Finanzas y tranvía marcan primer mes de Palacios

El alcalde Pedro Palacios cumple hoy un mes de estar al frente de la administración municipal de Cuenca. Diego Cáceres EL TIEMPO

El nuevo alcalde cumple sus primeros 30 días al frente de la Municipalidad, un período en el que ha dedicado sus esfuerzos a mejorar la economía del gobierno local e intentar entregar el tranvía.

Un plan de austeridad y la suspensión de los recorridos del tranvía, así como los intentos por poner al sistema en marcha, han copado la agenda del nuevo alcalde de la ciudad, Pedro Palacios, durante su primer mes al frente de la Municipalidad de Cuenca.


Palacios indicó que para iniciar su trabajo con pie derecho había que poner la casa en orden en cuanto a lo financiero y ese trabajo ha desembocado en diagnósticos económicos y administrativos al  consorcio municipal, que deben estar listos el martes próximo para su revisión y la aplicación de medidas que permitan mejorar los flujos de dinero para obras.


Según Palacios, hasta el momento se ha logrado reducir gastos en choferes, publicidad y gasto corriente, por el orden de un millón de dólares.


Pero las cuentas a pagar superan el ahorro. Fabián Ledesma, quien preside la comisión de Finanzas, señala que las deudas inmediatas están por el orden de los 17’000.000 de dólares. La deuda acumulada, según la Dirección Financiera del Municipio, es de 135’000.000 de dólares.


En cuanto al tranvía, el director encargado del proyecto, Jorge Espinoza, señaló que está listo un análisis de macroactividades a cumplir para que el proyecto empiece a operar, pero “sería irresponsable dar una fecha” para que el sistema se ponga en marcha, ya que resolver los problemas dependen, a más del Municipio, de las contratistas y de la resolución de los conflictos de mediación con ACTN y Artelia, constructora y fiscalizadora del tranvía. (I)   
El Alcalde informó que se trabaja en el Plan Operativo Anual. El nuevo presupuesto estará listo a fines de julio.
El Proyecto Tranvía depende de la contratación del mantenimiento y licenciamiento de los choferes.

Finanzas y tranvía marcan primer mes de Palacios

El alcalde Pedro Palacios cumple hoy un mes de estar al frente de la administración municipal de Cuenca. Diego Cáceres EL TIEMPO

El nuevo alcalde cumple sus primeros 30 días al frente de la Municipalidad, un período en el que ha dedicado sus esfuerzos a mejorar la economía del gobierno local e intentar entregar el tranvía.

Un plan de austeridad y la suspensión de los recorridos del tranvía, así como los intentos por poner al sistema en marcha, han copado la agenda del nuevo alcalde de la ciudad, Pedro Palacios, durante su primer mes al frente de la Municipalidad de Cuenca.


Palacios indicó que para iniciar su trabajo con pie derecho había que poner la casa en orden en cuanto a lo financiero y ese trabajo ha desembocado en diagnósticos económicos y administrativos al  consorcio municipal, que deben estar listos el martes próximo para su revisión y la aplicación de medidas que permitan mejorar los flujos de dinero para obras.


Según Palacios, hasta el momento se ha logrado reducir gastos en choferes, publicidad y gasto corriente, por el orden de un millón de dólares.


Pero las cuentas a pagar superan el ahorro. Fabián Ledesma, quien preside la comisión de Finanzas, señala que las deudas inmediatas están por el orden de los 17’000.000 de dólares. La deuda acumulada, según la Dirección Financiera del Municipio, es de 135’000.000 de dólares.


En cuanto al tranvía, el director encargado del proyecto, Jorge Espinoza, señaló que está listo un análisis de macroactividades a cumplir para que el proyecto empiece a operar, pero “sería irresponsable dar una fecha” para que el sistema se ponga en marcha, ya que resolver los problemas dependen, a más del Municipio, de las contratistas y de la resolución de los conflictos de mediación con ACTN y Artelia, constructora y fiscalizadora del tranvía. (I)   
El Alcalde informó que se trabaja en el Plan Operativo Anual. El nuevo presupuesto estará listo a fines de julio.
El Proyecto Tranvía depende de la contratación del mantenimiento y licenciamiento de los choferes.