150 pacientes se someten a diálisis en el IESS

El equipo médico de Nefrología integrado por 5 especialistas brindan la atención a los pacientes que deben realizarse la diálisis tres veces por semana. Sandra Altafulla [email protected]

 Hoy se conmemora el Día Mundial del Riñon y esta patología va creciendo en el país, según los registros del Hospital José Carrasco Arteaga, por lo que presentan un plan de prevención.


Tres sesiones a la semana, de cuatro horas cada una. Esa es la recomendación médica que debe cumplir sin fallar un paciente que padezca una patología renal.


De no hacerlo, las consecuencias pueden ser letales o pueden aparecer serias alteraciones cardíacas, respiratorias, sensoriales y neurológicas, según explica Catalina Rivera, jefa del servicio de Nefrología del Hospital José Carrasco Arteaga del Instituto de Seguridad Social, IESS.


“Esta enfermedad, lamentablemente va en aumento, en el país se ubica como la sexta patología con relación de mortalidad”, sostuvo. En el hospital se atienden alrededor de 11.000 pacientes por año en este servicio de Nefrología, de los cuales alrededor de 2.700 tienen la patología y de ellos 150 son los que van a diálisis.


Los enfermos que acuden a esta área oscilan entre 40 y 50 años, aunque también hay un alto número de pacientes a partir de los 14 años.
El promedio de diálisis que se realiza por paciente varía de 12 a 13 sesiones mensuales. En su mayoría, la causa de la insuficiencia renal está relacionada con la obesidad y el sobrepeso debido a la alimentación incorrecta.


Por ello, la médico hace énfasis en un diagnóstico temprano para la prevención de cualquier enfermedad renal y así evitar que más pacientes se encuentren en la lista de espera de un transplante de riñón.


Sobre esto explicó que en 2018 hubo 33 donantes cadavéricos y cinco vivos, mientras que los 150 pacientes que acuden a diálisis en últimos estadios se encuentran en lista de espera de este órgano.


La enfermedad renal crónica afecta casi al 10 por ciento de la población, según la Organización Mundial de la Salud. Los especialistas señalan que esta condición se puede prevenir, pero no tiene cura, suele ser progresiva, silenciosa y no presentar síntomas hasta etapas avanzadas. Al final las opciones son el trasplante de riñón y/o hemodiálisis.


Esta patología requiere de una inversión de 1.600 dólares al mes para someterse a las diálisis en el sector privado.


Prevención
Este año, el Día Mundial del Riñón se propone concientizar sobre la alta y creciente carga de la enfermedad renal en todo el mundo y la necesidad de estrategias para su prevención y tratamiento.


El lema de este año ‘Salud renal para todos, en todas partes’ hace un llamadopara alcanzar una cobertura de salud universal, especialmente para la prevención y el tratamiento temprano de la enfermedad renal.


Reglas de oro
La doctora Noralma Mosquera Vivas, jefa de Servicio de Nefrología y parte del Equipo de Trasplante Renal del Hospital Luis Vernaza de Guayaquil, menciona que a nivel nacional se trabaja con ocho reglas de oro para la prevención de las enfermedades renales crónicas, entre ellas: mantenerse en forma y activo; mantener un control regular de los niveles de glucosa en sangre; monitorear la presión arterial; comer saludablemente y mantener el peso bajo control; mantener una ingesta de líquidos saludables; no fumar; no automedicarse; chequear la función renal si tiene uno o más factores de alto riesgo.


Jornada
Para tratar diversos temas sobre el avance de las enfermedades renales, hoy se desarrollará una jornada científica por el Día Mundial del Riñón, dirigida a médicos especialistas, internistas, estudiantes e interesados. El acto se cumplirá en el Auditorio del hospital desde las 08:30. (I)


2.700
pacientes tienen alguna patología del ríñon, un promedio alto de enfermedad.
La intención es que los ciudadanos tomen medidas de prevención sobre esta patología que tiene alta incidencia de mortalidad en el país.

