Identidad y tradiciones se plasman en murales

FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Los grafitis son cada vez más valorados y respetados. La cultura hip-hop ha llegado a distinguirse al plasmar su arte en diferentes muros de Cuenca y artistas, que han salido de las calles, se lucen.

Desde finales del año 2019 en diferentes paredes de Cuenca se empezaron a apreciar murales o graffitis como verdaderas obras de arte de la cultura hip-hop.

El arte urbano se tomó dos paredes grandes que están en la entrada del mercado 10 de Agosto, en la Calle Larga. Ahí se observan dos obras, una de un cuencano y la otra de un francés. El artista cuencano ‘Mathiz Skills’ se encargó de plasmar la esencia del mercado.

Él tomó elementos que caracterizan al patrimonio local y su cultura. Su personaje principal fue una chola cuencana cuyo rostro armó con un collage de facciones de diferentes mujeres.

En su mano, la cholita lleva un tiesto y sobre esto baila una pareja vestida con trajes tradicionales.

Al fondo de la obra lucen dos hojas de achira que se usan para envolver los tamales y un gran sol que ilumina a diario la ciudad y cuya forma es característica de las culturas andinas.

Los aplausos ahora son comunes para ‘Mathiz Skills’, pero no siempre fue así. A los 15 años, cuando empezó con el arte urbano, fue rechazado cuando hizo su primer mural en el barrio donde vivía.

La otra obra es del artista francés ‘The Semor’, también ubicada en la entrada del mercado. Su arte nació de su percepción de la ciudad. Comentó que vino a Cuenca como turista y acompañado de su pareja, hace algunos años.

Pero cuando fue invitado a hacer el mural, aceptó e hizo los bocetos para lograr incluir los elementos necesarios para hacer de este trabajo un reflejo fidedigno de la ciudad.

Usó aerosoles de diferentes colores para su creación. La obra mide unos tres metros de alto por tres más de ancho. Al fondo de su creación resalta la Catedral de la Inmaculada Concepción, que está mezclada con edificios, casas patrimoniales que representan el crecimiento urbano y los vehículos que transitan por el centro histórico. También dibujó las cestas llenas de frutas coloridas, chanchos y otros detalles.

Estos dos murales se hicieron en septiembre de 2019 en el marco de la segunda edición del Festival de Culturas Urbanas organizado por la Alianza Francesa de Cuenca.

En las escalinatas de El Otorongo, donde según los vecinos algunas personas solían libar, también se convirtió en un espacio para el arte.

Las paredes ahora son el lienzo de artistas urbanos que plasman ahí sus creaciones. Estos dibujos nacieron a raíz de una serie de entrevistas con moradores de los barrios San Roque, San Sebastián y El Otorongo.

El mural refleja las memorias de gente que, con el paso del tiempo, guardó los mejores recuerdos de su ciudad. Pero también guarda los colores de la diversidad que caracteriza a esta ciudad.

En la avenida 12 de Abril y Fray Vicente Solano se exhibe un mural de 60 metros cuadrados que es un atractivo para los que visitan la ciudad.

Para Rosa Toral, una comerciante del sector, es un privilegio que hayan hecho este mural. “Que sigan haciendo estas pinturas. Es arte urbano, antes solo hacían manchas, pero ahora sí se dedican”, indicó.

La mujer recalcó que no está de acuerdo con manchar las paredes por el placer de dañarles, pero sí le gusta que plasmen dibujos o pinturas que hablen de la ciudad y sus tradiciones.

En el Centro Histórico, en las puertas de algunos comercios también han hechos murales con figuras de vendedores informales y otros dibujos que son parte del día a día en el centro de la ciudad.

Para los miembros de la Dirección de Cultura del Municipio, la intención es que para este año se pueda disfrutar en la ciudad de una ruta de murales para que los turistas también conozcan el talento y la cultura hip-hop que hay en la ciudad y que, a su vez, sepan a través del arte de las culturas que convergen en Cuenca.

