El ex Febres Cordero está en estado de deterioro

Estado en el que actualmente se encuentra los interiores del edificio donde funcionaba el colegio Febres Cordero, en el centro de la ciudad. Diego Cáceres EL TIEMPO

La edificación considerada como un inmueble patrimonial hoy sirve de parqueadero municipal. El gobierno local gestiona 8’000.000 de dólares para recuperarlo y darle un nuevo uso.


la cancha en la que nació el Mundialito de los Pobres llena de charcos, paredes a punto de desplomarse, una fachada que se cae a pedazos y tumbados inservibles son la cara actual del edificio que fue sede del colegio Febres Cordero. El Municipio plantea restaurar el bien y afina las gestiones para conseguir el presupuesto que la obra requiere.


En el sitio funciona el parqueadero municipal, una suerte de escombrera y depósito de materiales de construcción. Hace apenas dos años este edificio recibía a diario a 1.300 estudiantes y en la actualidad ni siquiera los baños están en buen estado.


De acuerdo al alcalde Pedro Palacios existe un compromiso desde el Gobierno de Italia para la entrega de 8’000.000 de dólares que serán destinados a la reconstrucción del bien patrimonial como parte de un acuerdo de canje de deuda externa.


El director de Áreas Históricas y Patrimoniales, Felipe Manosalvas, confirmó el avance en las gestiones para la implementación de un proyecto que le permita a la ciudad recuperar el inmueble, que dijo, forma parte de la historia de los cuencanos.


La restauración del edificio no es una idea nueva. Desde el 2016, un año antes de que el Ministerio de Educación devuelva el bien a la Municipalidad, se trabaja en el diseño de un proyecto para recuperar la edificación patrimonial.


En el departamento de Planificación de la Municipalidad reposa el plan de intervención urbana denominado Cuenca Red, que incluye dentro de las obras planteadas para la ciudad los diseños del nuevo Febres Cordero financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo, que plantea conservar el área patrimonial del edificio de 140 años y destinar el espacio sobrante a la construcción de 90 soluciones habitacionales, locales comerciales y una residencia universitaria.


Sin embargo, Manosalvas indica que dicho proyecto no tiene el visto bueno de la Comisión de Áreas Históricas, pues no respeta el uso educativo que ha tenido el sitio como su vocación.


En lugar del proyecto de Cuenca Red, la actual administración propone construir el Centro de Interpretación Patrimonial de Cuenca, un espacio para estudiar y promover la conservación del patrimonio de la ciudad.


Manosalvas explicó que los estudios serán asumidos por los técnicos de la Municipalidad por lo que, inicialmente, no tendrán un costo significativo.
Con esta acción se acortarán los tiempos de espera de la obra ya que se podrá adelantar el trabajo técnico hasta que llegue el desembolso de los recursos que se destinarán a recuperar el Febres Cordero. (I)


Prioridad. De acuerdo con el alcalde Pedro Palacios, este será el primer gran proyecto urbanístico de su administración.
Diseño. El nuevo diseño plantea construir en el sitio el Centro de Interpretación Patrimonial de Cuenca.
Aporte. Los estudios serán levantados por los técnicos de la Municipalidad, lo que reducirá costos y plazos.
El dinero que se requiere para la reconstrucción del inmueble se gestiona a través de un canje de deuda con el Gobierno de Italia.
140
años de antigüedad tiene la parte patrimonial del edificio.

John Machado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El ex Febres Cordero está en estado de deterioro

Estado en el que actualmente se encuentra los interiores del edificio donde funcionaba el colegio Febres Cordero, en el centro de la ciudad. Diego Cáceres EL TIEMPO

La edificación considerada como un inmueble patrimonial hoy sirve de parqueadero municipal. El gobierno local gestiona 8’000.000 de dólares para recuperarlo y darle un nuevo uso.


la cancha en la que nació el Mundialito de los Pobres llena de charcos, paredes a punto de desplomarse, una fachada que se cae a pedazos y tumbados inservibles son la cara actual del edificio que fue sede del colegio Febres Cordero. El Municipio plantea restaurar el bien y afina las gestiones para conseguir el presupuesto que la obra requiere.


En el sitio funciona el parqueadero municipal, una suerte de escombrera y depósito de materiales de construcción. Hace apenas dos años este edificio recibía a diario a 1.300 estudiantes y en la actualidad ni siquiera los baños están en buen estado.


De acuerdo al alcalde Pedro Palacios existe un compromiso desde el Gobierno de Italia para la entrega de 8’000.000 de dólares que serán destinados a la reconstrucción del bien patrimonial como parte de un acuerdo de canje de deuda externa.


El director de Áreas Históricas y Patrimoniales, Felipe Manosalvas, confirmó el avance en las gestiones para la implementación de un proyecto que le permita a la ciudad recuperar el inmueble, que dijo, forma parte de la historia de los cuencanos.


La restauración del edificio no es una idea nueva. Desde el 2016, un año antes de que el Ministerio de Educación devuelva el bien a la Municipalidad, se trabaja en el diseño de un proyecto para recuperar la edificación patrimonial.


En el departamento de Planificación de la Municipalidad reposa el plan de intervención urbana denominado Cuenca Red, que incluye dentro de las obras planteadas para la ciudad los diseños del nuevo Febres Cordero financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo, que plantea conservar el área patrimonial del edificio de 140 años y destinar el espacio sobrante a la construcción de 90 soluciones habitacionales, locales comerciales y una residencia universitaria.


Sin embargo, Manosalvas indica que dicho proyecto no tiene el visto bueno de la Comisión de Áreas Históricas, pues no respeta el uso educativo que ha tenido el sitio como su vocación.


En lugar del proyecto de Cuenca Red, la actual administración propone construir el Centro de Interpretación Patrimonial de Cuenca, un espacio para estudiar y promover la conservación del patrimonio de la ciudad.


Manosalvas explicó que los estudios serán asumidos por los técnicos de la Municipalidad por lo que, inicialmente, no tendrán un costo significativo.
Con esta acción se acortarán los tiempos de espera de la obra ya que se podrá adelantar el trabajo técnico hasta que llegue el desembolso de los recursos que se destinarán a recuperar el Febres Cordero. (I)


Prioridad. De acuerdo con el alcalde Pedro Palacios, este será el primer gran proyecto urbanístico de su administración.
Diseño. El nuevo diseño plantea construir en el sitio el Centro de Interpretación Patrimonial de Cuenca.
Aporte. Los estudios serán levantados por los técnicos de la Municipalidad, lo que reducirá costos y plazos.
El dinero que se requiere para la reconstrucción del inmueble se gestiona a través de un canje de deuda con el Gobierno de Italia.
140
años de antigüedad tiene la parte patrimonial del edificio.

John Machado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.