Frentistas del tranvía son parte de plan de desarrollo

Comercios ubicados en la ruta del tranvía de la Mariscal Lamar piden acciones para que se reactiven sus ventas.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Mejorar las actividades comerciales de la ruta del tranvía es uno de los primeros puntos que ha establecido la EDEC para promover el empleo y desarrollo económico en Cuenca.

Un plan que integre a varias direcciones y entidades municipales para mejorar el comercio en la ruta del tranvía es uno de los primeros planes de la Empresa de Desarrollo Económico, EDEC, para reactivar la economía en la ciudad.

Así lo informó el gerente de la empresa, Franco Zúñiga, quien señaló que se está brindando acompañamiento al sector de los frentistas del Tranvía, se han desarrollado mesas de trabajo en torno al tema, y se diseña un plan de trabajo que, en primera instancia definirá cómo aportarán los entes del Municipio, como la Fundación Iluminar, la Guardia Ciudadana, Cultura y Turismo, a la reactivación de la zona.

El objetivo del proyecto de la EDEC es que “con la ayuda de todos este espacio y sus actores comerciales, conviertan una ruta cultural y comercial de Cuenca”, indicó el gerente de la empresa municipal.

Pedidos
La Unidad Ejecutora del Tranvía mantiene un censo que da cuenta de 260 frentistas afectados en la ruta tranviaria, pero la información data del 2015 por lo que necesita ser actualizada. En base a eso el Municipio efectúa un catastro de los comercios.

Los frentistas sugieren que para mejorar la presencia de clientes y turistas se desarrollen activaciones culturales en fechas especiales como feriados y fiestas locales, a excepción del Corpus Christi. La idea, señala la frentista María Palacios, es que la gente recorra la ruta del tranvía atraída por estos eventos y “de paso” visiten los locales comerciales y mejore el nivel de ventas.

En cuanto a las ferias que se venían desarrollando en la ruta, hay dos pedidos por parte de los frentistas. Una facción pide que estos espacios no se pierdan y otra sostiene que no todos se benefician de estos eventos y que, al contrario de traer beneficios, enfoca las compras en un solo lugar, perjudicando las ventas de los demás comerciantes, indica la dirigente Palacios.

Otro de los pedidos que se dan en la ruta es la mejora de la movilidad. Carlos Lojano, quien tiene un negocio en la Avenida de las Américas, sostiene que el congestionamiento que provocan los semáforos del tranvía hace que la gente evite transitar por estas zonas y que sus clientes busquen otros sitios para comprar con comodidad.

El alcalde Pedro Palacios señaló que está en marcha el plan para ocultar los semáforos de la Avenida de las Américas y la avenida España para reducir dicho problema.

Los frentistas y el gobierno local se comprometieron además a promocionar el alquiler de los locales vacíos del Centro Histórico para que estos sean ocupados por entidades bancarias, operadores de telefonía móvil, oficinas de envíos o servicios públicos, con el fin de que la ciudadanía se vea motivada a acudir a estos sitios y visite también los negocios.

Veeduría
Pedro Palacios también señaló que abrirá las puertas del tranvía para que los comerciantes que requieran información sobre los procesos, para hacer veedurías y un control ciudadano del proyecto, obtengan datos de primera mano.

Ayer en la tarde los veedores del tranvía presentaron un informe que registra los pormenores de la obra desde el 2017 hasta la fecha, lo hicieron a través de un evento que tuvo como sede el Museo de la Ciudad, antigua Escuela Central.

María Palacios, quien dirige la veeduría, informó que el expediente será remitido a la Contraloría General del Estado y a los concejales de Cuenca para que fiscalicen la obra. (I)

DATOS
-Activaciones. Eventos culturales y sociales se cumplirán en la ruta del tranvía en fechas especiales y feriados para reactivar la economía.
-Ferias. El impacto de las ferias de comerciantes del tranvía será evaluado para conocer de manera técnica si estas actividades deben mantenerse o no.
-Semáforos. Los semáforos exclusivos del tranvía serán ocultos para mejorar la movilidad y evitar que los clientes de los frentistas cambien de proveedor.

LA CIFRA
260
es el número aproximado de frentistas afectados por el tranvía.

