Cuenca, sonidos y rock; por la fundación Jefferson Pérez

El concierto benéfico Cuenca, sonidos y rock, se realizó el sábado pasado para recaudar fondos para la fundación Jefferson Pérez Quezada, que vela por el desarrollo y bienestar de la colectividad, principalmente de la niñez y la adolescencia.

El grupo de rock cuencano Selva Negra, con fuertes acordes de guitarra y una potente voz inició el primer concierto benéfico organizado por Rock & All Producciones y el Gobierno Provincial del Azuay.

Luego, el sonido del saxofón, batería, guitarra del grupo La Doble, continuó con el programa benéfico, actuación que fue cortada porque debían presentarse también los grupos Jetzhabel, Nemesek, Mantra. Poniendo a "moshar" al poco público asistente al coliseo Jefferson Pérez Quezada, Los Zuchos del Vado.

Las bandas más esperadas de la tarde y noche que duró el concierto fueron Basca y Sobrepeso, quienes deleitaron los oídos de los seguidores de este género musical.

Donativo

Además del dinero recaudado, los asistentes podían entregar un regalo como ropa, vituallas, medicinas, artículos de primera necesidad, entre otros, los cuales fueron entregados a la fundación del marchista cuencano, quien agradeció la colaboración brindada para continuar con su labor solidaria.

Cuenca, sonidos y rock; por la fundación Jefferson Pérez

El grupo de rock cuencano Selva Negra, con fuertes acordes de guitarra y una potente voz inició el primer concierto benéfico organizado por Rock & All Producciones y el Gobierno Provincial del Azuay.

Luego, el sonido del saxofón, batería, guitarra del grupo La Doble, continuó con el programa benéfico, actuación que fue cortada porque debían presentarse también los grupos Jetzhabel, Nemesek, Mantra. Poniendo a "moshar" al poco público asistente al coliseo Jefferson Pérez Quezada, Los Zuchos del Vado.

Las bandas más esperadas de la tarde y noche que duró el concierto fueron Basca y Sobrepeso, quienes deleitaron los oídos de los seguidores de este género musical.

Donativo

Además del dinero recaudado, los asistentes podían entregar un regalo como ropa, vituallas, medicinas, artículos de primera necesidad, entre otros, los cuales fueron entregados a la fundación del marchista cuencano, quien agradeció la colaboración brindada para continuar con su labor solidaria.