10.000 casas permanecen sin ocuparse en Cuenca

La migración y las dificultades para reconstruir viviendas en el Centro Histórico han abonado al fenómeno, que busca ser invertido a través de iniciativas privadas y públicas. Un análisis académico da cuenta de que la recuperación de estos espacios pude reducir el déficit de vivienda en la ciudad.
Interior de una casa desocupada cerca del mercado Diez de Agosto.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

El número de casas desocupadas en Cuenca, según el censo del 2010, da cuenta de 7.963 viviendas. Estimaciones municipales ubican la cifra en unas 10.000. De acuerdo con un análisis de la Universidad de Cuenca, la ocupación de estos espacios puede reducir el déficit habitacional.

Aunque las cifras de la Municipalidad apuntan a un déficit de vivienda de 45.000 casas propias, el análisis del censo de vivienda del 2010, hecho por el equipo de Llactalab, uno de los centros de investigación de la Universidad de Cuenca, da cuenta de una realidad que es radicalmente distinta.

Pablo Osorio, uno de los participantes de la investigación, detalla que el 45 por ciento de cuencanos tiene casa propia, y el 43 por ciento arrienda un inmueble. “La publicidad apunta a que todos debemos tener casa propia pero eso es inviable, pues para llegar a ese ideal se deberían vender la mitad de las viviendas de la ciudad, o construir 50 por ciento más de las ya existentes”.

Ayer se inauguró en la ciudad el foro ‘Cuenca 2030’ para la elaboración del Plan de Uso y Gestión de Suelo. La directora de Planificación de la Municipalidad de Cuenca, Fanny Ochoa, indica que tanto el evento como el plan, apuntan a una condensación de la población y a evitar que la ciudad se siga expandiendo innecesariamente, por lo que construir “media ciudad” más no se contempla como una opción viable a futuro.

Osorio presenta otros datos. El número de familias que vive en hacinamiento o comparten su vivienda en Cuenca llega a las 2.812, y las casas en construcción llegan a 2.860, lo que en teoría cubriría el déficit. “El arriendo no debe ser satanizado, es necesario, y debe ser regulado. Si quitamos ese universo de arrendatarios de la cifra de déficit de vivienda, prácticamente no hay tal”, señala.

La propuesta es volver a poblar el Centro Histórico. Para esto, el Municipio trabaja en el plan Cuenca RED, que mejorará espacios públicos y generará proyectos de vivienda en el Centro Histórico. Uno de los proyectos busca convertir el antiguo edificio del colegio Febres Cordero en un complejo habitacional. Otro de los planes apunta a generar opciones de vivienda en la Casa Cordero, en el sector de María Auxiliadora. Los estudios y diseños están listos.

Las iniciativas privadas se suman a este plan. Osorio indica que la presencia de jubilados extranjeros ha motivado la adecuación de casas y edificios patrimoniales para dar cabida a este nuevo mercado, que busca cercanía y comodidad, algo que se consigue en el centro de la ciudad.

La Universidad propone también que el Municipio trabaje en dos frentes, el primero para reducir la tramitología que desmotiva las adecuaciones de viviendas con valor patrimonial, y el segundo para penalizar el abandono de inmuebles, tal como pasa con los predios sin construir, que suman unos 12.000 lotes, por los que se debe pagar un impuesto a la no edificación.

Ochoa y Osorio coinciden en que la Cuenca del futuro cercano no puede seguir expandiéndose y apuntan a recuperar viviendas abandonadas. (I)
 
DATOS
-Viviendas. En el censo del 2010 se contaron 7.963 casas deshabitadas. El Municipio proyecta unos 10.000 inmuebles en esta situación, actualmente.
-Lotes. De acuerdo con los registros de pagos por terrenos no edificados, en Cuenca hay unos 12.000 lotes sin construcciones.
-Déficit. El Municipio fija el déficit de vivienda en 45.000 casas. El número de familias en hacinamiento o que comparten espacios es de 2.812.

