Día de los Inocentes, entre religión y tradición

Para los cuencanos, el Día de los Inocentes es el referente de una cosatumbre popular .En cambio, la festividad del Día de los Santos Inocentes para el mundo cristiano tiene su origen en la matanza en Belén de niños menores de dos años, ordenada por el rey Herodes.

Cuenca. Para los cuencanos, el Día de los Inocentes es el referente a la gran fiesta popular, que culmina el 6 de enero.En cambio, la festividad del Día de los Santos Inocentes para el mundo cristiano tiene su origen en la matanza en Belén de niños menores de dos años, ordenada por el rey Herodes, con el fin de deshacerse de Jesús, quien era un niño por aquel tiempo. La Biblia relata que fueron alrededor de 30 niños los asesinados aquella época.

 

Al hablar de la época de Inocentes, en Cuenca convergen dos fechas: el 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, y el 6 de enero, día de los Santos Reyes.

 

 

Cuenca

 

El día 28 es un inicio para el juego de bromas que culmina el 6 de enero, cuando además se cumple la fiesta de los Santos Inocentes que recorre las calles de la ciudad con comparsas y personajes disfrazados.

 

Pero según el padre Francisco Calle, la celebración de estas fechas está totalmente tergiversada pues los regalos del día de Navidad deberían entregarse el día de Reyes, tal como lo hicieron los Reyes Magos con el niño Jesús y que en Cuenca pasa por alto pues acá se realiza el recorrido de comparsas y mascaradas en una tarde y noche llena de diversión que cierra el tiempo de bromas iniciado el día 28 de diciembre.

 

En América Latina y España se celebra este día, con bromas de todo tipo y dimensión, aprovechando que la víctima no recuerde la fecha; también es muy característico en varios países de América, el pedir prestado y apropiarse de las cosas ajenas, aplicando el dicho: "Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se puede prestar".

Día de los Inocentes, entre religión y tradición

Cuenca. Para los cuencanos, el Día de los Inocentes es el referente a la gran fiesta popular, que culmina el 6 de enero.En cambio, la festividad del Día de los Santos Inocentes para el mundo cristiano tiene su origen en la matanza en Belén de niños menores de dos años, ordenada por el rey Herodes, con el fin de deshacerse de Jesús, quien era un niño por aquel tiempo. La Biblia relata que fueron alrededor de 30 niños los asesinados aquella época.

 

Al hablar de la época de Inocentes, en Cuenca convergen dos fechas: el 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, y el 6 de enero, día de los Santos Reyes.

 

 

Cuenca

 

El día 28 es un inicio para el juego de bromas que culmina el 6 de enero, cuando además se cumple la fiesta de los Santos Inocentes que recorre las calles de la ciudad con comparsas y personajes disfrazados.

 

Pero según el padre Francisco Calle, la celebración de estas fechas está totalmente tergiversada pues los regalos del día de Navidad deberían entregarse el día de Reyes, tal como lo hicieron los Reyes Magos con el niño Jesús y que en Cuenca pasa por alto pues acá se realiza el recorrido de comparsas y mascaradas en una tarde y noche llena de diversión que cierra el tiempo de bromas iniciado el día 28 de diciembre.

 

En América Latina y España se celebra este día, con bromas de todo tipo y dimensión, aprovechando que la víctima no recuerde la fecha; también es muy característico en varios países de América, el pedir prestado y apropiarse de las cosas ajenas, aplicando el dicho: "Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se puede prestar".