Feria Libre se llena de uniformes “bonitos y baratos”

La comerciante Rita Torres acomoda la mercadería en su puesto para las ventas por la temporada escolar.
FOTO: Fernando Machado EL TIEMPO

Desde esta semana las carpas de El Arenal cambian la ropa casual por faldas prensadas, casimires, camisetas polo y busos blancos. Las ofertas para el nuevo año lectivo copan el espacio.

En el puesto de Rita Torres, dos grandes saquillos se abren para cambiar la imagen de la improvisada tienda de ropa, del uno salen las camisetas, busos y ropa interior para estudiantes, y en el otro se coloca la ropa “de moda” pues la temporada está marcada por el regreso a clases.

Como ella, 1.600 comerciantes dan un giro a sus negocios hacia la venta de ropa y calzado escolar. Este año ofrecerán sus productos solo los días miércoles, sus compradores lo saben y acuden desde temprano en la mañana para conseguir los uniformes de calidad “ Triple B: buenos, bonitos y baratos”, comenta Andrea Vásquez, madre de familia y cliente del lugar.

Dichas características son, al menos para vendedores y clientes, irrefutables. Las camisetas para los uniformes se venden desde siete dólares, los pantalones desde 9,50, las faldas desde 10 dólares y las chompas entre 12 y 15 dólares según la talla y el diseño. Los precios no son fijos así que el comprador puede ahorrar entre 10 y 12 dólares por conjunto.

Vásquez indica que para el inicio de clases invierte en los uniformes de su hijo Nicolás unos 150 dólares incluyendo ropa interior y zapatos. Antes de hacer las compras sacó cuentas y fuera de la Feria Libre la cuenta llegaba a 200 dólares. “Hay más descuento y también se puede regatear” comenta.

Gloria Illescas, quien confecciona los uniformes que vende en la Feria Libre, asegura que la calidad es igual a la de grandes tiendas. “Yo mismo entrego uniformes a otros comercios, aquí no se vende a precio de mayorista pero como no hay intermediario le damos el mismo producto a menos precio” afirma.

Los uniformes que vende Illescas no tienen el escudo que distingue a las unidades educativas, pero ella tiene un truco para sus clientes: “el estampado solo le cuesta un dólar”, les aconseja en cada venta.

En otro espacio de la Feria Libre, ataviada con una bufanda para contrarrestar el frío, Carmen Silva coloca sobre las cajas los zapatos casuales y deportivos para el inicio de clases. Las ventas en esta temporada suben un 70 por ciento” asegura.

Recomienda a sus clientes “venir con tiempo para comprar con cuenta (más barato)”. En la Feria Libre como en todo negocio los precios se rigen a la ley de la oferta y la demanda, las compras de última hora hacen que la demanda suba y con ella suben los precios.

Para la temporada los comerciantes han contratado guardias privados y se analiza la ampliación de los horarios para brindar facilidades a los clientes. Saben que esta temporada es la de mayor venta antes de Navidad y están dispuestos a ofrecer lo mejor de sí. (I)

DATOS
-Precios. Las prendas para el uniforme escolar se venden por valores de entre 3,50 y 12 dólares en los puestos de la Feria Libre.
-Seguridad. Los comerciantes han contratado guardias privados y el Municipio reforzará la presencia de Guardia Ciudadana y personal de la EMOV en el sector.
-Horarios. La Feria Libre se activa todos los miércoles desde las 06:00 hasta las 18:00. Los comerciantes analizan la ampliación de horarios.

Feria Libre se llena de uniformes “bonitos y baratos”

La comerciante Rita Torres acomoda la mercadería en su puesto para las ventas por la temporada escolar.
FOTO: Fernando Machado EL TIEMPO

Desde esta semana las carpas de El Arenal cambian la ropa casual por faldas prensadas, casimires, camisetas polo y busos blancos. Las ofertas para el nuevo año lectivo copan el espacio.

En el puesto de Rita Torres, dos grandes saquillos se abren para cambiar la imagen de la improvisada tienda de ropa, del uno salen las camisetas, busos y ropa interior para estudiantes, y en el otro se coloca la ropa “de moda” pues la temporada está marcada por el regreso a clases.

Como ella, 1.600 comerciantes dan un giro a sus negocios hacia la venta de ropa y calzado escolar. Este año ofrecerán sus productos solo los días miércoles, sus compradores lo saben y acuden desde temprano en la mañana para conseguir los uniformes de calidad “ Triple B: buenos, bonitos y baratos”, comenta Andrea Vásquez, madre de familia y cliente del lugar.

Dichas características son, al menos para vendedores y clientes, irrefutables. Las camisetas para los uniformes se venden desde siete dólares, los pantalones desde 9,50, las faldas desde 10 dólares y las chompas entre 12 y 15 dólares según la talla y el diseño. Los precios no son fijos así que el comprador puede ahorrar entre 10 y 12 dólares por conjunto.

Vásquez indica que para el inicio de clases invierte en los uniformes de su hijo Nicolás unos 150 dólares incluyendo ropa interior y zapatos. Antes de hacer las compras sacó cuentas y fuera de la Feria Libre la cuenta llegaba a 200 dólares. “Hay más descuento y también se puede regatear” comenta.

Gloria Illescas, quien confecciona los uniformes que vende en la Feria Libre, asegura que la calidad es igual a la de grandes tiendas. “Yo mismo entrego uniformes a otros comercios, aquí no se vende a precio de mayorista pero como no hay intermediario le damos el mismo producto a menos precio” afirma.

Los uniformes que vende Illescas no tienen el escudo que distingue a las unidades educativas, pero ella tiene un truco para sus clientes: “el estampado solo le cuesta un dólar”, les aconseja en cada venta.

En otro espacio de la Feria Libre, ataviada con una bufanda para contrarrestar el frío, Carmen Silva coloca sobre las cajas los zapatos casuales y deportivos para el inicio de clases. Las ventas en esta temporada suben un 70 por ciento” asegura.

Recomienda a sus clientes “venir con tiempo para comprar con cuenta (más barato)”. En la Feria Libre como en todo negocio los precios se rigen a la ley de la oferta y la demanda, las compras de última hora hacen que la demanda suba y con ella suben los precios.

Para la temporada los comerciantes han contratado guardias privados y se analiza la ampliación de los horarios para brindar facilidades a los clientes. Saben que esta temporada es la de mayor venta antes de Navidad y están dispuestos a ofrecer lo mejor de sí. (I)

DATOS
-Precios. Las prendas para el uniforme escolar se venden por valores de entre 3,50 y 12 dólares en los puestos de la Feria Libre.
-Seguridad. Los comerciantes han contratado guardias privados y el Municipio reforzará la presencia de Guardia Ciudadana y personal de la EMOV en el sector.
-Horarios. La Feria Libre se activa todos los miércoles desde las 06:00 hasta las 18:00. Los comerciantes analizan la ampliación de horarios.