150 pacientes se someten a diálisis en el IESS

El equipo médico de Nefrología integrado por 5 especialistas brindan la atención a los pacientes que deben realizarse la diálisis tres veces por semana. Sandra Altafulla [email protected]

 Hoy se conmemora el Día Mundial del Riñon y esta patología va creciendo en el país, según los registros del Hospital José Carrasco Arteaga, por lo que presentan un plan de prevención.


Tres sesiones a la semana, de cuatro horas cada una. Esa es la recomendación médica que debe cumplir sin fallar un paciente que padezca una patología renal.


De no hacerlo, las consecuencias pueden ser letales o pueden aparecer serias alteraciones cardíacas, respiratorias, sensoriales y neurológicas, según explica Catalina Rivera, jefa del servicio de Nefrología del Hospital José Carrasco Arteaga del Instituto de Seguridad Social, IESS.


“Esta enfermedad, lamentablemente va en aumento, en el país se ubica como la sexta patología con relación de mortalidad”, sostuvo. En el hospital se atienden alrededor de 11.000 pacientes por año en este servicio de Nefrología, de los cuales alrededor de 2.700 tienen la patología y de ellos 150 son los que van a diálisis.


Los enfermos que acuden a esta área oscilan entre 40 y 50 años, aunque también hay un alto número de pacientes a partir de los 14 años.
El promedio de diálisis que se realiza por paciente varía de 12 a 13 sesiones mensuales. En su mayoría, la causa de la insuficiencia renal está relacionada con la obesidad y el sobrepeso debido a la alimentación incorrecta.


Por ello, la médico hace énfasis en un diagnóstico temprano para la prevención de cualquier enfermedad renal y así evitar que más pacientes se encuentren en la lista de espera de un transplante de riñón.


Sobre esto explicó que en 2018 hubo 33 donantes cadavéricos y cinco vivos, mientras que los 150 pacientes que acuden a diálisis en últimos estadios se encuentran en lista de espera de este órgano.


La enfermedad renal crónica afecta casi al 10 por ciento de la población, según la Organización Mundial de la Salud. Los especialistas señalan que esta condición se puede prevenir, pero no tiene cura, suele ser progresiva, silenciosa y no presentar síntomas hasta etapas avanzadas. Al final las opciones son el trasplante de riñón y/o hemodiálisis.


Esta patología requiere de una inversión de 1.600 dólares al mes para someterse a las diálisis en el sector privado.


Prevención
Este año, el Día Mundial del Riñón se propone concientizar sobre la alta y creciente carga de la enfermedad renal en todo el mundo y la necesidad de estrategias para su prevención y tratamiento.


El lema de este año ‘Salud renal para todos, en todas partes’ hace un llamadopara alcanzar una cobertura de salud universal, especialmente para la prevención y el tratamiento temprano de la enfermedad renal.


Reglas de oro
La doctora Noralma Mosquera Vivas, jefa de Servicio de Nefrología y parte del Equipo de Trasplante Renal del Hospital Luis Vernaza de Guayaquil, menciona que a nivel nacional se trabaja con ocho reglas de oro para la prevención de las enfermedades renales crónicas, entre ellas: mantenerse en forma y activo; mantener un control regular de los niveles de glucosa en sangre; monitorear la presión arterial; comer saludablemente y mantener el peso bajo control; mantener una ingesta de líquidos saludables; no fumar; no automedicarse; chequear la función renal si tiene uno o más factores de alto riesgo.


Jornada
Para tratar diversos temas sobre el avance de las enfermedades renales, hoy se desarrollará una jornada científica por el Día Mundial del Riñón, dirigida a médicos especialistas, internistas, estudiantes e interesados. El acto se cumplirá en el Auditorio del hospital desde las 08:30. (I)


2.700
pacientes tienen alguna patología del ríñon, un promedio alto de enfermedad.
La intención es que los ciudadanos tomen medidas de prevención sobre esta patología que tiene alta incidencia de mortalidad en el país.