Cuentas de Tasa solidaria no le cuadran a Contraloría

Valores que no fueron depositados en el fideicomiso mercantil por unos cuatro millones de dólares, así como diferencias por más de 80.000 dólares entre lo recaudado y el dinero depositado en bancos, son las observaciones del último examen de la Contraloría sobre la Tasa Solidaria.
Las recaudaciones de la Tasa solidaria fueron objeto de observaciones en un informe especial de la Contraloría General del Estado. Franklin Minchala I EL TIEMPO

Mediante oficios enviados a la entidad de control, la Prefectura señala que el dinero reposa en las cuentas que mantiene en el Banco Central y refuta el informe. La Contraloría en tanto, sostiene que los justificativos presentados por el Gobierno Provincial, no modifican sus conclusiones.

Entre las recomendaciones de la Contraloría General del Estado están la actualización de la base de datos para el cobro de la Tasa solidaria, y un mejor control de los depósitos de las recaudaciones.

Señala también que el prefecto Paúl Carrasco, ocasionó que “persista el incumplimiento de las normas que regularon la administración de los recursos de la Tasa Solidaria, por lo que no actuó de conformidad con la Constitución”.

Observaciones

El informe especial señala que de acuerdo a la ordenanza que norma el cobro de la Tasa solidaria el dinero recaudado debe ir a un fideicomiso. A pesar de esto, según a la Contraloría, entre el 2014 y 2015, últimos años examinados, más de 4,2 millones de dólares no fueron transferidos al fideicomiso mercantil.

Mediante comunicado el Prefecto del Azuay sostuvo que la decisión fue tomada ante la necesidad de liquidez y flujo de caja para la inversión en mantenimiento vial y obras viales emergentes. Añadió que el dinero está en la cuenta del Gobierno Provincial en el Banco Central.

En otro punto la Contraloría indica que la base de datos de los propietarios de vehículos no está actualizada, para lo cual adjunta un análisis de 24 comprobantes de pago revisados, los cuales presentan inconsistencias en el nombre del propietario del vehículo matriculado.

Cuentas

De acuerdo a la información entregada por la Tesorería de la Prefectura a la Contraloría, cuatro entidades recaudan los valores de la tasa: Banco de Fomento ahora Banecuador, Banco del Austro, Banco del Pacífico y la Cooperativa Jardín Azuayo.

En base a los datos otorgados por dichas entidades financieras y las justificaciones presentadas por la Prefectura, la Contraloría determinó que entre el 2014 y el 2015 existió una diferencia entre lo reportado por el sistema informático y el dinero en bancos de 86.603 dólares.

Mediante un cuadro, la Contraloría detalla que en el 2014 el sistema de la Tasa solidaria registra ingresos por 3’251.341 dólares, mientras que el dinero en los Bancos más las transferencias del Banco Central llegaron a 3’216.070 dólares, lo que deja una diferencia de 35.270 dólares.

En el 2015, de acuerdo al sistema informático de la Tasa solidaria, se recaudaron 4’655.725 dólares y el total de ingresos en los bancos y transferencias del Banco Central llegaron a 4’604.390 dólares, lo que significa una diferencia de 51.332 dólares.

Al respecto, el Director Financiero de la Prefectura indicó a la Contraloría que en su informe no consta la disminución de valores por los nuevos avalúos de vehículos en octubre y diciembre del 2015. La Contraloría respondió que sí consideró esos valores para su análisis.

La entidad de control también encontró una “ausencia de conciliaciones” entre la contabilidad que se lleva de la Tasa solidaria y la información con la que se cuenta en la base de datos, esto por 6.030 dólares.

El exdirector financiero de la Prefectura señaló mediante comunicado a la Contraloría que estos temas “no constituyen diferencias que causen perjuicio económico o que no tengan solución”. (RET) (I) 

Conclusiones de la Contraloría

- Registros en la base de datos del sistema Tasa solidaria, difieren de los comprobantes de pago recaudados.

- Proceso de determinación del valor de la Tasa solidaria no consideró la remuneración básica unificada vigente.

- Ausencia del procedimiento de conciliación entre los registros del sistema de recaudación por la Tasa solidaria y los movimientos registrados en las cuentas corrientes mantenidas en las instituciones financieras recaudadoras.

