Cuenca, un espacio con 4.000 años de antigüedad

La plaza de El Rollo, el sitio donde ahora es el almacén La Victoria, la plaza de San Francisco y La Merced, son entre otros, los lugares donde se han encontrado vestigios arqueológicos, indicó el arqueólogo Jaime Idrovo. Sin embargo, señaló que casi nada queda de esta memoria histórica.
El Pumapungo o ‘Puerta del puma’ cuenta con tres elementos: el parque arqueológico, el parque etnobotánico y el centro de rescate de avifauna.
FOTO: EL TIEMPO

Cuenca tiene un pasado de por lo menos 4.000 años de antigüedad, según los restos hallados en excavaciones arqueológicas que se han efectuado desde los años 80, en áreas como el Pumapungo, donde se realizaron prospecciones por los vestigios arqueológicos investigados desde 1919.

“Tenemos una ciudad en constante cambio, desde épocas del Formativo Medio, luego los periodos protocañari, que llamamos Tacalshapa 1, 2 y 3 (...) y luego los periodos cañari, inca, colonial y republicano”, señaló el arqueólogo Jaime Idrovo, quien lideró excavaciones en el Pumapungo en los ‘80.

Desde entonces, se ha dedicado a la recopilación y documentación de la memoria histórica de la ciudad. En ese contexto, entre 2008 y 2009, el experto estuvo al frente de la Unidad de Arqueología Urbana del Municipio, tiempo en el que se excavaron 39 sitios. “Todos esos lugares presentaron evidencias arqueológicas, algunas de carácter monumental, como cementerios; restos de caminería, de canalización y cerámica del periodo Republicano Temprano”, aseguró Idrovo.

Indicó que en el Centro Histórico, Pumapungo y Todos Santos, son las partes fundamentales de lo que fue la antigua ciudad del Tomebamaba, sin embargo, subrayó que en los alrededores de Cuenca hay lugares de gran importancia como El Plateado, Checa y Paccha, que guardan una riqueza arqueológica significativa, fundamentalmente de asentamientos cañaris.

cuenca arqueología historia

Hallazgos
En el Centro Histórico, entre los lugares en los que se han efectuado hallazgos arqueológicos, Idrovo mencionó la plaza de El Rollo, y el lugar donde ahora es el almacén La Victoria, donde se hallaron restos de viviendas en el interior de los pisos de lo que era esa casa. “Todo esto está ligado con la presencia de sitios incaicos que están bajo las calles de Cuenca”, refirió Idrovo.

También en zonas periféricas de la ciudad se localizan vestigios. En Paccha, Idrovo da cuenta de una red de terrazas agrícolas y edificaciones con caminos; en Guagualzhumi, en la parte alta se ubica un sitio ceremonial y al pie está el monte Curitaqui, (‘sitio donde danza el oro’ en kichwa ). “Es quizá el yacimiento arqueológico más importante de la zona”, enfatizó.

Pese a estos y otros hallazgos que se han efectuado en diferentes excavaciones, la riqueza arqueológica de la ciudad pasa desapercibida. Idrovo indica que se evidencian dos aristas, “por un lado, una zona extremadamente rica, y por otro lado, la parte trágica, en donde las cosas se pierden a vista y paciencia de las autoridades, sin darnos cuenta de que ahí hay un potencial enorme para la ciudad que se precia de ser Patrimonio Cultural de la Humanidad, y eso es lo más grave, la indiferencia”, señaló. (F)

DATOS
-Sitio. Pumapungo y Todos Santos son las partes fundamentales de lo que fue la antigua ciudad del Tomebamaba, indicó Idrovo.
-Formación. El experto Jaime Idrovo ha cursado sus estudios sobre Arqueología en Francia, donde también tiene un doctorado.
-Entrega. Sobre los restos hallados en San Francisco, ampliaremos mañana en una segunda entrega, debido a la amplitud del tema arqueológico.

cuenca arqueología historia

Hallazgo de cementerio en la antigua Escuela Central

En la antigua Escuela Central La Inmaculada ahora Museo de la Ciudad, en las excavaciones efectuadas por el arqueólogo Jaime Idrovo entre 2008 y 2009, se hizo el hallazgo de vestigios. “Se encontró un conjunto sumamente interesante de muros y canales, en el patio de la escuela, desde canales incaicos hasta coloniales y republicanos y además un cementerio; en ese lugar funcionó uno de los primeros hospicios u hospitales de la época colonial”, indicó.

“Encontramos cuatro sepulturas de hombre y mujer abrazados, probablemente se trató de una de las epidemias que azotaron la ciudad y la región, y las parejas morían al mismo tiempo y se los enterraba juntos”, recordó Idrovo, quien calificó el hallazgo de “interesante”, pues brevemente recordó que en la arqueología ecuatoriana, en la Costa Central se reportan las tumbas que se conocen como los ‘Amantes de Sumpa’, que es una pareja abrazada: “esas son sepulturas excepcionales porque pertenecen al periodo precerámico, es decir, unos 8.000 años de antigüedad”.