Frentistas del tranvía son parte de plan de desarrollo

Comercios ubicados en la ruta del tranvía de la Mariscal Lamar piden acciones para que se reactiven sus ventas.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Mejorar las actividades comerciales de la ruta del tranvía es uno de los primeros puntos que ha establecido la EDEC para promover el empleo y desarrollo económico en Cuenca.

Un plan que integre a varias direcciones y entidades municipales para mejorar el comercio en la ruta del tranvía es uno de los primeros planes de la Empresa de Desarrollo Económico, EDEC, para reactivar la economía en la ciudad.

Así lo informó el gerente de la empresa, Franco Zúñiga, quien señaló que se está brindando acompañamiento al sector de los frentistas del Tranvía, se han desarrollado mesas de trabajo en torno al tema, y se diseña un plan de trabajo que, en primera instancia definirá cómo aportarán los entes del Municipio, como la Fundación Iluminar, la Guardia Ciudadana, Cultura y Turismo, a la reactivación de la zona.

El objetivo del proyecto de la EDEC es que “con la ayuda de todos este espacio y sus actores comerciales, conviertan una ruta cultural y comercial de Cuenca”, indicó el gerente de la empresa municipal.

Pedidos
La Unidad Ejecutora del Tranvía mantiene un censo que da cuenta de 260 frentistas afectados en la ruta tranviaria, pero la información data del 2015 por lo que necesita ser actualizada. En base a eso el Municipio efectúa un catastro de los comercios.

Los frentistas sugieren que para mejorar la presencia de clientes y turistas se desarrollen activaciones culturales en fechas especiales como feriados y fiestas locales, a excepción del Corpus Christi. La idea, señala la frentista María Palacios, es que la gente recorra la ruta del tranvía atraída por estos eventos y “de paso” visiten los locales comerciales y mejore el nivel de ventas.

En cuanto a las ferias que se venían desarrollando en la ruta, hay dos pedidos por parte de los frentistas. Una facción pide que estos espacios no se pierdan y otra sostiene que no todos se benefician de estos eventos y que, al contrario de traer beneficios, enfoca las compras en un solo lugar, perjudicando las ventas de los demás comerciantes, indica la dirigente Palacios.

Otro de los pedidos que se dan en la ruta es la mejora de la movilidad. Carlos Lojano, quien tiene un negocio en la Avenida de las Américas, sostiene que el congestionamiento que provocan los semáforos del tranvía hace que la gente evite transitar por estas zonas y que sus clientes busquen otros sitios para comprar con comodidad.

El alcalde Pedro Palacios señaló que está en marcha el plan para ocultar los semáforos de la Avenida de las Américas y la avenida España para reducir dicho problema.

Los frentistas y el gobierno local se comprometieron además a promocionar el alquiler de los locales vacíos del Centro Histórico para que estos sean ocupados por entidades bancarias, operadores de telefonía móvil, oficinas de envíos o servicios públicos, con el fin de que la ciudadanía se vea motivada a acudir a estos sitios y visite también los negocios.

Veeduría
Pedro Palacios también señaló que abrirá las puertas del tranvía para que los comerciantes que requieran información sobre los procesos, para hacer veedurías y un control ciudadano del proyecto, obtengan datos de primera mano.

Ayer en la tarde los veedores del tranvía presentaron un informe que registra los pormenores de la obra desde el 2017 hasta la fecha, lo hicieron a través de un evento que tuvo como sede el Museo de la Ciudad, antigua Escuela Central.

María Palacios, quien dirige la veeduría, informó que el expediente será remitido a la Contraloría General del Estado y a los concejales de Cuenca para que fiscalicen la obra. (I)

DATOS
-Activaciones. Eventos culturales y sociales se cumplirán en la ruta del tranvía en fechas especiales y feriados para reactivar la economía.
-Ferias. El impacto de las ferias de comerciantes del tranvía será evaluado para conocer de manera técnica si estas actividades deben mantenerse o no.
-Semáforos. Los semáforos exclusivos del tranvía serán ocultos para mejorar la movilidad y evitar que los clientes de los frentistas cambien de proveedor.

LA CIFRA
260
es el número aproximado de frentistas afectados por el tranvía.