LA CIFRA
2.812
familias viven en hacinamiento o comparten vivienda en Cuenca.

John Machado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

10.000 casas permanecen sin ocuparse en Cuenca

Interior de una casa desocupada cerca del mercado Diez de Agosto.
FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

El número de casas desocupadas en Cuenca, según el censo del 2010, da cuenta de 7.963 viviendas. Estimaciones municipales ubican la cifra en unas 10.000. De acuerdo con un análisis de la Universidad de Cuenca, la ocupación de estos espacios puede reducir el déficit habitacional.

Aunque las cifras de la Municipalidad apuntan a un déficit de vivienda de 45.000 casas propias, el análisis del censo de vivienda del 2010, hecho por el equipo de Llactalab, uno de los centros de investigación de la Universidad de Cuenca, da cuenta de una realidad que es radicalmente distinta.

Pablo Osorio, uno de los participantes de la investigación, detalla que el 45 por ciento de cuencanos tiene casa propia, y el 43 por ciento arrienda un inmueble. “La publicidad apunta a que todos debemos tener casa propia pero eso es inviable, pues para llegar a ese ideal se deberían vender la mitad de las viviendas de la ciudad, o construir 50 por ciento más de las ya existentes”.

Ayer se inauguró en la ciudad el foro ‘Cuenca 2030’ para la elaboración del Plan de Uso y Gestión de Suelo. La directora de Planificación de la Municipalidad de Cuenca, Fanny Ochoa, indica que tanto el evento como el plan, apuntan a una condensación de la población y a evitar que la ciudad se siga expandiendo innecesariamente, por lo que construir “media ciudad” más no se contempla como una opción viable a futuro.

Osorio presenta otros datos. El número de familias que vive en hacinamiento o comparten su vivienda en Cuenca llega a las 2.812, y las casas en construcción llegan a 2.860, lo que en teoría cubriría el déficit. “El arriendo no debe ser satanizado, es necesario, y debe ser regulado. Si quitamos ese universo de arrendatarios de la cifra de déficit de vivienda, prácticamente no hay tal”, señala.

La propuesta es volver a poblar el Centro Histórico. Para esto, el Municipio trabaja en el plan Cuenca RED, que mejorará espacios públicos y generará proyectos de vivienda en el Centro Histórico. Uno de los proyectos busca convertir el antiguo edificio del colegio Febres Cordero en un complejo habitacional. Otro de los planes apunta a generar opciones de vivienda en la Casa Cordero, en el sector de María Auxiliadora. Los estudios y diseños están listos.

Las iniciativas privadas se suman a este plan. Osorio indica que la presencia de jubilados extranjeros ha motivado la adecuación de casas y edificios patrimoniales para dar cabida a este nuevo mercado, que busca cercanía y comodidad, algo que se consigue en el centro de la ciudad.

La Universidad propone también que el Municipio trabaje en dos frentes, el primero para reducir la tramitología que desmotiva las adecuaciones de viviendas con valor patrimonial, y el segundo para penalizar el abandono de inmuebles, tal como pasa con los predios sin construir, que suman unos 12.000 lotes, por los que se debe pagar un impuesto a la no edificación.

Ochoa y Osorio coinciden en que la Cuenca del futuro cercano no puede seguir expandiéndose y apuntan a recuperar viviendas abandonadas. (I)
 
DATOS
-Viviendas. En el censo del 2010 se contaron 7.963 casas deshabitadas. El Municipio proyecta unos 10.000 inmuebles en esta situación, actualmente.
-Lotes. De acuerdo con los registros de pagos por terrenos no edificados, en Cuenca hay unos 12.000 lotes sin construcciones.
-Déficit. El Municipio fija el déficit de vivienda en 45.000 casas. El número de familias en hacinamiento o que comparten espacios es de 2.812.

LA CIFRA
2.812
familias viven en hacinamiento o comparten vivienda en Cuenca.

John Machado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.