La correcta separación de desechos es un reto en Cuenca

Martha Calderón deposita un CPU en el ‘Punto Limpio’ de la avenida Veinticuatro de Mayo, donde se puede depositar objetos electrónicos de todo tipo.

La EMAC y ETAPA son las empresas que lideran programas locales para que la ciudadanía separe de manera adecuada los residuos en sus casas. Esto tiene como objetivo evitar que pilas, aparatos electrónicos y aceites vayan a las fuentes hídricas y provoquen contaminación.

Procurar la separación correcta de desechos en los hogares es uno de los retos que tiene la ciudad, según la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC. La educación ambiental en la casa es importante, sobre todo para mejorar la adecuada separación de los desechos en esos espacios.


En Cuenca hay varias estrategias para contribuir al cuidado del medio ambiente, una de estas es la instalación de depósitos para los residuos difíciles de desechar: electrónicos, pilas, baterías y aceite que no pueden depositarse con los desechos comunes.


Por ejemplo, al mes la EMAC recolecta aproximadamente una tonelada de desechos electrónicos, como televisores, radios, cargadores, computadoras, entre otros objetos,  informa Juan Pablo Vega, técnico de reciclaje, y señala que es importante que la ciudadanía conozca los puntos donde puede dejar estos aparatos y que no los deposite en las fundas negras o celestes.


“Estos contienen componentes que pueden contaminar el agua, incluso ser nocivos para la salud”, menciona.
Hay un sitio denominado ‘Punto Limpio’, ubicado junto a la casa BioEMAC en la avenida Veinticuatro de Mayo diagonal a la Unidad del Milenio Manuela Garaicoa, donde la gente puede dejar este tipo de desechos.


Otra forma de contribuir desde los hogares es con la adecuada separación de pilas. Omar Chicaiza, parte de la subgerencia de control ambiental de ETAPA, indica que este proceso se puede hacer sin problema en las casas, colocando las pilas en botellas plásticas.


Además, las personas pueden  colocar sus pilas en los contenedores de los 120 centros de acopio que se encuentran distribuidos en distintos puntos de la ciudad, como las farmacias Farmasol, Fybeca y Pharmacy’s, así como en las distintas dependencias de pagos de servicios básicos, locales comerciales, entre otros puntos.


Luego, los vehículos de la empresa recogen las pilas y las trasladan hasta la planta de Ucubamba, donde son clasificadas según su tipo y tamaño. “Una pila de mercurio puede contaminar 600.000 litros”, asegura.  


En 2018 se recolectaron 5.137 kilogramos de pilas, de acuerdo a los datos de ETAPA.
Uno de los nuevos servicios que presta ETAPA  en la ciudad es la recolección de aceites vegetales, esto debido a que la ciudadanía los deposita en la basura común o en los lavadores, lo que genera contaminación.


Los ciudadanos pueden depositar estos desechos en botellas y comunicarse al número 417- 5555 para que personal retire este material y lo deseche de forma adecuada.


El funcionario indica que el servicio está activo hace un mes y medio y los restaurantes son los principales interesados en el servicio, que al tener contacto con el agua forma una capa que en la caso de los ríos afecta a la biodiversidad. (I)

Minga de limpieza en los ríos por el Día Mundial del Ambiente
Un poco más de cuatro toneladas de basura fueron recolectadas ayer en las orillas de los ríos en una minga de limpieza desarrollada por el Día del Ambiente, que se conmemora hoy. Cuatro frentes de trabajo, conformados por personal de varias instituciones, se distribuyeron en los ríos de la ciudad para quitar los desechos.


Los grupos recorrieron las orillas de los cuatro ríos. En el Machángara, desde la feria de ganado, toda la zona del Parque Industrial hasta el cuartel Abdón Calderón; Yanuncay, desde el sector del acueducto (casa del Arco) en la avenida Loja hasta los Tres Puentes, en donde fue el punto de encuentro con las personas que estaban en el río Tarqui, quienes salieron desde el parque lineal Tarqui – Guzho; en el río Tomebamba se incorporaron dos frentes, uno desde el Hospital Regional hasta las escalinatas, y el otro desde el sector del colegio Sagrados Corazones hasta el Puente Roto.


Esta actividad fue iniciativa del prefecto del Azuay, Yaku Pérez, quien insistió en una normativa que regule el uso de plástico. (I)


Electrónicos. Los desechos electrónicos se pueden depositar en el ‘Punto Limpio’  de la EMAC en la avenida Veinticuatro de Mayo.
PILAS.  Hay 120 centros de acopio de pilas que se encuentran distribuidos en distintos puntos de la ciudad para la gente.
ACEITE. La ciudadanía puede recolectar el aceite vegetal y no tirarlo a la basura o lavador. Deben llamar al número 417- 5555 para entregarlo.


