Cuenca analiza las supermanzanas para mejorar la movilidad

Foto: Archivo

Lograr que los ciudadanos disminuyan el uso del vehículo particular para movilizarse es un reto que enfrentan la mayoría de ciudades del mundo. Cuenca no es la excepción.

Hay una iniciativa que nació en Barcelona, España, en donde se convirtió en un plan efectivo para reducir el tráfico: la súpermanzana.  Así se conoce a la agrupación de varias manzanas, en el caso de esa ciudad 9, en la que el tráfico es limitado y hay más espacio para peatones y ciclistas.

El director de la Fundación Barranco, Adrián García, explicó que el concepto de supermanzana "es la base de un nuevo modelo funcional y sostenible para la ciudad de Cuenca, que procura desarrollar nuevas dinámicas en la movilidad, uso y creación de espacio público".

"Con esto buscamos maximizar la movilidad peatonal, en bicicleta y transporte público, en ningún caso se promueve la eliminación de ningún actor, sino de crear un espacio compartido y funcional", recalcó.

El pasado 21 de septiembre de 2019, un total de 9 manzanas del Centro Histórico de Cuenca se convirtieron en una súpermanzana. Fue un primer ejercicio aplicado por la Dirección de Gestión de la Movilidad del Municipio de Cuenca para analizar este modelo en la ciudad.

Durante este ejercicio las calles fueron aprovechadas por los transeúntes, peatones y ciclistas, también por establecimientos comerciales y restaurantes ubicados dentro de esta zona y aprovecharon el espacio público con sus mesas.

Guilherme Chalhoub, director de Gestión de la Movilidad, expresó que traer estos conceptos es un beneficio para la movilidad en la ciudad. Mencionó que el modelo no solo se aplica en Europa, también en Estados Unidos, e incluso en ciudades de Latinoamérica como Bogotá, Sao Paulo.

"Históricamente, estaban priorizadas las construcciones de grandes avenidas, pasos peatonales, puentes de gran magnitud, esto no es más sostenible. Cuenca es la ciudad con una la tasa más alta de motorización en el Ecuador e incluso una de las más altas de Latinoamérica " señaló.

En Cuenca, con una población cerca de 700.000 habitantes, la tasa de vehículos es de  250 por 1.000 habitantes, cuando el promedio a nivel nacional es de 130 vehículos por cada 1.000. Este número pone a Cuenca por encima de Guayaquil y Quito, que son ciudades con mayor número de territorio y habitantes. "Esto refleja que el crecimiento del número de vehículos en la ciudad  a larga es insostenible", añadió.

El parque automotor de Cuenca, con cerca de 150.000 vehículos matriculados en el 2018, ha vuelto insostenible la movilidad. En horas pico la ciudad llega a tener hasta 50.000 vehículos por hora en sus intersecciones más transitadas. Esta saturación vehicular provoca que cada cuencano produzca el equivalente a 2,5 toneladas de CO2, cuando el valor tolerable es de 2.

Para el experto, una eventual aplicación de las súpermanzanas en Cuenca permitirá que el transporte público, el carro, la bicicleta y caminar sean redes de transporte “perfectamente sincronizadas y ordenadas a favor del medio ambiente y la movilidad de la ciudad”.

El proyecto de movilidad denominado “Supermanzanas” y que peatonalizará varias calles del Centro Histórico de Cuenca se ejecutará en fase de prueba, desde el 30 de noviembre hasta el 3 de diciembre. Entérese de las vías que se cierran

Contaminación

Esta estructura está pensada en beneficios como la reducción de la contaminación que provocan los vehículos.  En Cuenca, el parque automotor es su principal fuente de contaminación.

La proyección de Barcelona con la aplicación de súpermanzanas es reducir un 21% el tráfico,  una cifra que permitiría situar los niveles de contaminación en la ciudad dentro de los baremos aceptados por la Organización Mundial de la Salud. 

