Guirnaldas son una opción para decorar pesebres

Los pesebres, que son tradicionales en Cuenca, podrán ser decorados con uso de cartones, guirnaldas y otros materiales.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Los comerciantes tienen una variedad de alternativas para decorar pesebres de manera ecológica y sin necesidad de dañar la ‘Piel de los bosques’.

El expendio de musgo natural, que crece en los páramos de la Sierra y en lugares de la Costa y Oriente, es casi inexistente en las calles de Cuenca desde 2018, esto gracias a la persistente campaña ‘No arranques la piel de los bosques’ que hace el Ministerio del Ambiente desde 2012 en el país y que inició ayer.

La iniciativa pretende seguir promoviendo el uso de materiales alternativos en la celebración de la Navidad y eliminar la extracción de especies como musgo y bromelias para la elaboración de los tradicionales nacimientos.

El mercado ofrece una variedad de elementos con los que se pueden decorar como las guirnaldas, los árboles sintéticos, cartones, grama artificial y más.

“Hay que tener creatividad, más antes sí vendíamos musguitos, pero no hemos sabido que eso era necesario para mantener la humedad en los bosques”, comentó Virginia Tenezaca quien lleva más de 20 años trabajando en el mercado Rotary en el centro.

El biólogo Fernando Juela, técnico de vida silvestre del Ministerio del Ambiente, Dirección Provincial de Azuay, aseguró ayer que el musgo se encuentra sobre rocas, suelos no productivos, pantanos o cuelgan de ramas de ciertos árboles, donde están adecuando el hábitat para otro tipo de plantas.

Estos tienen la función de dar abrigo al ambiente que está expuesto a las corrientes de aire, con lo cual calientan el entorno donde, por ejemplo, crecen las orquídeas y las bromelias.

Según el MAE Azuay los operativos del 2012 al 2017 determinan una disminución en el tráfico de productos del medio. En 2012 se decomisaron 6 sacos de musgo y 74 bromelias; en 2013: 19 sacos de musgo, 37 bromelias y 208 orquídeas; en 2014: 17 bromelias y 102 orquídeas; en 2015: no hubo, en el 2016: 1 bromelia y 60 orquídeas, en el 2017: 67 orquídeas. (I)

Guirnaldas son una opción para decorar pesebres

Los pesebres, que son tradicionales en Cuenca, podrán ser decorados con uso de cartones, guirnaldas y otros materiales.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Los comerciantes tienen una variedad de alternativas para decorar pesebres de manera ecológica y sin necesidad de dañar la ‘Piel de los bosques’.

El expendio de musgo natural, que crece en los páramos de la Sierra y en lugares de la Costa y Oriente, es casi inexistente en las calles de Cuenca desde 2018, esto gracias a la persistente campaña ‘No arranques la piel de los bosques’ que hace el Ministerio del Ambiente desde 2012 en el país y que inició ayer.

La iniciativa pretende seguir promoviendo el uso de materiales alternativos en la celebración de la Navidad y eliminar la extracción de especies como musgo y bromelias para la elaboración de los tradicionales nacimientos.

El mercado ofrece una variedad de elementos con los que se pueden decorar como las guirnaldas, los árboles sintéticos, cartones, grama artificial y más.

“Hay que tener creatividad, más antes sí vendíamos musguitos, pero no hemos sabido que eso era necesario para mantener la humedad en los bosques”, comentó Virginia Tenezaca quien lleva más de 20 años trabajando en el mercado Rotary en el centro.

El biólogo Fernando Juela, técnico de vida silvestre del Ministerio del Ambiente, Dirección Provincial de Azuay, aseguró ayer que el musgo se encuentra sobre rocas, suelos no productivos, pantanos o cuelgan de ramas de ciertos árboles, donde están adecuando el hábitat para otro tipo de plantas.

Estos tienen la función de dar abrigo al ambiente que está expuesto a las corrientes de aire, con lo cual calientan el entorno donde, por ejemplo, crecen las orquídeas y las bromelias.

Según el MAE Azuay los operativos del 2012 al 2017 determinan una disminución en el tráfico de productos del medio. En 2012 se decomisaron 6 sacos de musgo y 74 bromelias; en 2013: 19 sacos de musgo, 37 bromelias y 208 orquídeas; en 2014: 17 bromelias y 102 orquídeas; en 2015: no hubo, en el 2016: 1 bromelia y 60 orquídeas, en el 2017: 67 orquídeas. (I)