Carné de discapacidad y la cédula se unificarán

FOTO: Arvhico EL TIEMPO

Desde mayo de 2020, el Ministerio de Salud (MSP) aplicará un nuevo modelo de calificación de las discapacidades, que evalúa las deficiencias médicas, psicológicas, facilidades al acceso físico, la participación social, entre otros aspectos.

El proceso concluirá en febrero de 2021 para quienes tienen carné del Conadis y para aquellos con la especie MSP arrancará en abril de 2021 y terminará en noviembre de 2022.

El agendamiento de los usuarios será según el último dígito de cédula de la persona con discapacidad. Entre mayo y junio se calificarán a las personas cuyo último dígito de la cédula sea 0. Los dos meses siguientes corresponde al 1 y así sucesivamente.

A la par, la persona con la nueva calificación podrá acercarse al Registro Civil y obtener su cédula, en la que constará la discapacidad y su porcentaje. La emisión de esta cédula por primera vez será gratuita.

El proceso de calificación es exclusivo del MSP y para el mismo cuenta, a nivel nacional, con los equipos profesionales capacitados que determinarán las distintas discapacidades y el porcentaje de la misma de forma personal.

Al momento existen 485.834 personas que poseen carné de discapacidad en el país; 166.101 de la especie del Conadis y 319.733 del MSP, que inicialmente caducaban durante 2020, pero dado el nuevo proceso de calificación su vigencia se extenderá hasta 2023.

El objetivo, según Xavier Torres, presidente del Consejo Nacional para la Igualdad de las Discapacidades (Conadis), es que hasta 2023 se eliminen los carnés porque toda la información estará registrada en la parte posterior de la cédula.

Mientras eso ocurre, el Conadis velará porque se respete la validez de los carnés y los derechos de las personas con discapacidad en trámites como la importación de automóviles o el cobro de bonos.

Torres precisó que el grado de discapacidad no está en función de lo que le falta física o mentalmente a la persona, sino de cómo supera los límites de su deficiencia y las facilidades que tiene para ello.

Por eso mencionó que casi siempre la discapacidad de una persona del campo es mayor que la de la ciudad por las limitaciones físicas y económicas que existen en lo rural.

Precisó que el porcentaje de discapacidad se evalúa de acuerdo a la restricción en la participación que presenta una persona. La médica familiar Bethy Jácome aclaró que el diagnóstico de una enfermedad no es sinónimo de discapacidad.

El nuevo proceso de calificación

Para acceder a la nueva calificación primero se debe llamar al número 171 que es el centro telefónico de atenciones del MSP. Ahí se selecciona la opción 4 de atención e información a personas con discapacidad y se agenda una cita.

Para el día de la calificación, la persona con discapacidad deberá llevar el certificado médico de su condición que debe haber sido emitido por un especialista. El mismo debe llevar la firma del galeno y el sello, de la casa de salud que le atendió pública o privada.

Este trámite debe hacerlo antes de la fecha de la cita. (I)

Carné de discapacidad y la cédula se unificarán

FOTO: Arvhico EL TIEMPO

Desde mayo de 2020, el Ministerio de Salud (MSP) aplicará un nuevo modelo de calificación de las discapacidades, que evalúa las deficiencias médicas, psicológicas, facilidades al acceso físico, la participación social, entre otros aspectos.

El proceso concluirá en febrero de 2021 para quienes tienen carné del Conadis y para aquellos con la especie MSP arrancará en abril de 2021 y terminará en noviembre de 2022.

El agendamiento de los usuarios será según el último dígito de cédula de la persona con discapacidad. Entre mayo y junio se calificarán a las personas cuyo último dígito de la cédula sea 0. Los dos meses siguientes corresponde al 1 y así sucesivamente.

A la par, la persona con la nueva calificación podrá acercarse al Registro Civil y obtener su cédula, en la que constará la discapacidad y su porcentaje. La emisión de esta cédula por primera vez será gratuita.

El proceso de calificación es exclusivo del MSP y para el mismo cuenta, a nivel nacional, con los equipos profesionales capacitados que determinarán las distintas discapacidades y el porcentaje de la misma de forma personal.

Al momento existen 485.834 personas que poseen carné de discapacidad en el país; 166.101 de la especie del Conadis y 319.733 del MSP, que inicialmente caducaban durante 2020, pero dado el nuevo proceso de calificación su vigencia se extenderá hasta 2023.

El objetivo, según Xavier Torres, presidente del Consejo Nacional para la Igualdad de las Discapacidades (Conadis), es que hasta 2023 se eliminen los carnés porque toda la información estará registrada en la parte posterior de la cédula.

Mientras eso ocurre, el Conadis velará porque se respete la validez de los carnés y los derechos de las personas con discapacidad en trámites como la importación de automóviles o el cobro de bonos.

Torres precisó que el grado de discapacidad no está en función de lo que le falta física o mentalmente a la persona, sino de cómo supera los límites de su deficiencia y las facilidades que tiene para ello.

Por eso mencionó que casi siempre la discapacidad de una persona del campo es mayor que la de la ciudad por las limitaciones físicas y económicas que existen en lo rural.

Precisó que el porcentaje de discapacidad se evalúa de acuerdo a la restricción en la participación que presenta una persona. La médica familiar Bethy Jácome aclaró que el diagnóstico de una enfermedad no es sinónimo de discapacidad.

El nuevo proceso de calificación

Para acceder a la nueva calificación primero se debe llamar al número 171 que es el centro telefónico de atenciones del MSP. Ahí se selecciona la opción 4 de atención e información a personas con discapacidad y se agenda una cita.

Para el día de la calificación, la persona con discapacidad deberá llevar el certificado médico de su condición que debe haber sido emitido por un especialista. El mismo debe llevar la firma del galeno y el sello, de la casa de salud que le atendió pública o privada.

Este trámite debe hacerlo antes de la fecha de la cita. (I)