Médicos piden fármacos para el hospital del Seguro Social

De acuerdo con Andrés Cadena, gerente del hospital José Carrasco Arteaga, el centro está abastecido de insumos por sobre el 90 por ciento, mientras los galenos sostienen que no tienen los suficientes para trabajar. La directora provincial del IESS estuvo en la casa de salud y prepara un informe sobre el tema.

Crisis es la palabra con la que un grupo de médicos del hospital José Carrasco Arteaga, del Seguro Social, describe la situación de una de las mayores casas de salud del Austro.
De acuerdo con el representante de la asociación de médicos del hospital del Seguro Social, Cristian Bravo, “no hay suturas, no hay medicinas del cuadro básico, nuestro hospital colapsó, faltan insumos, mantenimiento, algunos equipos se han dañado, no podemos seguir así”.


Los galenos se reunieron ayer con la directora provincial del IESS, Viviana Bueno, quien trabaja en un informe sobre la real situación del hospital.
El gerente del centro, Andrés Cadena, sostuvo que los niveles de abastecimiento de fármacos e insumos están por sobre el 90 por ciento. “Prueba de ello es que no se han cancelado cirugías o consultas”, aseguró el funcionario.


Pese a ello, aceptó que existen 33 pacientes con enfermedades críticas que están a la espera de medicina, pero, sostuvo, ese es un “caso específico”.
También informó que hay 28 equipos que están en mantenimiento, entre ellos el tomógrafo del hospital, por lo que se han tenido que apoyar en servidores externos para brindar el servicio que, aseguró, “no se ha paralizado”.


Otro de los problemas es una alerta de la Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA, sobre el ibuprofeno, medicamento que fue puesto en cuarentena y reemplazado por un nuevo lote de fármacos.


Antecedentes
Entre el 2015 y el 2018, cinco informes fueron emitidos por la Contraloría sobre el estado del hospital José Carrasco Arteaga.


En los dos últimos informes, publicados en febrero del 2018, se indica la falta de mantenimiento de equipos, un tema que, según Cadena, ha sido superado.
La Contraloría determinó también deficiencias de control que provocaron que 138.000 dólares en medicamentos caducaran en las bodegas del hospital del IESS desde el 2015, sin que se haya evidenciado una corrección del tema.


A pesar de que el informe fue entregado este año, Cadena dijo desconocer del tema y argumentó que en la actualidad el control de medicina se hace a través de un sistema informático que funciona con total normalidad.


En informes anteriores, se detalla, además, que hubo errores contables de medicinas, equipos sin uso o subutilizados, presuntos casos de nepotismo y adquisiciones sin proformas previamente conocidas.


El gerente del IESS recalcó que estos hechos no se dieron bajo su administración y aseguró que, de tener nombres de responsables, actuará según la ley para establecer los correctivos necesarios. (I)

Médicos piden fármacos para el hospital del Seguro Social

Crisis es la palabra con la que un grupo de médicos del hospital José Carrasco Arteaga, del Seguro Social, describe la situación de una de las mayores casas de salud del Austro.
De acuerdo con el representante de la asociación de médicos del hospital del Seguro Social, Cristian Bravo, “no hay suturas, no hay medicinas del cuadro básico, nuestro hospital colapsó, faltan insumos, mantenimiento, algunos equipos se han dañado, no podemos seguir así”.


Los galenos se reunieron ayer con la directora provincial del IESS, Viviana Bueno, quien trabaja en un informe sobre la real situación del hospital.
El gerente del centro, Andrés Cadena, sostuvo que los niveles de abastecimiento de fármacos e insumos están por sobre el 90 por ciento. “Prueba de ello es que no se han cancelado cirugías o consultas”, aseguró el funcionario.


Pese a ello, aceptó que existen 33 pacientes con enfermedades críticas que están a la espera de medicina, pero, sostuvo, ese es un “caso específico”.
También informó que hay 28 equipos que están en mantenimiento, entre ellos el tomógrafo del hospital, por lo que se han tenido que apoyar en servidores externos para brindar el servicio que, aseguró, “no se ha paralizado”.


Otro de los problemas es una alerta de la Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA, sobre el ibuprofeno, medicamento que fue puesto en cuarentena y reemplazado por un nuevo lote de fármacos.


Antecedentes
Entre el 2015 y el 2018, cinco informes fueron emitidos por la Contraloría sobre el estado del hospital José Carrasco Arteaga.


En los dos últimos informes, publicados en febrero del 2018, se indica la falta de mantenimiento de equipos, un tema que, según Cadena, ha sido superado.
La Contraloría determinó también deficiencias de control que provocaron que 138.000 dólares en medicamentos caducaran en las bodegas del hospital del IESS desde el 2015, sin que se haya evidenciado una corrección del tema.


A pesar de que el informe fue entregado este año, Cadena dijo desconocer del tema y argumentó que en la actualidad el control de medicina se hace a través de un sistema informático que funciona con total normalidad.


En informes anteriores, se detalla, además, que hubo errores contables de medicinas, equipos sin uso o subutilizados, presuntos casos de nepotismo y adquisiciones sin proformas previamente conocidas.


El gerente del IESS recalcó que estos hechos no se dieron bajo su administración y aseguró que, de tener nombres de responsables, actuará según la ley para establecer los correctivos necesarios. (I)