5.137
kilogramos de pilas se recolectaron en el 2018, de acuerdo a los datos de ETAPA.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La correcta separación de desechos es un reto en Cuenca

Martha Calderón deposita un CPU en el ‘Punto Limpio’ de la avenida Veinticuatro de Mayo, donde se puede depositar objetos electrónicos de todo tipo.

La EMAC y ETAPA son las empresas que lideran programas locales para que la ciudadanía separe de manera adecuada los residuos en sus casas. Esto tiene como objetivo evitar que pilas, aparatos electrónicos y aceites vayan a las fuentes hídricas y provoquen contaminación.

Procurar la separación correcta de desechos en los hogares es uno de los retos que tiene la ciudad, según la Empresa de Aseo de Cuenca, EMAC. La educación ambiental en la casa es importante, sobre todo para mejorar la adecuada separación de los desechos en esos espacios.


En Cuenca hay varias estrategias para contribuir al cuidado del medio ambiente, una de estas es la instalación de depósitos para los residuos difíciles de desechar: electrónicos, pilas, baterías y aceite que no pueden depositarse con los desechos comunes.


Por ejemplo, al mes la EMAC recolecta aproximadamente una tonelada de desechos electrónicos, como televisores, radios, cargadores, computadoras, entre otros objetos,  informa Juan Pablo Vega, técnico de reciclaje, y señala que es importante que la ciudadanía conozca los puntos donde puede dejar estos aparatos y que no los deposite en las fundas negras o celestes.


“Estos contienen componentes que pueden contaminar el agua, incluso ser nocivos para la salud”, menciona.
Hay un sitio denominado ‘Punto Limpio’, ubicado junto a la casa BioEMAC en la avenida Veinticuatro de Mayo diagonal a la Unidad del Milenio Manuela Garaicoa, donde la gente puede dejar este tipo de desechos.


Otra forma de contribuir desde los hogares es con la adecuada separación de pilas. Omar Chicaiza, parte de la subgerencia de control ambiental de ETAPA, indica que este proceso se puede hacer sin problema en las casas, colocando las pilas en botellas plásticas.


Además, las personas pueden  colocar sus pilas en los contenedores de los 120 centros de acopio que se encuentran distribuidos en distintos puntos de la ciudad, como las farmacias Farmasol, Fybeca y Pharmacy’s, así como en las distintas dependencias de pagos de servicios básicos, locales comerciales, entre otros puntos.


Luego, los vehículos de la empresa recogen las pilas y las trasladan hasta la planta de Ucubamba, donde son clasificadas según su tipo y tamaño. “Una pila de mercurio puede contaminar 600.000 litros”, asegura.  


En 2018 se recolectaron 5.137 kilogramos de pilas, de acuerdo a los datos de ETAPA.
Uno de los nuevos servicios que presta ETAPA  en la ciudad es la recolección de aceites vegetales, esto debido a que la ciudadanía los deposita en la basura común o en los lavadores, lo que genera contaminación.


Los ciudadanos pueden depositar estos desechos en botellas y comunicarse al número 417- 5555 para que personal retire este material y lo deseche de forma adecuada.


El funcionario indica que el servicio está activo hace un mes y medio y los restaurantes son los principales interesados en el servicio, que al tener contacto con el agua forma una capa que en la caso de los ríos afecta a la biodiversidad. (I)

Minga de limpieza en los ríos por el Día Mundial del Ambiente
Un poco más de cuatro toneladas de basura fueron recolectadas ayer en las orillas de los ríos en una minga de limpieza desarrollada por el Día del Ambiente, que se conmemora hoy. Cuatro frentes de trabajo, conformados por personal de varias instituciones, se distribuyeron en los ríos de la ciudad para quitar los desechos.


Los grupos recorrieron las orillas de los cuatro ríos. En el Machángara, desde la feria de ganado, toda la zona del Parque Industrial hasta el cuartel Abdón Calderón; Yanuncay, desde el sector del acueducto (casa del Arco) en la avenida Loja hasta los Tres Puentes, en donde fue el punto de encuentro con las personas que estaban en el río Tarqui, quienes salieron desde el parque lineal Tarqui – Guzho; en el río Tomebamba se incorporaron dos frentes, uno desde el Hospital Regional hasta las escalinatas, y el otro desde el sector del colegio Sagrados Corazones hasta el Puente Roto.


Esta actividad fue iniciativa del prefecto del Azuay, Yaku Pérez, quien insistió en una normativa que regule el uso de plástico. (I)


Electrónicos. Los desechos electrónicos se pueden depositar en el ‘Punto Limpio’  de la EMAC en la avenida Veinticuatro de Mayo.
PILAS.  Hay 120 centros de acopio de pilas que se encuentran distribuidos en distintos puntos de la ciudad para la gente.
ACEITE. La ciudadanía puede recolectar el aceite vegetal y no tirarlo a la basura o lavador. Deben llamar al número 417- 5555 para entregarlo.


5.137
kilogramos de pilas se recolectaron en el 2018, de acuerdo a los datos de ETAPA.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.