Siete zonas conflictivas para peatones en Cuenca







INFOGRAFIA > pirámide de movilidad









Cuenca analiza las supermanzanas para mejorar la movilidad

Foto: Archivo

Lograr que los ciudadanos disminuyan el uso del vehículo particular para movilizarse es un reto que enfrentan la mayoría de ciudades del mundo. Cuenca no es la excepción.

Hay una iniciativa que nació en Barcelona, España, en donde se convirtió en un plan efectivo para reducir el tráfico: la súpermanzana.  Así se conoce a la agrupación de varias manzanas, en el caso de esa ciudad 9, en la que el tráfico es limitado y hay más espacio para peatones y ciclistas.

El director de la Fundación Barranco, Adrián García, explicó que el concepto de supermanzana "es la base de un nuevo modelo funcional y sostenible para la ciudad de Cuenca, que procura desarrollar nuevas dinámicas en la movilidad, uso y creación de espacio público".

"Con esto buscamos maximizar la movilidad peatonal, en bicicleta y transporte público, en ningún caso se promueve la eliminación de ningún actor, sino de crear un espacio compartido y funcional", recalcó.

El pasado 21 de septiembre de 2019, un total de 9 manzanas del Centro Histórico de Cuenca se convirtieron en una súpermanzana. Fue un primer ejercicio aplicado por la Dirección de Gestión de la Movilidad del Municipio de Cuenca para analizar este modelo en la ciudad.

Durante este ejercicio las calles fueron aprovechadas por los transeúntes, peatones y ciclistas, también por establecimientos comerciales y restaurantes ubicados dentro de esta zona y aprovecharon el espacio público con sus mesas.

Guilherme Chalhoub, director de Gestión de la Movilidad, expresó que traer estos conceptos es un beneficio para la movilidad en la ciudad. Mencionó que el modelo no solo se aplica en Europa, también en Estados Unidos, e incluso en ciudades de Latinoamérica como Bogotá, Sao Paulo.

"Históricamente, estaban priorizadas las construcciones de grandes avenidas, pasos peatonales, puentes de gran magnitud, esto no es más sostenible. Cuenca es la ciudad con una la tasa más alta de motorización en el Ecuador e incluso una de las más altas de Latinoamérica " señaló.

En Cuenca, con una población cerca de 700.000 habitantes, la tasa de vehículos es de  250 por 1.000 habitantes, cuando el promedio a nivel nacional es de 130 vehículos por cada 1.000. Este número pone a Cuenca por encima de Guayaquil y Quito, que son ciudades con mayor número de territorio y habitantes. "Esto refleja que el crecimiento del número de vehículos en la ciudad  a larga es insostenible", añadió.

El parque automotor de Cuenca, con cerca de 150.000 vehículos matriculados en el 2018, ha vuelto insostenible la movilidad. En horas pico la ciudad llega a tener hasta 50.000 vehículos por hora en sus intersecciones más transitadas. Esta saturación vehicular provoca que cada cuencano produzca el equivalente a 2,5 toneladas de CO2, cuando el valor tolerable es de 2.

Para el experto, una eventual aplicación de las súpermanzanas en Cuenca permitirá que el transporte público, el carro, la bicicleta y caminar sean redes de transporte “perfectamente sincronizadas y ordenadas a favor del medio ambiente y la movilidad de la ciudad”.

El proyecto de movilidad denominado “Supermanzanas” y que peatonalizará varias calles del Centro Histórico de Cuenca se ejecutará en fase de prueba, desde el 30 de noviembre hasta el 3 de diciembre. Entérese de las vías que se cierran

Contaminación

Esta estructura está pensada en beneficios como la reducción de la contaminación que provocan los vehículos.  En Cuenca, el parque automotor es su principal fuente de contaminación.

La proyección de Barcelona con la aplicación de súpermanzanas es reducir un 21% el tráfico,  una cifra que permitiría situar los niveles de contaminación en la ciudad dentro de los baremos aceptados por la Organización Mundial de la Salud. 

Siete zonas conflictivas para peatones en Cuenca







INFOGRAFIA > pirámide de movilidad