Este año, cuando se celebra el Bicentenario de la Independencia, se espera que existan más murales y se materialice la ruta para poder recorrerla. (I)

Edy Pérez Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identidad y tradiciones se plasman en murales

FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Los grafitis son cada vez más valorados y respetados. La cultura hip-hop ha llegado a distinguirse al plasmar su arte en diferentes muros de Cuenca y artistas, que han salido de las calles, se lucen.

Desde finales del año 2019 en diferentes paredes de Cuenca se empezaron a apreciar murales o graffitis como verdaderas obras de arte de la cultura hip-hop.

El arte urbano se tomó dos paredes grandes que están en la entrada del mercado 10 de Agosto, en la Calle Larga. Ahí se observan dos obras, una de un cuencano y la otra de un francés. El artista cuencano ‘Mathiz Skills’ se encargó de plasmar la esencia del mercado.

Él tomó elementos que caracterizan al patrimonio local y su cultura. Su personaje principal fue una chola cuencana cuyo rostro armó con un collage de facciones de diferentes mujeres.

En su mano, la cholita lleva un tiesto y sobre esto baila una pareja vestida con trajes tradicionales.

Al fondo de la obra lucen dos hojas de achira que se usan para envolver los tamales y un gran sol que ilumina a diario la ciudad y cuya forma es característica de las culturas andinas.

Los aplausos ahora son comunes para ‘Mathiz Skills’, pero no siempre fue así. A los 15 años, cuando empezó con el arte urbano, fue rechazado cuando hizo su primer mural en el barrio donde vivía.

La otra obra es del artista francés ‘The Semor’, también ubicada en la entrada del mercado. Su arte nació de su percepción de la ciudad. Comentó que vino a Cuenca como turista y acompañado de su pareja, hace algunos años.

Pero cuando fue invitado a hacer el mural, aceptó e hizo los bocetos para lograr incluir los elementos necesarios para hacer de este trabajo un reflejo fidedigno de la ciudad.

Usó aerosoles de diferentes colores para su creación. La obra mide unos tres metros de alto por tres más de ancho. Al fondo de su creación resalta la Catedral de la Inmaculada Concepción, que está mezclada con edificios, casas patrimoniales que representan el crecimiento urbano y los vehículos que transitan por el centro histórico. También dibujó las cestas llenas de frutas coloridas, chanchos y otros detalles.

Estos dos murales se hicieron en septiembre de 2019 en el marco de la segunda edición del Festival de Culturas Urbanas organizado por la Alianza Francesa de Cuenca.

En las escalinatas de El Otorongo, donde según los vecinos algunas personas solían libar, también se convirtió en un espacio para el arte.

Las paredes ahora son el lienzo de artistas urbanos que plasman ahí sus creaciones. Estos dibujos nacieron a raíz de una serie de entrevistas con moradores de los barrios San Roque, San Sebastián y El Otorongo.

El mural refleja las memorias de gente que, con el paso del tiempo, guardó los mejores recuerdos de su ciudad. Pero también guarda los colores de la diversidad que caracteriza a esta ciudad.

En la avenida 12 de Abril y Fray Vicente Solano se exhibe un mural de 60 metros cuadrados que es un atractivo para los que visitan la ciudad.

Para Rosa Toral, una comerciante del sector, es un privilegio que hayan hecho este mural. “Que sigan haciendo estas pinturas. Es arte urbano, antes solo hacían manchas, pero ahora sí se dedican”, indicó.

La mujer recalcó que no está de acuerdo con manchar las paredes por el placer de dañarles, pero sí le gusta que plasmen dibujos o pinturas que hablen de la ciudad y sus tradiciones.

En el Centro Histórico, en las puertas de algunos comercios también han hechos murales con figuras de vendedores informales y otros dibujos que son parte del día a día en el centro de la ciudad.

Para los miembros de la Dirección de Cultura del Municipio, la intención es que para este año se pueda disfrutar en la ciudad de una ruta de murales para que los turistas también conozcan el talento y la cultura hip-hop que hay en la ciudad y que, a su vez, sepan a través del arte de las culturas que convergen en Cuenca.

Este año, cuando se celebra el Bicentenario de la Independencia, se espera que existan más murales y se materialice la ruta para poder recorrerla. (I)

Edy Pérez Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.