Derecho del peatón está a voluntad del conductor

Dos muertes por arrollamiento empañaron el primer mes del año en esta ciudad que deja a consideración de los conductores, si respetan o no, la prioridad del peatón en un paso cebra.


En los últimos dos años, 75 personas fallecieron por esta razón, según cifras de la Empresa Pública de Movilidad, Tránsito y Transporte, EMOV EP.


De acuerdo con Guillerme Chalhoub, director municipal de Tránsito, el primero en la pirámide de movilidad sostenible es el peatón, es decir, cualquier tipo de vehículo debe dar prioridad a este, cuando de cruzar una calle se trata.


Sin embargo, no existe una ley que sostenga dicha premisa, pues si un conductor no tiene la voluntad de dar paso a un transeúnte en el paso cebra, este deberá esperar hasta que pasen los vehículos para poder cruzar.  


Esto ocurre en el paso cebra del sector de la avenida Solano, junto a la papelería Monsalve, donde algunos vehículos alcanzan velocidades que inquietan al transeúnte. Chalhoub indica que una de las actitudes esenciales para hacer valer el respeto del peatón es que este se imponga al conductor. Sin embargo, algunos peatones no confían, como Sofía Martínez, quien esperó varios minutos para cruzar, porque siente que “el carro no va a parar”, y prefiere salvaguardar su seguridad.


Hay otros transeúntes como María José Rodríguez, quien molesta alza su mano hacia el carro en movimiento para asegurarse de que pare al cruzar; “claro que muchas veces los insultos o incluso el pito del vehículo no se hacen esperar”, asevera.


Según sostiene Chalhoub, la señalética define las normativas y prioridades de movilidad; por ejemplo, la señalética vertical como un semáforo, jerárquicamente es superior a la señalética horizontal, que son los pasos cebras. Es decir, los peatones deberán regirse según el semáforo. Sin embargo, no todos los pasos cebras están junto a semáforos.  


Desde la Dirección Municipal de Tránsito se desconoce el número de pasos cebra que tiene la ciudad, así como los sectores que más necesitan implementarlos.


Lo que sí tienen son “varias solicitudes ciudadanas” que exigen al Municipio pintar más señalética horizontal en sus sectores.
“La educación y el respeto” son las actitudes que validan la eficacia de los pasos cebra, a los que además se suma “una cultura de respeto”, dice Chalhoub quien acepta que al momento de presentar una denuncia por este tema no existe una figura que sostenga este reclamo.


Además, recuerda que los peatones tienen responsabilidades, que al no respetarlas también son causantes de accidentes, e incluso contra su vida. (I)


Causas, multas
y garantías, para el peatón y personas discapacitadas
La principal causante de los siniestros es “conducir desatento a las condiciones de tránsito”, lo que provocó 23 muertes en los últimos dos años. El agente de tránsito Cristian Andrade sostiene que no existe una multa para el conductor que no respete al peatón, pero lo que sí existe es sanción para el vehículo que obstruya el paso cebra. Según el lugar donde estacione el infractor, perderá de 3 a 7,5 puntos en la licencia, y tendrá una multa que va desde el 10 por ciento hasta el 40, del sueldo básico unificado.


El funcionario de la EMOV afirma que la prioridad que pueda tener el peatón depende “únicamente” de quienes van tras el volante, es decir de la “cultura de respeto” del conductor.


Actualmente, no existe una campaña activa que promueva esta cultura desde la EMOV, según explica Andrade y añade que “tal vez en marzo” arranque alguna iniciativa. Al preguntar sobre las garantías que ofrece la señalética horizontal para las personas con discapacidad, desde la Dirección de Tránsito se indicó que son las mismas “que tienen todos los peatones”. (I)

Derecho del peatón está a voluntad del conductor

Dos muertes por arrollamiento empañaron el primer mes del año en esta ciudad que deja a consideración de los conductores, si respetan o no, la prioridad del peatón en un paso cebra.


En los últimos dos años, 75 personas fallecieron por esta razón, según cifras de la Empresa Pública de Movilidad, Tránsito y Transporte, EMOV EP.


De acuerdo con Guillerme Chalhoub, director municipal de Tránsito, el primero en la pirámide de movilidad sostenible es el peatón, es decir, cualquier tipo de vehículo debe dar prioridad a este, cuando de cruzar una calle se trata.


Sin embargo, no existe una ley que sostenga dicha premisa, pues si un conductor no tiene la voluntad de dar paso a un transeúnte en el paso cebra, este deberá esperar hasta que pasen los vehículos para poder cruzar.  


Esto ocurre en el paso cebra del sector de la avenida Solano, junto a la papelería Monsalve, donde algunos vehículos alcanzan velocidades que inquietan al transeúnte. Chalhoub indica que una de las actitudes esenciales para hacer valer el respeto del peatón es que este se imponga al conductor. Sin embargo, algunos peatones no confían, como Sofía Martínez, quien esperó varios minutos para cruzar, porque siente que “el carro no va a parar”, y prefiere salvaguardar su seguridad.


Hay otros transeúntes como María José Rodríguez, quien molesta alza su mano hacia el carro en movimiento para asegurarse de que pare al cruzar; “claro que muchas veces los insultos o incluso el pito del vehículo no se hacen esperar”, asevera.


Según sostiene Chalhoub, la señalética define las normativas y prioridades de movilidad; por ejemplo, la señalética vertical como un semáforo, jerárquicamente es superior a la señalética horizontal, que son los pasos cebras. Es decir, los peatones deberán regirse según el semáforo. Sin embargo, no todos los pasos cebras están junto a semáforos.  


Desde la Dirección Municipal de Tránsito se desconoce el número de pasos cebra que tiene la ciudad, así como los sectores que más necesitan implementarlos.


Lo que sí tienen son “varias solicitudes ciudadanas” que exigen al Municipio pintar más señalética horizontal en sus sectores.
“La educación y el respeto” son las actitudes que validan la eficacia de los pasos cebra, a los que además se suma “una cultura de respeto”, dice Chalhoub quien acepta que al momento de presentar una denuncia por este tema no existe una figura que sostenga este reclamo.


Además, recuerda que los peatones tienen responsabilidades, que al no respetarlas también son causantes de accidentes, e incluso contra su vida. (I)


Causas, multas
y garantías, para el peatón y personas discapacitadas
La principal causante de los siniestros es “conducir desatento a las condiciones de tránsito”, lo que provocó 23 muertes en los últimos dos años. El agente de tránsito Cristian Andrade sostiene que no existe una multa para el conductor que no respete al peatón, pero lo que sí existe es sanción para el vehículo que obstruya el paso cebra. Según el lugar donde estacione el infractor, perderá de 3 a 7,5 puntos en la licencia, y tendrá una multa que va desde el 10 por ciento hasta el 40, del sueldo básico unificado.


El funcionario de la EMOV afirma que la prioridad que pueda tener el peatón depende “únicamente” de quienes van tras el volante, es decir de la “cultura de respeto” del conductor.


Actualmente, no existe una campaña activa que promueva esta cultura desde la EMOV, según explica Andrade y añade que “tal vez en marzo” arranque alguna iniciativa. Al preguntar sobre las garantías que ofrece la señalética horizontal para las personas con discapacidad, desde la Dirección de Tránsito se indicó que son las mismas “que tienen todos los peatones”. (I)