Hay 2.337 alertas por condiciones insalubres de productos

Basura encontrada debajo de las bases donde se almacenan alimentos para la venta en un supermercado de Cuenca.

El jueves 6 de junio de 2019 fue clausurado otro supermecado luego de que Arcsa recibiera una denuncia ciudadana a través de su aplicativo móvil. En el sitio se encontraron plagas como roedores y babosas.

En menos de 15 días dos supermercados de la ciudad fueron clausurados por la Agencia de Regulación y Control Sanitario, Arcsa, por almacenar productos de manera insalubre, lo que pone en riesgo la salud de los consumidores.

Este jueves 5 de junio, esta institución hizo una inspección a un supermercado debido a una alertarecibida a través de la aplicación Arcsa móvil. Hasta finales de mayo la institución ha recibido 2.337 denuncias por condiciones de insalubridad de productos.

Verónica Zapata, coordinadora encargada de Arcsa, señaló que durante la inspección se solicitó al personal del local que levanten las bases sobre los cuales se almacenaban los alimentos, evidenciando que debajo de estos había excremento y orina de roedores, así como basura acumulada. También observaron que en el sitio había  plagas como babosas y mariposas.

En el supermercado habían productos que no contaban con Notificación Sanitaria ecuatoriana y otros caducados en estanterías disponibles para la venta, los cuales fueron retirados de las perchas. Arcsa clausuró temporalmente el establecimiento para evitar la comercialización de los productos.  

La Coordinadora encargada señaló que no se puede difundir el nombre de los establecimientos clausurados porque los propietarios tienen la posibilidad de mejorar las condiciones del local y operar sin poner en riesgo la salud de los ciudadanos.

En caso de no cumplir con las mejoras se procede a la clausura definitiva de los sitios.

El pasado 25 de mayo Arcsa informó sobre la clausura de un supermercado en Challuabamba, donde se encontraron roedores.  (I)

Hay 2.337 alertas por condiciones insalubres de productos

Basura encontrada debajo de las bases donde se almacenan alimentos para la venta en un supermercado de Cuenca.

El jueves 6 de junio de 2019 fue clausurado otro supermecado luego de que Arcsa recibiera una denuncia ciudadana a través de su aplicativo móvil. En el sitio se encontraron plagas como roedores y babosas.

En menos de 15 días dos supermercados de la ciudad fueron clausurados por la Agencia de Regulación y Control Sanitario, Arcsa, por almacenar productos de manera insalubre, lo que pone en riesgo la salud de los consumidores.

Este jueves 5 de junio, esta institución hizo una inspección a un supermercado debido a una alertarecibida a través de la aplicación Arcsa móvil. Hasta finales de mayo la institución ha recibido 2.337 denuncias por condiciones de insalubridad de productos.

Verónica Zapata, coordinadora encargada de Arcsa, señaló que durante la inspección se solicitó al personal del local que levanten las bases sobre los cuales se almacenaban los alimentos, evidenciando que debajo de estos había excremento y orina de roedores, así como basura acumulada. También observaron que en el sitio había  plagas como babosas y mariposas.

En el supermercado habían productos que no contaban con Notificación Sanitaria ecuatoriana y otros caducados en estanterías disponibles para la venta, los cuales fueron retirados de las perchas. Arcsa clausuró temporalmente el establecimiento para evitar la comercialización de los productos.  

La Coordinadora encargada señaló que no se puede difundir el nombre de los establecimientos clausurados porque los propietarios tienen la posibilidad de mejorar las condiciones del local y operar sin poner en riesgo la salud de los ciudadanos.

En caso de no cumplir con las mejoras se procede a la clausura definitiva de los sitios.

El pasado 25 de mayo Arcsa informó sobre la clausura de un supermercado en Challuabamba, donde se encontraron roedores.  (I)