Facultades de Medicina solicitan derogatoria de acuerdo interministerial

Los estudiantes de medicina llegaron al Parque Calderón para protestar en contra de la reducción del estipendio que reciben los estudiantes internos rotativos.
FOTO: EL TIEMPO

Los rectores de la Universidad de Cuenca y de la Universidad Católica de Cuenca en conjunto con los decanos de las facultades de medicina de dichas casas de estudio respaldaron la solicitud de los estudiantes internos rotativos de medicina para que se derogue la medida de reducción del estipendio que reciben.

En una rueda de prensa desarrollada la mañana de este jueves 16 de mayo de 2019, la rectora subrogante de la Universidad Católica de Cuenca, Ana Luisa Aguilar señaló que como autoridades respaldan las medidas que los estudiantes han tomado.

En tanto, Fernando Vega, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca, recalcó que el acuerdo interministerial suscrito el 26 de abril de 2016 y publicado el 30 del mismo mes que reduce en promedio 200 dólares el estipendio de los estudiantes de medicina, enfermería y nutrición va en contra de cualquier tipo de incentivo a seguir desarrollando el crecimiento de las facultades de ciencias médicas en el país.

“La situación es compleja. Hay que entender que nuestros estudiantes no son pasantes, sino que ya han llegado a su etapa de internado rotativo luego de realizar las prácticas preprofesionales y muchos de ellos se enfrentan a escenarios de atención a los pacientes de las diferentes casas de salud”, detalló Vega.

El docente detalló que los estudiantes que realizan el internado rotativo realizan actividades como la atención de partos, dictan charlas, atienden consultas médicas generales, realizan seguimiento de pacientes, descargo de medicamentos y otras actividades.

En este sentido, Vega explicó que la reducción de los estipendios son los siguientes: para estudiantes de medicina 394 dólares, para los de enfermería 295 dólares y quienes vienen de nutrición 197 dólares. “Esta medida vulnera los derechos de los jóvenes. Muchas veces los jóvenes deben trasladarse a zonas lejanas de la provincia y de otras provincias. Además, algunos ya son padres o madres de familia quienes necesitan cubrir gastos personales”, puntualizó.

También mostraron su preocupación ante el hecho de que el decreto establece que las universidades deberán solventar la búsqueda de lugares para realizar los internados cuando el número de internos rotativos sobrepase el presupuesto de las instituciones públicas para este fin y que además se deberá buscar los medios para financiar las becas de estudio.

“En este caso el Estado se desentiende totalmente de esta labor”, puntualizó el Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca.

En asamblea de facultades establecieron puntos de trabajo: respaldo a los estudiantes en las medidas y acciones que tomen ante este tema, solicitar a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Ministerio de Trabajo la derogatoria de este acuerdo, solicitar diálogo con el presidente, Lenín Moreno, y generar actividades conjuntas entres las universidades de la ciudad de Cuenca que tienen carreras de medicina para dar a conocer pronunciamientos unificados.

Mientras se realizaba la rueda de prensa de los docentes universitarios, los estudiantes de las dos instituciones se reunieron en los exteriores de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica para protestar por esta medida. Los jóvenes marcharon por diversas avenidas de la ciudad con carteles que expresaban el rechazo ante esta medida.

Por su parte, Óscar Chango, gerente del Hospital Vicente Corral Moscoso, en una entrevista con radio Cómplice comentó que las actividades desarrolladas por los estudiantes internos rotativos son de asistencia y que dado las jornadas de protestas se han visto en la obligación de suplir la falta de este equipo con personal que normalmente realizan otras actividades.

En promedio, el Hospital Vicente Corral Moscoso cuenta con un grupo de 150 estudiantes en la parte de medicina, otro grupo importante en enfermería y en nutrición. “No todos trabajan simultáneamente debido a que cumplen diferentes horarios a lo largo de la semana”, señaló. (I)

Facultades de Medicina solicitan derogatoria de acuerdo interministerial

Los estudiantes de medicina llegaron al Parque Calderón para protestar en contra de la reducción del estipendio que reciben los estudiantes internos rotativos.
FOTO: EL TIEMPO

Los rectores de la Universidad de Cuenca y de la Universidad Católica de Cuenca en conjunto con los decanos de las facultades de medicina de dichas casas de estudio respaldaron la solicitud de los estudiantes internos rotativos de medicina para que se derogue la medida de reducción del estipendio que reciben.

En una rueda de prensa desarrollada la mañana de este jueves 16 de mayo de 2019, la rectora subrogante de la Universidad Católica de Cuenca, Ana Luisa Aguilar señaló que como autoridades respaldan las medidas que los estudiantes han tomado.

En tanto, Fernando Vega, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca, recalcó que el acuerdo interministerial suscrito el 26 de abril de 2016 y publicado el 30 del mismo mes que reduce en promedio 200 dólares el estipendio de los estudiantes de medicina, enfermería y nutrición va en contra de cualquier tipo de incentivo a seguir desarrollando el crecimiento de las facultades de ciencias médicas en el país.

“La situación es compleja. Hay que entender que nuestros estudiantes no son pasantes, sino que ya han llegado a su etapa de internado rotativo luego de realizar las prácticas preprofesionales y muchos de ellos se enfrentan a escenarios de atención a los pacientes de las diferentes casas de salud”, detalló Vega.

El docente detalló que los estudiantes que realizan el internado rotativo realizan actividades como la atención de partos, dictan charlas, atienden consultas médicas generales, realizan seguimiento de pacientes, descargo de medicamentos y otras actividades.

En este sentido, Vega explicó que la reducción de los estipendios son los siguientes: para estudiantes de medicina 394 dólares, para los de enfermería 295 dólares y quienes vienen de nutrición 197 dólares. “Esta medida vulnera los derechos de los jóvenes. Muchas veces los jóvenes deben trasladarse a zonas lejanas de la provincia y de otras provincias. Además, algunos ya son padres o madres de familia quienes necesitan cubrir gastos personales”, puntualizó.

También mostraron su preocupación ante el hecho de que el decreto establece que las universidades deberán solventar la búsqueda de lugares para realizar los internados cuando el número de internos rotativos sobrepase el presupuesto de las instituciones públicas para este fin y que además se deberá buscar los medios para financiar las becas de estudio.

“En este caso el Estado se desentiende totalmente de esta labor”, puntualizó el Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca.

En asamblea de facultades establecieron puntos de trabajo: respaldo a los estudiantes en las medidas y acciones que tomen ante este tema, solicitar a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Ministerio de Trabajo la derogatoria de este acuerdo, solicitar diálogo con el presidente, Lenín Moreno, y generar actividades conjuntas entres las universidades de la ciudad de Cuenca que tienen carreras de medicina para dar a conocer pronunciamientos unificados.

Mientras se realizaba la rueda de prensa de los docentes universitarios, los estudiantes de las dos instituciones se reunieron en los exteriores de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica para protestar por esta medida. Los jóvenes marcharon por diversas avenidas de la ciudad con carteles que expresaban el rechazo ante esta medida.

Por su parte, Óscar Chango, gerente del Hospital Vicente Corral Moscoso, en una entrevista con radio Cómplice comentó que las actividades desarrolladas por los estudiantes internos rotativos son de asistencia y que dado las jornadas de protestas se han visto en la obligación de suplir la falta de este equipo con personal que normalmente realizan otras actividades.

En promedio, el Hospital Vicente Corral Moscoso cuenta con un grupo de 150 estudiantes en la parte de medicina, otro grupo importante en enfermería y en nutrición. “No todos trabajan simultáneamente debido a que cumplen diferentes horarios a lo largo de la semana”, señaló. (I)