En Cuenca se siembran 20.000 árboles por año

Plantas sembradas por la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, en las orillas de los ríos, que son zonas ambientales sensibles en la ciudad. Miguel Arévalo EL TIEMPO

La EMAC lleva adelante un  plan de mitigación con el que efectúa la siembra de 10 especies nativas, entre ellos  capulí, sauce, guabisay, cedro, entre otras, con la finalidad de evitar afectaciones al ambiente.


Plantear estrategias para contrarrestar el cambio climático es uno de los retos que adquirieron más de cien municipio del país en el último mes. En Cuenca, como parte de esta labor, hay un programa permanente de reforestación y mantenimiento de áreas verdes.


Entre el 2017 y el 2018 la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, sembró alrededor de 41.000 árboles, es decir cerca de 20.000 anuales. Desde el 2011 la empresa lleva adelante un  plan de mitigación, con el que efectúa la resiembra de 10 especies nativas por cada árbol talado, entre ellos  capulí, sauce, guabisay, cedro, entre otras.


Nelson Dias, jefe de áreas verdes de la EMAC, señaló que el trabajo de reforestación es importante porque permite contar con un ambiente más saludable y evitar la destrucción de los ecosistemas.


En el 2018 también se dio mantenimiento a 5.703 árboles en parroquias, barrios y sectores de la ciudad. El plan de mitigación comprende la realización de cuatro a cinco mingas semanales cada sábado. Dias señala que continuarán con el plan de  reforestación y esperan incrementar el número de mingas realizadas  al año.   


Gloria Gutiérrez, ingeniera ambiental, indica que a la par del crecimiento de las ciudades se debe contemplar la extensión de zonas de vegetación. “Son las que nos dan vida y debemos darles la prioridad necesaria. No se puede concebir una zona llena de casas y sin árboles”.


Tanto ella como Días reconocen que en la actualidad hay más conciencia por parte de la ciudadanos para cuidar las áreas verdes y fomentar la siembra de nuevas especies, sin embargo, en la EMAC aún se reciben denuncias por daños a estos espacios.


Gutiérrez menciona que retirar especies como el eucalipto es un acierto por parte de la EMAC, puesto que esta planta no permite que otros tipos de especies se desarrollen, “recordemos que es una especie introducida que tiene un tipo de aceite que impide el crecimiento de otras plantas a su alrededor”.


Índice
Hasta el 2018, el índice de áreas verdes por habitante en Cuenca era de 10,5 metros cuadrados, que aún está lejos del óptimo de la Organización Mundial de la Salud, OMS, que fija su recomendación en 16 metros cuadrados por persona.


Según datos de la Dirección de Planificación del Municipio de Cuenca, en el 2014 el  índice se establecía en 5,6 metros cuadrados por habitante. Un estudio de Llactalab, determinó que al 2016, el índice era de 4,6 metros cuadrados por persona, indica Natasha Cabrera, quien formó parte de la investigación de la Universidad de Cuenca.  Para este año se espera una actualización. (I)


PLAN. La Empresa de Aseo de Cuenca tiene un plan para la siembra de árboles y mantenimiento.
MINGAS. Anualmente, la EMAC ejecuta cerca de 130 mingas para sembrar árboles y cuidar las áreas verdes.
PLÁSTICOS.  Esta iniciativa se suma al trabajo que desarrolla Cuenca para reducir el consumo de plásticos.
Hasta el 2018, el índice de áreas verdes por habitante en Cuenca era de 10,5 metros cuadrados. El óptimo es de 16 metros.
41.000
especies nativas se sembraron en Cuenca en los años 2017 y 2018.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En Cuenca se siembran 20.000 árboles por año

Plantas sembradas por la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, en las orillas de los ríos, que son zonas ambientales sensibles en la ciudad. Miguel Arévalo EL TIEMPO

La EMAC lleva adelante un  plan de mitigación con el que efectúa la siembra de 10 especies nativas, entre ellos  capulí, sauce, guabisay, cedro, entre otras, con la finalidad de evitar afectaciones al ambiente.


Plantear estrategias para contrarrestar el cambio climático es uno de los retos que adquirieron más de cien municipio del país en el último mes. En Cuenca, como parte de esta labor, hay un programa permanente de reforestación y mantenimiento de áreas verdes.


Entre el 2017 y el 2018 la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC, sembró alrededor de 41.000 árboles, es decir cerca de 20.000 anuales. Desde el 2011 la empresa lleva adelante un  plan de mitigación, con el que efectúa la resiembra de 10 especies nativas por cada árbol talado, entre ellos  capulí, sauce, guabisay, cedro, entre otras.


Nelson Dias, jefe de áreas verdes de la EMAC, señaló que el trabajo de reforestación es importante porque permite contar con un ambiente más saludable y evitar la destrucción de los ecosistemas.


En el 2018 también se dio mantenimiento a 5.703 árboles en parroquias, barrios y sectores de la ciudad. El plan de mitigación comprende la realización de cuatro a cinco mingas semanales cada sábado. Dias señala que continuarán con el plan de  reforestación y esperan incrementar el número de mingas realizadas  al año.   


Gloria Gutiérrez, ingeniera ambiental, indica que a la par del crecimiento de las ciudades se debe contemplar la extensión de zonas de vegetación. “Son las que nos dan vida y debemos darles la prioridad necesaria. No se puede concebir una zona llena de casas y sin árboles”.


Tanto ella como Días reconocen que en la actualidad hay más conciencia por parte de la ciudadanos para cuidar las áreas verdes y fomentar la siembra de nuevas especies, sin embargo, en la EMAC aún se reciben denuncias por daños a estos espacios.


Gutiérrez menciona que retirar especies como el eucalipto es un acierto por parte de la EMAC, puesto que esta planta no permite que otros tipos de especies se desarrollen, “recordemos que es una especie introducida que tiene un tipo de aceite que impide el crecimiento de otras plantas a su alrededor”.


Índice
Hasta el 2018, el índice de áreas verdes por habitante en Cuenca era de 10,5 metros cuadrados, que aún está lejos del óptimo de la Organización Mundial de la Salud, OMS, que fija su recomendación en 16 metros cuadrados por persona.


Según datos de la Dirección de Planificación del Municipio de Cuenca, en el 2014 el  índice se establecía en 5,6 metros cuadrados por habitante. Un estudio de Llactalab, determinó que al 2016, el índice era de 4,6 metros cuadrados por persona, indica Natasha Cabrera, quien formó parte de la investigación de la Universidad de Cuenca.  Para este año se espera una actualización. (I)


PLAN. La Empresa de Aseo de Cuenca tiene un plan para la siembra de árboles y mantenimiento.
MINGAS. Anualmente, la EMAC ejecuta cerca de 130 mingas para sembrar árboles y cuidar las áreas verdes.
PLÁSTICOS.  Esta iniciativa se suma al trabajo que desarrolla Cuenca para reducir el consumo de plásticos.
Hasta el 2018, el índice de áreas verdes por habitante en Cuenca era de 10,5 metros cuadrados. El óptimo es de 16 metros.
41.000
especies nativas se sembraron en Cuenca en los años 2017 y 2018.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.