y que al intentar acceder a una cirugía descubrió que el valor de la intervención bordea los $12.000. “Esta es una gran ayuda que recibo a favor de mi hijo, esa suma dinero no lo dispongo”, dijo.

Pablo Salamea, jefe del servicio decirugía plástica del Hospital Vicente Corral Moscoso, detalló que cada intervención tienen una duración de 3 horas y que los pacientes permanecerán 48 horas hospitalizados para observar su evolución.

“La microtia es un defecto congénito de la oreja que se presenta en alrededor de 1 de cada 5.000 o 7.000 nacimientos en Ecuador. Somos uno de los países con más alta incidencia a nivel de Latinoamérica”, puntualizó Fernando Quintana, cirujano de la Fundación Rostros Felices.

Los 12 pacientes, de entre 8 y 18 años, provienen de diferentes provincias Imbabura, Portoviejo, El Oro, Loja y Azuay, y podrán acceder a las 3 etapas de la cirugía reconstructiva completa de microtia, misma que se desarrollarán con un intervalo de entre 8 meses a 1 año, cada intervención quirúrgica. (I)