- Ausencia de conciliaciones entre la cuenta contable que registra los ingresos por la Tasa solidaria y la información que consta en la base de datos.

Cuentas de Tasa solidaria no le cuadran a Contraloría

Las recaudaciones de la Tasa solidaria fueron objeto de observaciones en un informe especial de la Contraloría General del Estado. Franklin Minchala I EL TIEMPO

Mediante oficios enviados a la entidad de control, la Prefectura señala que el dinero reposa en las cuentas que mantiene en el Banco Central y refuta el informe. La Contraloría en tanto, sostiene que los justificativos presentados por el Gobierno Provincial, no modifican sus conclusiones.

Entre las recomendaciones de la Contraloría General del Estado están la actualización de la base de datos para el cobro de la Tasa solidaria, y un mejor control de los depósitos de las recaudaciones.

Señala también que el prefecto Paúl Carrasco, ocasionó que “persista el incumplimiento de las normas que regularon la administración de los recursos de la Tasa Solidaria, por lo que no actuó de conformidad con la Constitución”.

Observaciones

El informe especial señala que de acuerdo a la ordenanza que norma el cobro de la Tasa solidaria el dinero recaudado debe ir a un fideicomiso. A pesar de esto, según a la Contraloría, entre el 2014 y 2015, últimos años examinados, más de 4,2 millones de dólares no fueron transferidos al fideicomiso mercantil.

Mediante comunicado el Prefecto del Azuay sostuvo que la decisión fue tomada ante la necesidad de liquidez y flujo de caja para la inversión en mantenimiento vial y obras viales emergentes. Añadió que el dinero está en la cuenta del Gobierno Provincial en el Banco Central.

En otro punto la Contraloría indica que la base de datos de los propietarios de vehículos no está actualizada, para lo cual adjunta un análisis de 24 comprobantes de pago revisados, los cuales presentan inconsistencias en el nombre del propietario del vehículo matriculado.

Cuentas

De acuerdo a la información entregada por la Tesorería de la Prefectura a la Contraloría, cuatro entidades recaudan los valores de la tasa: Banco de Fomento ahora Banecuador, Banco del Austro, Banco del Pacífico y la Cooperativa Jardín Azuayo.

En base a los datos otorgados por dichas entidades financieras y las justificaciones presentadas por la Prefectura, la Contraloría determinó que entre el 2014 y el 2015 existió una diferencia entre lo reportado por el sistema informático y el dinero en bancos de 86.603 dólares.

Mediante un cuadro, la Contraloría detalla que en el 2014 el sistema de la Tasa solidaria registra ingresos por 3’251.341 dólares, mientras que el dinero en los Bancos más las transferencias del Banco Central llegaron a 3’216.070 dólares, lo que deja una diferencia de 35.270 dólares.

En el 2015, de acuerdo al sistema informático de la Tasa solidaria, se recaudaron 4’655.725 dólares y el total de ingresos en los bancos y transferencias del Banco Central llegaron a 4’604.390 dólares, lo que significa una diferencia de 51.332 dólares.

Al respecto, el Director Financiero de la Prefectura indicó a la Contraloría que en su informe no consta la disminución de valores por los nuevos avalúos de vehículos en octubre y diciembre del 2015. La Contraloría respondió que sí consideró esos valores para su análisis.

La entidad de control también encontró una “ausencia de conciliaciones” entre la contabilidad que se lleva de la Tasa solidaria y la información con la que se cuenta en la base de datos, esto por 6.030 dólares.

El exdirector financiero de la Prefectura señaló mediante comunicado a la Contraloría que estos temas “no constituyen diferencias que causen perjuicio económico o que no tengan solución”. (RET) (I) 

Conclusiones de la Contraloría

- Registros en la base de datos del sistema Tasa solidaria, difieren de los comprobantes de pago recaudados.

- Proceso de determinación del valor de la Tasa solidaria no consideró la remuneración básica unificada vigente.

- Ausencia del procedimiento de conciliación entre los registros del sistema de recaudación por la Tasa solidaria y los movimientos registrados en las cuentas corrientes mantenidas en las instituciones financieras recaudadoras.

- Ausencia de conciliaciones entre la cuenta contable que registra los ingresos por la Tasa solidaria y la información que consta en la base de datos.