Ciudadela Tosi clama mayor atención

Los vecinos de este barrio están incómodos por la proliferación de talleres mecánicos, cuyos clientes utilizan los dos lados de la calle para estacionar sus vehículos poniendo en riesgo a las personas que no pueden utilizar las aceras para caminar.
Los vehículos se estacionan en los dos lados de la vía, esto dificulta el tráfico.

Cuenca. Los moradores de la ciudadela Tosi, ubicada en el sector norte de Cuenca, claman la atención de las autoridades municipales, porque desde hace más de un año que se recolectaron más de 100 firmas, no tienen una respuesta del Cabildo, especialmente del comisario Max Mogrovejo, a quien le entregaron una solicitud buscando el bienestar de la comunidad.

Esta populosa ciudadela, que se levantó hace 40 años, cuando un grupo de empleados de Pasamanería Tosi adquirieron lotes de terreno para construir sus casas, experimenta un inusitado crecimiento, lo cual trae consigo varios problemas para los habitantes, según Carlos Carvajal, uno de los antiguos moradores.

El principal pedido al Municipio es que se prohíba la proliferación de mecánicas en el barrio y se restrinja el horario de atención de los talleres que ya existen, porque "trabajan hasta altas horas de la noche, contaminan con ruido y humo y se vuelve imposible descansar", sostiene una vecina que prefirió omitir su nombre, agregando que los clientes de estas mecánicas estacionan los vehículos a ambos lados de la calle Guapodélig y calles aledañas, incluso llegan a ocupar la avenida Hurtado de Mendoza, poniendo el peligro la integridad de las personas y de otros vehículos.

Descuido

Para Cumandá García, desde que funciona la Cava, una especie de discoteca- bar, en la esquina de las calles Guapondelig y Río Palora, los fines de semana es usual encontrarse con botellas rotas en el parterre frente a su vivienda, malos olores emanados porque los clientes de este centro de diversión hacen sus necesidades biológicas en la calle después de que se cierra la atención. El descuido municipal para exigir el retiro de los desechos de construcción es otra de las situaciones que incomodan a los habitantes de esta ciudadela.

Sitios de esparcimiento

La ciudadela Tosi cuenta con una cancha deportiva y un pequeño parque infantil para el esparcimiento familiar, que fueron construidos con el aporte y la gestión de sus moradores.

Fernando León, un habitante de la zona, hace un llamado a las personas que utilizan el parque infantil para acumular los cartones para venderlos a las recicladoras, que procuren dejar limpio el sitio después de usarlo, porque suelen quedar desechos que dan mal aspecto, situación que ocurre diariamente.

Otro pedido a las autoridades de la ciudad es que ayuden al mantenimiento del cerramiento de la cancha, que evidencia deterioro, pues ambos son sitios de concentración de niños, jóvenes y adultos.

Ciudadela Tosi clama mayor atención

Los vehículos se estacionan en los dos lados de la vía, esto dificulta el tráfico.

Cuenca. Los moradores de la ciudadela Tosi, ubicada en el sector norte de Cuenca, claman la atención de las autoridades municipales, porque desde hace más de un año que se recolectaron más de 100 firmas, no tienen una respuesta del Cabildo, especialmente del comisario Max Mogrovejo, a quien le entregaron una solicitud buscando el bienestar de la comunidad.

Esta populosa ciudadela, que se levantó hace 40 años, cuando un grupo de empleados de Pasamanería Tosi adquirieron lotes de terreno para construir sus casas, experimenta un inusitado crecimiento, lo cual trae consigo varios problemas para los habitantes, según Carlos Carvajal, uno de los antiguos moradores.

El principal pedido al Municipio es que se prohíba la proliferación de mecánicas en el barrio y se restrinja el horario de atención de los talleres que ya existen, porque "trabajan hasta altas horas de la noche, contaminan con ruido y humo y se vuelve imposible descansar", sostiene una vecina que prefirió omitir su nombre, agregando que los clientes de estas mecánicas estacionan los vehículos a ambos lados de la calle Guapodélig y calles aledañas, incluso llegan a ocupar la avenida Hurtado de Mendoza, poniendo el peligro la integridad de las personas y de otros vehículos.

Descuido

Para Cumandá García, desde que funciona la Cava, una especie de discoteca- bar, en la esquina de las calles Guapondelig y Río Palora, los fines de semana es usual encontrarse con botellas rotas en el parterre frente a su vivienda, malos olores emanados porque los clientes de este centro de diversión hacen sus necesidades biológicas en la calle después de que se cierra la atención. El descuido municipal para exigir el retiro de los desechos de construcción es otra de las situaciones que incomodan a los habitantes de esta ciudadela.

Sitios de esparcimiento

La ciudadela Tosi cuenta con una cancha deportiva y un pequeño parque infantil para el esparcimiento familiar, que fueron construidos con el aporte y la gestión de sus moradores.

Fernando León, un habitante de la zona, hace un llamado a las personas que utilizan el parque infantil para acumular los cartones para venderlos a las recicladoras, que procuren dejar limpio el sitio después de usarlo, porque suelen quedar desechos que dan mal aspecto, situación que ocurre diariamente.

Otro pedido a las autoridades de la ciudad es que ayuden al mantenimiento del cerramiento de la cancha, que evidencia deterioro, pues ambos son sitios de concentración de niños, jóvenes y adultos.