El año en positivo: Deporte y cultura dejaron grandes memorias

Las noticias no tienen que relatar siempre tragedias, polémicas, conflictos sociales, o eventos políticos. A continuación una selección de temas que nos demostraron en el año que se acaba que el triunfo deportivo, los temas sociales, la cultura y la inclusión también pueden ser temas destacados.

Patín y Carapaz engalanan al deporte nacional 

Un andarín y un ciclista alegraron al país con sus triunfos durante este año.

El marchista Óscar Patín consiguió, el pasado 15 de octubre, una histórica medalla de oro para Ecuador en los Juegos Olímpicos de la Juventud en la competencia de 5.000 metros marcha que se desarrolló en Buenos Aires, Argentina. Ese logro le sirvió para ascender de la categoría Talento en el Plan de Alto Rendimiento, PAR, a la Reserva, que significa recibir ayuda económica para los viajes.

Conocido como el “andarín indígena de Bolívar”, tiene 17 años y es oriundo de la comunidad de Las Cochas, perteneciente a Guaranda, Bolívar. Sus padres se dedican a labores agrícolas y este triunfo lo trajo con los ingresos y el apoyo de su familia.

El pasado 13 de mayo, el ciclista Richard Carapaz ofreció al país el primer triunfo parcial en una gran vuelta, con su victoria en la octava etapa del Giro de Italia. Justo cuando el ciclismo latinoamericano estaba acostumbrado a triunfos colombianos.

Carapaz, de 25 años y oriundo de la provincia del Carchi, fue descubierto en 2016 por Eusebio Unzué, el patrón del equipo español Movistar. Un deporte por el que se decidió pese a que a sus padres les hubiera gustado que siga con sus estudios.

El ciclista Alejandro Valverde, campeón del mundo de ciclismo de ruta, está convencido de que su compañero en el equipo Movistar Team, el ecuatoriano Carapaz, “sirve para ser líder” en una competición. Y “lo ha demostrado” a lo largo de la temporada 2018, lo que despierta expectativas. (I)

La Bienal y La Orquídea impulsan el desarrollo de las artes

La séptima edición del Festival de Cine La Orquídea y la edición 14 de la Bienal de Cuenca fueron los eventos más grandes que acogió Cuenca durante este año y que ponen en evidencia las artes cinematrográficas y visuales y ubican a Cuenca en el circuito internacional, por la calidad de sus propuestas y de sus invitados.

El jurado de La Orquídea escogió a los ganadores de un total de 55 cortos y largometrajes en carrera. Sin embargo, el festival ganó protagonismo por las presencia de varias figuras del cine mundial entre las que destacó el director de El Padrino, Francis Ford Coppola, quien participó en una charla con jóvenes cineastas locales.

La Bienal Internacional de Cuenca cumplió 30 años cumpliendo sus objetivos de desarrollar el arte local.

Este año se presentaron 47 obras que se exhiben en 24 museos y espacios públicos de Cuenca.

Los ganadores de la edición fueron: Erick Beltrán, de México; Julien Bismuth, de Francia; y Ana Guedes, de Portugal. El premio París, que consiste en uan beca de estudios se llevó la artista cuencana Juliana Vidal. (I)

El año en positivo: Deporte y cultura dejaron grandes memorias

Patín y Carapaz engalanan al deporte nacional 

Un andarín y un ciclista alegraron al país con sus triunfos durante este año.

El marchista Óscar Patín consiguió, el pasado 15 de octubre, una histórica medalla de oro para Ecuador en los Juegos Olímpicos de la Juventud en la competencia de 5.000 metros marcha que se desarrolló en Buenos Aires, Argentina. Ese logro le sirvió para ascender de la categoría Talento en el Plan de Alto Rendimiento, PAR, a la Reserva, que significa recibir ayuda económica para los viajes.

Conocido como el “andarín indígena de Bolívar”, tiene 17 años y es oriundo de la comunidad de Las Cochas, perteneciente a Guaranda, Bolívar. Sus padres se dedican a labores agrícolas y este triunfo lo trajo con los ingresos y el apoyo de su familia.

El pasado 13 de mayo, el ciclista Richard Carapaz ofreció al país el primer triunfo parcial en una gran vuelta, con su victoria en la octava etapa del Giro de Italia. Justo cuando el ciclismo latinoamericano estaba acostumbrado a triunfos colombianos.

Carapaz, de 25 años y oriundo de la provincia del Carchi, fue descubierto en 2016 por Eusebio Unzué, el patrón del equipo español Movistar. Un deporte por el que se decidió pese a que a sus padres les hubiera gustado que siga con sus estudios.

El ciclista Alejandro Valverde, campeón del mundo de ciclismo de ruta, está convencido de que su compañero en el equipo Movistar Team, el ecuatoriano Carapaz, “sirve para ser líder” en una competición. Y “lo ha demostrado” a lo largo de la temporada 2018, lo que despierta expectativas. (I)

La Bienal y La Orquídea impulsan el desarrollo de las artes

La séptima edición del Festival de Cine La Orquídea y la edición 14 de la Bienal de Cuenca fueron los eventos más grandes que acogió Cuenca durante este año y que ponen en evidencia las artes cinematrográficas y visuales y ubican a Cuenca en el circuito internacional, por la calidad de sus propuestas y de sus invitados.

El jurado de La Orquídea escogió a los ganadores de un total de 55 cortos y largometrajes en carrera. Sin embargo, el festival ganó protagonismo por las presencia de varias figuras del cine mundial entre las que destacó el director de El Padrino, Francis Ford Coppola, quien participó en una charla con jóvenes cineastas locales.

La Bienal Internacional de Cuenca cumplió 30 años cumpliendo sus objetivos de desarrollar el arte local.

Este año se presentaron 47 obras que se exhiben en 24 museos y espacios públicos de Cuenca.

Los ganadores de la edición fueron: Erick Beltrán, de México; Julien Bismuth, de Francia; y Ana Guedes, de Portugal. El premio París, que consiste en uan beca de estudios se llevó la artista cuencana Juliana Vidal. (I)