15 días para informe de Curia

El Vaticano abrió una investigación a las denuncias de abuso sexual en contra de César C. De acuerdo con el monseñor Pérez Caicedo, una de las sanciones puede ser su expulsión.
El padre Joffre Astudillo y monseñor Marcos Pérez, en la lectura del pronunciamiento de la Iglesia sobre los casos.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Dos semanas es el plazo previsto para el pronunciamiento del vicario judicial Jaime Ortiz de Lazcano sobre las denuncias de abuso sexual en contra del sacerdote cuencano César C.

Así lo anunció la mañana de ayer el arzobispo Marcos Pérez Caicedo, durante el primer pronunciamiento oficial de la curia de Cuenca sobre las denuncias presentadas en los últimos dos meses.

Caicedo indicó que el vicario judicial, enviado por el Vaticano, se reunió con las víctimas y entrevistó al sacerdote César C., de quien dijo “está consciente del proceso a pesar de su estado de salud”.

Pérez Caicedo hizo referencia a la edad del sacerdote de 92 años y anticipó que las medidas que pueden imponerse serán administrativas, como la expulsión del clero.

“No podemos pronunciarnos sobre las resoluciones por ahora, esperaremos las investigaciones”, sentenció y acotó que el tema “es doloroso para las víctimas y la Iglesia”.

En su manifiesto, la Arquidiócesis de Cuenca expuso siete puntos, referentes a la búsqueda de la verdad, el acompañamiento a las víctimas, “vendar las heridas causadas por cada violación”, y el respeto a la intimidad de las partes que intervienen en el proceso.

Víctimas
En tanto, la Curia confirño que esta semana recibió otra denuncia de abuso sexual en contra de César C. por un hecho registrado hace 40 años en una institución educativa que regentaba el sacerdote.

Aunque la víctima estuvo presente en el pronunciamiento, prefirió mantener el anonimato. Con su denuncia suman cuatro los pedidos de investigación contra César C.

Quienes sí se pronunciaron fueron los familiares de Jorge Palacios. Su hermana Catalina afirmó que hace cuatro años este suceso fue denunciado a la Iglesia, pero “solo hasta ahora nos dan oídos”.

Otra de las hermanas del afectado, quien prefirió no dar su nombre, pidió que el sacerdote tenga una sanción ejemplar.” Nos acaban de decir que este señor está consciente de lo que pasa; si es así, no hay por qué tenerle lástima, así como él no tuvo lástima de mi hermano cuando hizo lo que hizo”, acotó.

El monseñor Pérez Caicedo afirmó que la Iglesia entregará los resultados de la investigación tan pronto como estos sean remitidos desde El Vaticano. “Habrá transparencia”, aseguró. (I)

15 días para informe de Curia

El padre Joffre Astudillo y monseñor Marcos Pérez, en la lectura del pronunciamiento de la Iglesia sobre los casos.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Dos semanas es el plazo previsto para el pronunciamiento del vicario judicial Jaime Ortiz de Lazcano sobre las denuncias de abuso sexual en contra del sacerdote cuencano César C.

Así lo anunció la mañana de ayer el arzobispo Marcos Pérez Caicedo, durante el primer pronunciamiento oficial de la curia de Cuenca sobre las denuncias presentadas en los últimos dos meses.

Caicedo indicó que el vicario judicial, enviado por el Vaticano, se reunió con las víctimas y entrevistó al sacerdote César C., de quien dijo “está consciente del proceso a pesar de su estado de salud”.

Pérez Caicedo hizo referencia a la edad del sacerdote de 92 años y anticipó que las medidas que pueden imponerse serán administrativas, como la expulsión del clero.

“No podemos pronunciarnos sobre las resoluciones por ahora, esperaremos las investigaciones”, sentenció y acotó que el tema “es doloroso para las víctimas y la Iglesia”.

En su manifiesto, la Arquidiócesis de Cuenca expuso siete puntos, referentes a la búsqueda de la verdad, el acompañamiento a las víctimas, “vendar las heridas causadas por cada violación”, y el respeto a la intimidad de las partes que intervienen en el proceso.

Víctimas
En tanto, la Curia confirño que esta semana recibió otra denuncia de abuso sexual en contra de César C. por un hecho registrado hace 40 años en una institución educativa que regentaba el sacerdote.

Aunque la víctima estuvo presente en el pronunciamiento, prefirió mantener el anonimato. Con su denuncia suman cuatro los pedidos de investigación contra César C.

Quienes sí se pronunciaron fueron los familiares de Jorge Palacios. Su hermana Catalina afirmó que hace cuatro años este suceso fue denunciado a la Iglesia, pero “solo hasta ahora nos dan oídos”.

Otra de las hermanas del afectado, quien prefirió no dar su nombre, pidió que el sacerdote tenga una sanción ejemplar.” Nos acaban de decir que este señor está consciente de lo que pasa; si es así, no hay por qué tenerle lástima, así como él no tuvo lástima de mi hermano cuando hizo lo que hizo”, acotó.

El monseñor Pérez Caicedo afirmó que la Iglesia entregará los resultados de la investigación tan pronto como estos sean remitidos desde El Vaticano. “Habrá transparencia”, aseguró. (I)