Controles ponen freno a especulación en Cuenca

Distribuidores de gas esperan en el centro de acopio para recibir abasto para sus puntos de venta.

La Intendencia controla la venta de gas de uso doméstico para evitar el desabastecimiento por el cierre de vías, que se mantiene a nivel de la provincia por los focos de manifestaciones en las zonas rurales.

Un total de 140 cilindros de gas fueron envasados y distribuidos desde Austrogas a la zona sur de la ciudad bajo supervisión de la Intendencia de Policía, que hace controles permanentes para evitar la especulación del producto.

El intendente Jorge Cabrera indicó que adicionalmente se ha coordinado con la Gobernación del Azuay y las fuerzas del orden para que los tanqueros de gas licuado de petróleo, gasolina y diesel tengan custodia y logren llegar a la ciudad sin problemas.

Ruth Ordóñez, quien vive en el barrio El Salado, indicó que estaba intentando conseguir gas desde el pasado viernes sin éxito. “Nos preocupa que haya desabastecimiento porque el gas es vital nuestro día a día” aseguró.

Paralización
La principal razón para la disminución en la oferta de gas de uso doméstico en la ciudad es el cierre de vías que comunican a Cuenca con otras ciudades del país, esto con motivo de la paralización convocada por sectores sociales e indígenas en los cantones de la provincia del Azuay.

De acuerdo con el reporte del ECU-911, hasta ayer permanecían cerradas todas las vías de acceso a la ciudad, a excepción de la Gualaceo-Limón, que tiene restricciones por los deslaves en el sector Ingamullo.

Los bloqueos se registran en la Y del Ramal y Sarayunga en la vía Cuenca-Girón-Pasaje, Molleturo y Hierbabuena en la vía Cuenca-Molleturo; Sevilla de Oro y el Puente Europa en la vía Paute-Guarumales; Suscal, Pillcopata y General Morales en la vía Zhud-Cochancay; La Ramada, Susudel y Shiña en la vía Cuenca-Loja.

La Gobernación del Azuay hizo un llamado a los líderes de las comunidades para que restituyan el paso de vehículos con el fin de evitar el desabatecimiento en la ciudad.

Los dirigentes de las comunidades rurales indicaron que dialogarán con las bases para permitir, de momento, el paso de vehículos que trasladen a personas de grupos vulnerables como niños, adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y personas que requieren de atención médica, así como camiones con productos de primera necesidad y vehículos de emergencia. (I)

Controles ponen freno a especulación en Cuenca

Distribuidores de gas esperan en el centro de acopio para recibir abasto para sus puntos de venta.

La Intendencia controla la venta de gas de uso doméstico para evitar el desabastecimiento por el cierre de vías, que se mantiene a nivel de la provincia por los focos de manifestaciones en las zonas rurales.

Un total de 140 cilindros de gas fueron envasados y distribuidos desde Austrogas a la zona sur de la ciudad bajo supervisión de la Intendencia de Policía, que hace controles permanentes para evitar la especulación del producto.

El intendente Jorge Cabrera indicó que adicionalmente se ha coordinado con la Gobernación del Azuay y las fuerzas del orden para que los tanqueros de gas licuado de petróleo, gasolina y diesel tengan custodia y logren llegar a la ciudad sin problemas.

Ruth Ordóñez, quien vive en el barrio El Salado, indicó que estaba intentando conseguir gas desde el pasado viernes sin éxito. “Nos preocupa que haya desabastecimiento porque el gas es vital nuestro día a día” aseguró.

Paralización
La principal razón para la disminución en la oferta de gas de uso doméstico en la ciudad es el cierre de vías que comunican a Cuenca con otras ciudades del país, esto con motivo de la paralización convocada por sectores sociales e indígenas en los cantones de la provincia del Azuay.

De acuerdo con el reporte del ECU-911, hasta ayer permanecían cerradas todas las vías de acceso a la ciudad, a excepción de la Gualaceo-Limón, que tiene restricciones por los deslaves en el sector Ingamullo.

Los bloqueos se registran en la Y del Ramal y Sarayunga en la vía Cuenca-Girón-Pasaje, Molleturo y Hierbabuena en la vía Cuenca-Molleturo; Sevilla de Oro y el Puente Europa en la vía Paute-Guarumales; Suscal, Pillcopata y General Morales en la vía Zhud-Cochancay; La Ramada, Susudel y Shiña en la vía Cuenca-Loja.

La Gobernación del Azuay hizo un llamado a los líderes de las comunidades para que restituyan el paso de vehículos con el fin de evitar el desabatecimiento en la ciudad.

Los dirigentes de las comunidades rurales indicaron que dialogarán con las bases para permitir, de momento, el paso de vehículos que trasladen a personas de grupos vulnerables como niños, adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y personas que requieren de atención médica, así como camiones con productos de primera necesidad y vehículos de emergencia. (I)