‘Delivery’, una forma de empleo que está en auge

Empresas internacionales de servicio a domicilio como Uber Eat, Domicilios.com, Glovo y otras locales captan la atención de quienes buscan un trabajo en la ciudad, y a pesar de que no todas ofrecen los beneficios de ley, las consideran una opción para tener ingresos económicos.
Víctor Méndez, ‘delivery’ de Uber Eat, junto a su compañero van en sus bicicletas a entregar los pedidos.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Repartir comida, medicinas, paquetes, entre otras cosas, es una de las formas de empleo que está en auge en la ciudad, pues la llegada de Uber Eat, Domicilios.com, Glovo y empresas cuencanas dedicadas al servicio a domicilio, captan la atención de quienes buscan una alternativa laboral.

Kenneth Vintimilla, de 19 años, vio una oportunidad de trabajo en Domicilios.com, una plataforma dedicada a la entrega de pedidos a domicilio. “Empecé a trabajar hace un año y medio porque no pude estudiar y en otros trabajos ganaba un sueldo básico”.

Cuenta que trabaja de 08:00 a 22:00 de lunes a domingo. Las condiciones para ingresar fueron tener una moto y los papeles en regla. Él paga por el uniforme y la mochila. Tiene un ingreso diario de entre 40 y 60 dólares.

Otra de las empresas que intenta ganar el mercado cuencano es Uber Eat. Víctor Méndez, quien hace entregas en su bicicleta, cuenta que el negocio aún no es rentable, pues esta semana trabajó 30 horas y ganó 1,49 dólares.

Él cree que la empresa aún no es conocida en la ciudad y que por eso los pedidos son bajos. Señala que junto a sus compañeros pedirán a la empresa mejores condiciones laborales.

Xavier Bermúdez, director provincial del ministerio de Trabajo, señala que es complicado regular estas actividades, pues se presentan como emprendimientos. “Estamos atentos porque hay un crecimiento significativo. Buscaremos mecanismos para garantizar que no afecte los derechos laborales”.

Modalidad
“Necesitarás una sonrisa de oreja a oreja”. Esa es una de las condiciones de la empresa española Glovo para dar trabajo, y que según repartido de pedidos Jimi Bllorín, paga 2,50 la hora. “Llevo un mes y es rentable”, asegura, sin embargo solo cuenta con un seguro de vida que funciona entre el punto de partida y el punto de llegada de la entrega; no cuenta para el retorno.

Estas empresas, según las descripciones de sus sitios web, trabajan con un modelo de “economía colaborativa”, llaman a los repartidores “socios”, les ofrecen administrar su tiempo y ganar más de un salario básico.

Los ‘delivery’ confiesan que para tener ingresos que superen un salario básico, 394 dólares, deben trabajar entre 10 y 14 horas sin descanso. Las empresas no ofrecen seguridad social, a excepción de Domicilios.com.

Así lo asegura Wilmer Zhunio, quien hace un año trabajó en una empresa local que presta este servicio. “Solo pedían la moto y que tenga adaptada una caja. Me pareció atractivo por que podía hacer otros trabajos”, aunque él solo dedicaba entre tres y cuatro horas, por lo que su ganancia no era significativa. “Para vivir de esto es necesario trabajar toda la jornada, desde las 08:00 hasta 23:00 y el fin de semana una hora más”.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos un empleo con estas condiciones está en la categoría de subempleo, y en Cuenca 8,6 por ciento de la población es subempleada. (I)

DATOS
-Empleo. Varias personas optaron por estos empleos porque aseguran que no hay otras fuentes para obtener ingresos.
-Control. El director provincial del Ministerio de Trabajo indicó que es complicado controlar cómo operan estas empresas en la ciudad.
-Modalidad. Para laborar como repartidor en las empresas los interesados deben contar con movilización y un teléfono inteligente.

LA CIFRA
8,6
por ciento es la tasa de subempleo en la ciudad, según el INEC.

‘Delivery’, una forma de empleo que está en auge

Víctor Méndez, ‘delivery’ de Uber Eat, junto a su compañero van en sus bicicletas a entregar los pedidos.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

Repartir comida, medicinas, paquetes, entre otras cosas, es una de las formas de empleo que está en auge en la ciudad, pues la llegada de Uber Eat, Domicilios.com, Glovo y empresas cuencanas dedicadas al servicio a domicilio, captan la atención de quienes buscan una alternativa laboral.

Kenneth Vintimilla, de 19 años, vio una oportunidad de trabajo en Domicilios.com, una plataforma dedicada a la entrega de pedidos a domicilio. “Empecé a trabajar hace un año y medio porque no pude estudiar y en otros trabajos ganaba un sueldo básico”.

Cuenta que trabaja de 08:00 a 22:00 de lunes a domingo. Las condiciones para ingresar fueron tener una moto y los papeles en regla. Él paga por el uniforme y la mochila. Tiene un ingreso diario de entre 40 y 60 dólares.

Otra de las empresas que intenta ganar el mercado cuencano es Uber Eat. Víctor Méndez, quien hace entregas en su bicicleta, cuenta que el negocio aún no es rentable, pues esta semana trabajó 30 horas y ganó 1,49 dólares.

Él cree que la empresa aún no es conocida en la ciudad y que por eso los pedidos son bajos. Señala que junto a sus compañeros pedirán a la empresa mejores condiciones laborales.

Xavier Bermúdez, director provincial del ministerio de Trabajo, señala que es complicado regular estas actividades, pues se presentan como emprendimientos. “Estamos atentos porque hay un crecimiento significativo. Buscaremos mecanismos para garantizar que no afecte los derechos laborales”.

Modalidad
“Necesitarás una sonrisa de oreja a oreja”. Esa es una de las condiciones de la empresa española Glovo para dar trabajo, y que según repartido de pedidos Jimi Bllorín, paga 2,50 la hora. “Llevo un mes y es rentable”, asegura, sin embargo solo cuenta con un seguro de vida que funciona entre el punto de partida y el punto de llegada de la entrega; no cuenta para el retorno.

Estas empresas, según las descripciones de sus sitios web, trabajan con un modelo de “economía colaborativa”, llaman a los repartidores “socios”, les ofrecen administrar su tiempo y ganar más de un salario básico.

Los ‘delivery’ confiesan que para tener ingresos que superen un salario básico, 394 dólares, deben trabajar entre 10 y 14 horas sin descanso. Las empresas no ofrecen seguridad social, a excepción de Domicilios.com.

Así lo asegura Wilmer Zhunio, quien hace un año trabajó en una empresa local que presta este servicio. “Solo pedían la moto y que tenga adaptada una caja. Me pareció atractivo por que podía hacer otros trabajos”, aunque él solo dedicaba entre tres y cuatro horas, por lo que su ganancia no era significativa. “Para vivir de esto es necesario trabajar toda la jornada, desde las 08:00 hasta 23:00 y el fin de semana una hora más”.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos un empleo con estas condiciones está en la categoría de subempleo, y en Cuenca 8,6 por ciento de la población es subempleada. (I)

DATOS
-Empleo. Varias personas optaron por estos empleos porque aseguran que no hay otras fuentes para obtener ingresos.
-Control. El director provincial del Ministerio de Trabajo indicó que es complicado controlar cómo operan estas empresas en la ciudad.
-Modalidad. Para laborar como repartidor en las empresas los interesados deben contar con movilización y un teléfono inteligente.

LA CIFRA
8,6
por ciento es la tasa de subempleo en la ciudad, según el INEC.