Las osamentas estaban recostadas de espaldas con los brazos cruzados sobre el pecho, orientados de norte a sur y de este a oeste. La antigua Escuela Central, ubicada en la calle Gran Colombia y Benigno Malo, es un bien patrimonial que guarda parte de la historia de Cuenca, la cual puede ser contada desde diferentes ámbitos: su arquitectura, utilidad, contexto y los restos arqueológicos. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cuenca, un espacio con 4.000 años de antigüedad

El Pumapungo o ‘Puerta del puma’ cuenta con tres elementos: el parque arqueológico, el parque etnobotánico y el centro de rescate de avifauna.
FOTO: EL TIEMPO

Cuenca tiene un pasado de por lo menos 4.000 años de antigüedad, según los restos hallados en excavaciones arqueológicas que se han efectuado desde los años 80, en áreas como el Pumapungo, donde se realizaron prospecciones por los vestigios arqueológicos investigados desde 1919.

“Tenemos una ciudad en constante cambio, desde épocas del Formativo Medio, luego los periodos protocañari, que llamamos Tacalshapa 1, 2 y 3 (...) y luego los periodos cañari, inca, colonial y republicano”, señaló el arqueólogo Jaime Idrovo, quien lideró excavaciones en el Pumapungo en los ‘80.

Desde entonces, se ha dedicado a la recopilación y documentación de la memoria histórica de la ciudad. En ese contexto, entre 2008 y 2009, el experto estuvo al frente de la Unidad de Arqueología Urbana del Municipio, tiempo en el que se excavaron 39 sitios. “Todos esos lugares presentaron evidencias arqueológicas, algunas de carácter monumental, como cementerios; restos de caminería, de canalización y cerámica del periodo Republicano Temprano”, aseguró Idrovo.

Indicó que en el Centro Histórico, Pumapungo y Todos Santos, son las partes fundamentales de lo que fue la antigua ciudad del Tomebamaba, sin embargo, subrayó que en los alrededores de Cuenca hay lugares de gran importancia como El Plateado, Checa y Paccha, que guardan una riqueza arqueológica significativa, fundamentalmente de asentamientos cañaris.

cuenca arqueología historia

Hallazgos
En el Centro Histórico, entre los lugares en los que se han efectuado hallazgos arqueológicos, Idrovo mencionó la plaza de El Rollo, y el lugar donde ahora es el almacén La Victoria, donde se hallaron restos de viviendas en el interior de los pisos de lo que era esa casa. “Todo esto está ligado con la presencia de sitios incaicos que están bajo las calles de Cuenca”, refirió Idrovo.

También en zonas periféricas de la ciudad se localizan vestigios. En Paccha, Idrovo da cuenta de una red de terrazas agrícolas y edificaciones con caminos; en Guagualzhumi, en la parte alta se ubica un sitio ceremonial y al pie está el monte Curitaqui, (‘sitio donde danza el oro’ en kichwa ). “Es quizá el yacimiento arqueológico más importante de la zona”, enfatizó.

Pese a estos y otros hallazgos que se han efectuado en diferentes excavaciones, la riqueza arqueológica de la ciudad pasa desapercibida. Idrovo indica que se evidencian dos aristas, “por un lado, una zona extremadamente rica, y por otro lado, la parte trágica, en donde las cosas se pierden a vista y paciencia de las autoridades, sin darnos cuenta de que ahí hay un potencial enorme para la ciudad que se precia de ser Patrimonio Cultural de la Humanidad, y eso es lo más grave, la indiferencia”, señaló. (F)

DATOS
-Sitio. Pumapungo y Todos Santos son las partes fundamentales de lo que fue la antigua ciudad del Tomebamaba, indicó Idrovo.
-Formación. El experto Jaime Idrovo ha cursado sus estudios sobre Arqueología en Francia, donde también tiene un doctorado.
-Entrega. Sobre los restos hallados en San Francisco, ampliaremos mañana en una segunda entrega, debido a la amplitud del tema arqueológico.

cuenca arqueología historia

Hallazgo de cementerio en la antigua Escuela Central

En la antigua Escuela Central La Inmaculada ahora Museo de la Ciudad, en las excavaciones efectuadas por el arqueólogo Jaime Idrovo entre 2008 y 2009, se hizo el hallazgo de vestigios. “Se encontró un conjunto sumamente interesante de muros y canales, en el patio de la escuela, desde canales incaicos hasta coloniales y republicanos y además un cementerio; en ese lugar funcionó uno de los primeros hospicios u hospitales de la época colonial”, indicó.

“Encontramos cuatro sepulturas de hombre y mujer abrazados, probablemente se trató de una de las epidemias que azotaron la ciudad y la región, y las parejas morían al mismo tiempo y se los enterraba juntos”, recordó Idrovo, quien calificó el hallazgo de “interesante”, pues brevemente recordó que en la arqueología ecuatoriana, en la Costa Central se reportan las tumbas que se conocen como los ‘Amantes de Sumpa’, que es una pareja abrazada: “esas son sepulturas excepcionales porque pertenecen al periodo precerámico, es decir, unos 8.000 años de antigüedad”.

Las osamentas estaban recostadas de espaldas con los brazos cruzados sobre el pecho, orientados de norte a sur y de este a oeste. La antigua Escuela Central, ubicada en la calle Gran Colombia y Benigno Malo, es un bien patrimonial que guarda parte de la historia de Cuenca, la cual puede ser contada desde diferentes ámbitos: su arquitectura, utilidad, contexto y los restos arqueológicos. (F)

Patricia Naula Herembás
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.